Estados Unidos impide ingreso de productos de empresa china ante denuncias de trabajo forzado

09 de Octubre de 2019 Actualizado: 09 de Octubre de 2019

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) ordenó la detención de productos provenientes de cinco países ante denuncias de que en su fabricación participaron niños y adultos sometidos a trabajo forzado.

De acuerdo a lo estipulado, los contenedores que almacenan los productos deben permanecer en los puertos mientras el organismo estudia las acusaciones, según un informe de Diario Las Américas.

Uno de los envíos bloqueados pertenece a una empresa china que fabrica pijamas para bebés que se venden en la cadena de supermercados Costco. Los fabricantes fueron denunciados por obligar a minorías étnicas encerradas en un campo de trabajo a confeccionar las prendas.

La CBP no reveló el nombre de las compañías importadoras de los bienes, sin embargo la administración Trump anunció el 1 de octubre que además de la ropa proveniente de China, también se detuvieron carbón, oro, diamantes y otros artículos que se cree fueron producidos violando los derechos humanos por compañías en Brasil, Malasia, El Congo y Zimbabwe.

Mark Morgan, comisionado interino de la CBP, señaló que las medidas tomadas “demuestran que si sospechamos que un producto es fabricado por medio de trabajo forzado, retiraremos ese producto de los anaqueles en Estados Unidos”.

Pijamas chinos

La empresa china en cuestión vinculada a la producción de pijamas, según el comunicado de CBP, es Hetian Taida Apparel de la región occidental de Xinjiang, que obliga a musulmanes uigures y otras minorías étnicas a coser ropa en “campos de reeducación” del régimen comunista chino (también conocidos como campos de trabajo forzado) para venderla a importadores estadounidenses.

Esta foto tomada el 2 de junio de 2019 muestra los edificios del Centro de Servicios de Educación y Formación Profesional de la ciudad de Artux, que se cree es un campo de reeducación donde se detiene a la mayoría de las minorías étnicas musulmanas, al norte de Kashgar, en la región noroccidental de Xinjiang, en China. (Foto: GREG BAKER/AFP/Getty Images)

Costco comenzó a importar los pijamas fabricados por la empresa china durante septiembre, y los días 21 y 26 de mismo mes, Hetian Taida envió contenedores con mantas para bebés etiquetadas con la marca Costco, según pudo verse en registros navieros consultados por AP.

Representantes del supermercado, sin embargo, dijeron que creen que los productos “fueron producidos en una fábrica que no es la que motivó la orden de la CBP”, y aclararon que están dispuestos a “evaluar qué medidas se deben tomar con respecto a las fábricas de proveedores que pudieran tener problemas”.

Scott Nova, director ejecutivo de Worker Rights Consortium, comentó a AP que quedó impresionado por el hecho de que Costco hiciera negocios con una firma vinculada a los campos de trabajo forzado del Partido Comunista Chino (PCCh). “Hetian Taida ha sido un socio activo en la brutalidad de Beijing. El empleo de trabajos forzados por la empresa está bien documentado y la CBP tiene razón al tomar medidas”, señaló Nova.

Hasta la semana pasada, los pijamas se vendían en Costco a 14,99 dólares el par, según pudo determinar un periodista de AP.

Campos de trabajo forzado en China

Este campo de trabajo aparentemente utilizado por Hetian Taida es solo uno entre tantos campos de reeducación en China y en particular de la región occidental de Xinjiang, donde el PCCh “adoctrina políticamente” a prisioneros de conciencia, que una gran mayoría pertenecen a la etnia musulmana uigur y a practicantes de una disciplina espiritual pacífica llamada Falun Dafa.

A mediados de año se dieron a conocer una serie de videos grabados en secreto donde puede verse a prisioneros realizando trabajo forzado en el infame campo de Masanjia, así como también a detenidos esposados a camas, golpeados, heridos y en condiciones deplorables

En un video puede verse a presos trabajando en mesas repletas de diodos de alambre (un componente electrónico). Toman las piezas de una pila, las endereza y luego las pasan a otra pila. Hacen este trabajo 15 horas al día, mientras reciben comidas de subsistencia y una miseria de dinero, o en otros casos no reciben nada. 

Algunos presos, agotados, se acuestan a dormir debajo de sus mesas de trabajo, y los que protestan por el abuso son golpeados gravemente. En otro video se puede ver a uno de ellos encadenado a una cama y herido por las torturas.

Estas impactantes imágenes fueron sacadas de contrabando de Masanjia en el tiempo cercano a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Las filmaciones fueron hechas por un exitoso empresario chino llamado Yu Ming y casi logra escapar, pero fue descubierto y torturado hasta el borde de la muerte. Aún así los videos se salvaron.

Persecución

Yu, como muchos de los encerrados ilegalmente en los campos de trabajo forzado, fue encarcelado por practicar la disciplina espiritual Falun Dafa, también conocida como Falun Gong.

Falun Dafa implica hacer ejercicios de meditación y vivir de acuerdo con los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. En 1999, el entonces dictador Jiang Zemin, después de enterarse que había más personas practicando la disciplina que miembros inscritos en el Partido Comunista, ordenó una campaña para erradicarlo.

En un momento dado se llegó a estimar que los practicantes detenidos en China eran de cientos de miles hasta incluso 1 millón.

*****

Mira a continuación:

TE RECOMENDAMOS