Estados Unidos planea mejorar sus relaciones con la ASEAN y reducir la influencia china

Taiwán sería el potencial beneficiario

Por Kathleen Li
25 de Mayo de 2022 12:36 PM Actualizado: 25 de Mayo de 2022 12:38 PM

Análisis de noticias

El resultado de la cumbre Estados Unidos -ASEAN que finalizó el 13 de mayo estableció una promesa para el acuerdo de Asociación Estratégica Integral ASEAN-Estados Unidos de noviembre del presente año. Los expertos creen que Taiwán, que no es miembro de la ASEAN, se convertiría en un beneficiario de los esfuerzos estadounidenses para contrarrestar a China en el Pacífico.

Entre el 12 y el 13 de mayo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, presidió en Washington la primera cumbre especial entre Estados Unidos y la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) y anunció más de USD 150 millones en iniciativas para profundizar las relaciones entre Estados Unidos y la ASEAN y ampliar la “capacidad común para lograr objetivos compartidos”.

Entre las iniciativas, USD 60 millones se dedican a la nueva seguridad marítima regional liderada por la Guardia Costera de Estados Unidos (USCG), incluido el despliegue de activos de la USCG y la transferencia de barcos a países del sudeste asiático “para aumentar la capacidad de control marítimo de las naciones costeras”.

Biden dijo en encubierta referencia a China que la asociación intensificaría el compromiso estadounidense con el bloque de 10 países para garantizar la libertad de navegación en el Mar de China Meridional. Aunque las naciones de la ASEAN están interesadas en recibir comercio e inversiones de China, les preocupa la presencia militar de China en la región.

El reclamo de Beijing sobre el Mar de China Meridional infringe la soberanía de varias naciones del sudeste asiático. Actualmente, el Partido Comunista Chino (PCCh) tiene disputas territoriales con varios miembros de la ASEAN, como Brunei, Indonesia, Malasia, Filipinas y Vietnam, así como con Taiwán y Japón que no son miembros de la ASEAN.

Estados Unidos está “comprometido a continuar cooperando para promover el comercio y la inversión y facilitar cadenas de suministro globales resilientes y una conectividad regional fluida, incluso para bienes esenciales como suministros médicos, medicamentos, vacunas, alimentos y productos agrícolas, materias primas, productos de alta tecnología. , y otros suministros y servicios esenciales que contribuyen a la recuperación económica sostenible y la resiliencia en la región”, dice la Declaración de Visión Conjunta para la cumbre 2022 ASEAN-Estados Unidos, en una lectura especial.

Un director del Instituto de Investigación Económica de Taiwán, Hua Chia-Cheng, dijo a The Epoch Times que el Marco Económico del Indo-Pacífico (IPEF) liderado por Estados Unidos no obliga a los países a elegir entre Estados Unidos y China, sino que busca reducir la dependencia de los países de China. Al reconocer que la ASEAN está muy involucrada económicamente con China, Estados Unidos se dio cuenta de la necesidad de una cadena de suministro más diversificada y resistente en medio de la pandemia mundial y para consolidar su presencia en Asia.

“Socios comerciales confiables con valores compartidos es lo que Estados Unidos realmente busca en el Indo-Pacífico”, dijo Hua. “[La asociación] no es simplemente para reducir los aranceles entre sí, sino para establecer seguridad y confianza”.

Hua indicó que Estados Unidos y los países de la ASEAN tendrían que negociar y priorizar los campos en los que cooperarán para que los socios de IPEF puedan aliviar la presión sobre la cadena de suministro en caso de una emergencia.

“Los empresarios y las empresas taiwaneses han estado muy involucrados en el comercio de la ASEAN durante mucho tiempo, especialmente en el campo de los semiconductores. Una relación mejorada entre Estados Unidos y la ASEAN sería una excelente oportunidad para que Taiwán desempeñe un papel más fundamental en las cadenas de suministro estadounidenses”, añadió Hua.

Relaciones de China con la ASEAN y la “Iniciativa de la Franja y la Ruta”

En noviembre de 2021, China y la ASEAN pasaron a ser una “asociación estratégica integral”, según una declaración conjunta (pdf) para la Cumbre Especial ASEAN-China de 2021. Desde 2009, China ha sido el mayor socio comercial de la ASEAN durante 12 años consecutivos. Y en 2020, la ASEAN se convirtió por primera vez en el mayor socio comercial de China.

El ministerio de Comercio de China calificó a la ASEAN como una parte fundamental de su “Iniciativa de la Franja y la Ruta”, conocida como BRI por sus siglas en inglés, el nuevo corredor terrestre-marítimo para el comercio internacional.

Sin embargo, como parte de la estrategia de expansión global de Beijing, muchos países que participan en el BRI no han logrado obtener ganancias económicas y adquirieron una enorme deuda.

El BRI, que sirve como herramienta para la expansión global del PCCh, financia enormes préstamos a las naciones en desarrollo para la construcción de infraestructura.

Un trabajador chino transporta materiales para un proyecto que forma parte de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China en Laos, el 8 de febrero de 2020. (Aidan Jones/AFP vía Getty Images)

Los ostentosos proyectos del BRI se han descrito como parte de la llamada diplomacia de la trampa de la deuda, ya que los préstamos involucrados a menudo impagables obligarán a las naciones a pagar a China con bienes o tierras.

Los bancos estatales chinos otorgan préstamos que los países apenas pueden pagar. Luego, los préstamos se utilizan para pagar a las empresas chinas para construir infraestructura, incluido el desarrollo de carreteras, puertos, centrales eléctricas, minas, telecomunicaciones o instituciones bancarias.

Cuando las naciones no pueden pagar, deben otorgar activos a China, como derechos de explotación a largo plazo de los recursos naturales o arrendamientos de infraestructura construida con los préstamos.

Por ejemplo, en diciembre de 2017, Sri Lanka arrendó el principal puerto de Hambantota a Beijing por 99 años debido a su incapacidad para pagar los préstamos adeudados por el BRI por USD 1400 millones. Esto le dio al PCCh una base clave en el Océano Índico.

Una vista general de la instalación portuaria en Hambantota en Sri Lanka, el 21 de febrero de 2019. 10 de enero de 2015. (Lakruwan Wanniarachchi/AFP/Getty Images)

Un estudio de AidData, un laboratorio de investigación del Instituto de Investigación Global de William & Mary, analizó 13,427 proyectos respaldados por China en más de 165 países durante 18 años y descubrió que el valor total de los proyectos asciende a USD 843,000 millones.

Con la contribución de Joyce Liang, Antonio Graceffo y Danella Pérez Schmieloz


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.