Estados Unidos se retira del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
19 de Junio de 2018 Actualizado: 20 de Junio de 2018

Estados Unidos se retiró este martes del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, diciendo que la organización no era digna de su nombre.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, y la embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, anunciaron la salida, el martes por la noche.

“El Consejo de Derechos Humanos es un mal defensor de los derechos humanos”, dijo Pompeo. “Peor aún, el Consejo de Derechos Humanos se ha convertido en un ejercicio de desvergonzada hipocresía, ignora muchas de las peores violaciones de derechos humanos del mundo, y algunos de los peores violadores del mundo se sientan en el Consejo mismo”.

Pompeo nombró a China, Cuba y Venezuela como algunos de los peores violadores de los derechos humanos que forman parte del consejo. Haley dijo que el consejo ignora los abusos en Venezuela e Irán, al tiempo que admite a conocidos violadores de los derechos humanos como la República Democrática del Congo.

Tanto Haley como Pompeo señalaron la parcialidad de la organización contra Israel. Desde el inicio, el consejo aprobó más resoluciones contra Israel que contra el resto del mundo en conjunto, dijo Pompeo.

Estados Unidos intentó reformar el consejo durante más de un año, dijeron Pompeo y Haley, pero sus esfuerzos enfrentaron la resistencia de países que lo utilizan como una herramienta para protegerse de las críticas.

“Durante demasiado tiempo, el Consejo de Derechos Humanos ha sido un protector de los violadores de los derechos humanos y una cloaca para el sesgo político”, dijo Haley.

Mientras tanto, los aliados de Estados Unidos en el consejo se negaron a ayudar públicamente, a pesar que se les dieron muchas oportunidades para hacerlo. Muchos de los países se sintieron avergonzados por el trato que el consejo le dio a Israel, pero no lo manifestaron públicamente, señaló Haley.

Los aliados de Estados Unidos en el consejo trataron de persuadir a Washington para que permaneciera en el mismo, diciendo que el hecho de que Estados Unidos fuera miembro otorga a la organización su última pizca de credibilidad. Haley dijo que esta es la razón por la que Estados Unidos se va.

La embajadora dijo que Estados Unidos seguirá trabajando en los derechos humanos fuera del consejo.

Al hablar ante la Asamblea General de Naciones Unidas el año pasado, Trump dijo que es una vergüenza que algunos de los mayores violadores de los derechos humanos del mundo tengan un lugar en el Consejo de Derechos Humanos.

TE RECOMENDAMOS