“Esto es un robo”: Gordon Chang condena la represión de China a Didi días después de la OPI

Por CATHY HE Y JAN JEKIELEK
15 de Julio de 2021 6:53 PM Actualizado: 15 de Julio de 2021 6:53 PM

La reciente represión de Beijing contra la plataforma de transporte compartido, Didi Global, demuestra que la prioridad absoluta del régimen comunista es el control, según el experto en China, Gordon Chang.

El 2 de julio, el regulador de Internet del régimen chino ordenó a la empresa que dejara de registrar nuevos usuarios, a la espera de un proceso de revisión de seguridad. Esto se produjo solo dos días después de que Didi comenzara a cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York, recaudando 4400 millones de dólares en una de las ofertas públicas iniciales (OPI) de Estados Unidos más grandes de la última década.

Desde entonces, las autoridades chinas han retirado la App de las tiendas móviles y la ha multado por no informar sobre acuerdos de fusión anteriores. Mientras tanto, sus acciones se han desplomado, cotizando a un 12 por ciento por debajo del valor original de sus acciones a partir del jueves.

El endurecimiento de las medidas demuestra que al Partido Comunista Chino (PCCh) “no le importa el dinero tanto como la gente cree”, dijo Chang, autor de “The Coming Collapse of China” (El próximo colapso de China), en el programa “American Thought Leaders” de Epoch TV, durante la Conferencia de Acción Política Conservadora celebrada en Texas, el 10 de julio. “Lo que realmente le importa es el control absoluto, no sólo sobre las empresas estatales sino también sobre las empresas privadas dominantes”.

Para Chang, la represión de Beijing justo después de la OPI de Didi equive a un robo. “Esto es un robo porque podrían haberlo hecho antes de la OPI”, dijo.

“Aquellos que invirtieron en Didi Global… sufrieron pérdidas debido a lo que hizo China”.

La plataforma de transporte compartido no es la única empresa que se enfrenta a la ira del régimen chino. El regulador de ciberseguridad de China actuó el 5 de julio contra más empresas de tecnología chinas que habían sido incluidas recientemente en la bolsa de Nueva York: dos aplicaciones de transporte y una aplicación de contratación online.

El 10 de julio, el regulador de Internet chino decidió exigir a las empresas de tecnología nacionales que se sometieran a revisiones de seguridad antes de cotizar sus acciones en el extranjero.

Los analistas dicen que la represión de Beijing refleja sus crecientes temores de que las empresas tecnológicas ricas en datos puedan exponer datos confidenciales a gobiernos extranjeros si la empresa cotiza en el extranjero.

Chang dijo que los acontecimientos deberían provocar un replanteamiento importante por parte de Wall Street sobre la inversión en acciones chinas. Este debería ser especialmente el caso, dijo, dado que el régimen echó a pique la oferta pública inicial masiva planificada de Ant Group, la filial de tecnología financiera de Alibaba, cuando los reguladores anunciaron una investigación sobre sus prácticas crediticias días antes de que saliera a bolsa en Shanghai y Hong Kong.

La comunidad empresarial ha tenido un interés de larga data en ampliar sus relaciones con China, dijo Chang. “Siempre existe la esperanza de que China produzca ganancias”.

Pero el líder chino Xi Jinping está moviendo al país en otra dirección, dijo, y agregó que Xi quiere que los mercados financieros y otros sectores estén bajo el control del régimen.

“Para él, el Partido Comunista debe tener el control absoluto de la sociedad, y luego él debe tener el control absoluto del Partido”.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET

Siga a Jan en Twitter: @JanJekielek


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.