Estados Unidos exige al régimen cubano liberar al periodista Roberto Quiñones

Por EFE
21 de Agosto de 2019 Actualizado: 21 de Agosto de 2019

Estados Unidos exigió hoy la liberación “inmediata” del periodista cubano Roberto Quiñones, condenado a un año de cárcel en su país por desobediencia y resistencia a las autoridades comunistas, en un caso que ha adquirido relevancia internacional.

“El Gobierno de EE.UU. condena fuertemente el procesamiento de Roberto Quiñones. Instamos al régimen cubano a liberar inmediatamente al Sr. Quiñones y a cesar el abuso y maltrato contra él”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

El pasado 12 de agosto el periodista presentó un recurso de apelación con el que busca obtener un nuevo juicio, tras haber sido condenado a un año de cárcel por “resistencia y desobediencia” en relación con unos hechos acaecidos el 22 de abril.

Ese día el periodista, de 61 años, fue arrestado cuando se disponía a cubrir el juicio contra una pareja de religiosos procesados por querer educar a sus hijos en su hogar.

Según su versión, fue detenido sin motivo aparente, esposado, conducido a la comisaría y golpeado en varias ocasiones, en las que asegura le lesionaron el tímpano y le causaron varios hematomas.

La Fiscalía cubana interpretó, sin embargo, que Quiñones se había resistido al arresto, por lo que le impuso una multa -el entonces acusado se negó a pagarla al considerarse inocente- y finalmente, el 7 de agosto, el tribunal lo condenó a un año de privación de libertad sustituido por trabajo correccional con internamiento.

Pompeo, que calificó los cargos de “sospechosos”, señaló que su arresto y juicio estuvieron marcados por “una desconsideración flagrante hacia las normas legales, lo que es típico del régimen cubano”.

El secretario de Estado aseguró que “las autoridades cubanas no informaron a Quiñones de los cargos contra él hasta minutos antes del juicio y no le permitieron (tener) representación legal en el juzgado”.

Además, según el Gobierno, “los fiscales del régimen no permitieron a Quiñones presentar pruebas de sus heridas (infligidas) por parte de los policías que lo arrestaron”.

Pompeo agregó que los funcionarios cubanos no han dejado que el periodista visite a su padre enfermo.

A juicio del Gobierno estadounidense, “tristemente este es un ejemplo más de la violación continua por parte del régimen cubano de los derechos humanos, incluidos los derechos a la libertad de expresión y las garantías de un juicio justo”.

Pompeo adelantó que seguirán imponiendo sanciones y restricciones al comercio para cortar los recursos del régimen de Cuba, “que usa sus ingresos para reprimir a su propio pueblo y promover el régimen de (Nicolás) Maduro en Venezuela”.

El caso ha adquirido relevancia internacional y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que representa a más de 1300 publicaciones del continente, ha criticado al régimen de Cuba, al que acusó de perseguir periodistas y censurar, según su presidenta, María Elvira Domínguez, directora del diario El País de Cali (Colombia).

Quiñones es periodista de Cubanet, un medio con sede en Miami conocido por su postura contraria a la dictadura cubana.

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS