Estrategia de defensa antimisiles de Trump busca instalar bases en el espacio

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
17 de Enero de 2019 Actualizado: 17 de Enero de 2019

El presidente Donald Trump anunciará en el Pentágono el 17 de enero una nueva y ambiciosa estrategia de defensa contra misiles que tendrá como objetivo desarrollar sensores espaciales para detectar misiles enemigos y armamento orbital al estilo Guerra de las Galaxias para derribarlos.

“Creo que el espacio es la clave para el siguiente paso en la defensa contra misiles”, dijo un alto funcionario de la administración Trump a los periodistas en una conferencia de prensa en la que se adelantó el anuncio del presidente. “Una capa de sensores situados en el espacio es algo que buscamos para ayudar a obtener una alerta temprana, rastreo y discriminación de misiles cuando son lanzados”.

El presidente Ronald Reagan presentó en la década de 1980 una iniciativa “Guerra de las Galaxias” que nunca llegó a materializarse.

Según el subsecretario de Defensa para Investigación e Ingeniería, Michael Griffin, los sensores espaciales pueden ayudar a detectar misiles hipersónicos, que son difíciles de detectar con los sistemas convencionales. Rusia y China afirman haber desarrollado un misil hipersónico que puede evadir los sensores convencionales.

El funcionario agregó que los aspectos de los sistemas de defensa antimisiles radicados en el espacio sólo están siendo estudiados en la actualidad.

Las inversiones se suman a los planes previamente anunciados por Estados Unidos para incrementar el número de interceptores terrestres en los próximos años, aumentando el número de interceptores situados en Fort Greely, Alaska, de 44 a 64.

Los aspectos espaciales de la estrategia de defensa antimisiles concuerdan con los esfuerzos de Trump por alcanzar a los adversarios de Estados Unidos en el espacio. Rusia y China han desarrollado sistemas avanzados que pueden inutilizar satélites.

A principios de esta semana el Pentágono advirtió en un informe que el ejército chino estaba “a punto de desplegar algunos de los sistemas de armas más modernos del mundo”.

“China está construyendo una fuerza robusta y letal con capacidades que cubren los ámbitos aéreo, marítimo, espacial y de información, lo que permitirá a China imponer su voluntad en la región”, dice el informe.

El sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos está destinado principalmente a contrarrestar las amenazas de potencias extranjeras con pequeños arsenales nucleares, incluyendo Corea del Norte, según funcionarios militares. Estados Unidos confía en su arsenal nuclear para disuadir posibles ataques de superpotencias nucleares como China y Rusia.

Trump está listo para pronunciar su discurso mientras los funcionarios norcoreanos se dirigen a Estados Unidos para discutir una posible segunda cumbre con Kim Jong Un, según informan los medios de comunicación surcoreanos. Los dos líderes se reunieron en Singapur el año pasado. Desde entonces, Corea del Norte no ha realizado ningún ensayo de misiles ni de bombas nucleares.

No está claro hasta qué punto el informe destacaría a Corea del Norte. El alto funcionario de la administración Trump sugirió que al menos se mencionara.

El gobierno de Trump impuso sanciones paralizantes a Corea del Norte con el objetivo de obligar a Kim Jong Un a abandonar sus armas nucleares y sus programas de misiles. Estados Unidos busca la desnuclearización completa, irreversible y verificable de Corea del Norte antes de levantar las sanciones.

 

A continuación:

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS