Estrategia de disuasión de EE.UU. con Irán envía un mensaje a Corea del Norte, señalan expertos

Por Bowen Xiao
09 de Enero de 2020 Actualizado: 10 de Enero de 2020

La muerte del principal general de Irán y la respuesta de Estados Unidos a Teherán es “profundamente preocupante” para Corea del Norte y podría tener profundas ramificaciones económicas y políticas para el régimen comunista, un aliado clave de Irán, dicen los expertos.

Hay varios factores en cuestión que podrían afectar a Corea del Norte, dijo Gordon Chang, comentarista y autor de “The Coming Collapse of China” (El próximo colapso de China), a The Epoch Times. Señaló que Irán paga 3000 millones de dólares anuales a Pyongyang por varias formas de cooperación —cerca del 10 por ciento del producto interno bruto de Corea del Norte.

“La muerte de Soleimani significa que Kim podría perder temporalmente estas importantes fuentes de ingresos”, dijo Chang por correo electrónico.

El general Qassem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de Irán, fue abatido en la madrugada del 3 de enero en un ataque aéreo estadounidense ordenado por el presidente Donald Trump, quien había dicho que el general estaba planeando un ataque inminente contra ciudadanos estadounidenses. Este ataque se produce después de repetidos ataques en los últimos meses por grupos terroristas chiítas apoyados por Irán contra bases que albergan tropas estadounidenses en Irak.

“Kim tiene que estar preocupado de que Trump estuviera dispuesto, de forma impredecible, a hacer caso omiso de los establecimientos de política exterior en Washington y a ejercer el poderío estadounidense”, añadió Chang. “Trump demostró que no se paralizará en la inacción”.

También significa que el líder de Corea del Norte “casi con seguridad” perderá los honorarios que había ganado por entrenar a los agentes representativos de Irán, por lo menos a corto plazo, según Chang. Los misiles lanzados por Irán el 8 de enero, que apuntaron pero no dañaron a ninguna de las fuerzas estadounidenses en Irak, mientras tanto, se cree que son del modelo Qiam, que según Chang se “basa en un diseño norcoreano”.

“Soleimani era responsable para los apoderados, por lo que su muerte tiene el potencial de interrumpir la relación en los próximos meses”, dijo Chang. “También se pensaba que el general iraní era el encargado, o uno de los encargados, de la relación general de Irán con Pyongyang”.

Irán sigue siendo el “peor Estado promotor del terrorismo”, según el informe Country Reports on Terrorism 2018 (Informes por países sobre terrorismo 2018), publicado por el Departamento de Estado de Estados Unidos el 1 de noviembre de 2019. El régimen ha financiado grupos terroristas internacionales como Hezbolá, Hamás y la Jihad Islámica Palestina.

Cuando Irán prometió vengar la matanza de Soleimani, el 8 de enero Trump advirtió al régimen islámico que Estados Unidos respondería rápidamente. Como ningún estadounidense resultó herido en el ataque con misiles un día antes, Trump optó por las sanciones y dijo que estaba listo para la paz.

Las acciones de Estados Unidos, al combatir a Irán, envían un mensaje general a Corea del Norte de que “hay un límite a la paciencia de Estados Unidos”, dijo The Epoch Times, Mark Cancian, asesor principal del Programa de Seguridad Internacional del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés).

“No veo ninguna posibilidad de que los EE.UU. opten por atacar a los líderes norcoreanos hoy en día, pero si los norcoreanos causaran bajas en los EE.UU. como lo hizo Soleimani, entonces los EE.UU. podrían tomar represalias”, dijo Cancian por correo electrónico.

La muerte de Soleimani envía un mensaje a las potencias mundiales de que las reglas han cambiado con respecto a las anteriores administraciones estadounidenses en el sentido de que Estados Unidos “no tolerará que los maestros del terror y sus promotores estatales maten o dañen a los estadounidenses”, según Peter Huessy, presidente de Geostrategic Analysis, una empresa consultora de defensa en Potomac, Maryland.

“Sabemos que los ataques terroristas de Corea del Norte han disminuido de manera significativa desde que Trump reforzó la política de disuasión de Estados Unidos, incluyendo la adición de gastos de defensa a nuestro presupuesto de defensa, para nuestras fuerzas del Pacífico”, dijo Huessy.

En el caso de que las condiciones entre Estados Unidos e Irán continúen aumentando o intensificándose, el líder de Corea del Norte “podría tratar de obtener concesiones del gobierno de Estados Unidos participando en una retórica semi-agresiva y en actividades al margen”, dijo Robert J. Bunker, profesor adjunto de investigación del Instituto de Estudios Estratégicos en la Escuela de Guerra del Ejército de Estados Unidos, a The Epoch Times.

“Sin embargo, tales actividades permanecerían por debajo de los umbrales de las transgresiones y la agresividad iraníes”, añadió Bunker. “La intención es ganar libertad de acción y beneficios internacionales mientras la administración de Estados Unidos está preocupada por Irán pero no para reemplazarlo como la ira de la atención de Trump”.

En su reciente discurso a la nación sobre Irán, Trump no ofreció detalles sobre las sanciones adicionales que dijo que se impondrían al régimen. Según el presidente, los ataques de Irán no pudieron perjudicar a ningún estadounidense debido a “las precauciones tomadas, la dispersión de las fuerzas y un sistema de alerta temprana que funcionó muy bien”.

Bunker señaló que si los elementos organizativos del régimen norcoreano en el futuro fueran designados alguna vez como organizaciones terroristas extranjeras, el liderazgo de Corea del Norte “sería también concebible como un juego justo para los propósitos de los objetivos de Estados Unidos”.

“Pero los obstáculos para poder atacar a estos líderes en el futuro seguirían existiendo”, añadió Bunker.

Las tensiones entre Irán y Estados Unidos y sus aliados, incluyendo Arabia Saudita, han aumentado desde que Washington se retiró del acuerdo nuclear de 2015 en 2018 y reimpuso sanciones contra Teherán.

Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo con Irán porque “no protegió los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos” y “permitió su comportamiento maligno, mientras que en el mejor de los casos retrasó su capacidad de conseguir armas nucleares y le permitió preservar la investigación y el desarrollo nuclear”, según la Casa Blanca.

Ivan Pentchoukov contribuyó a este informe

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_

***

Descubre

¿Cuántos países realmente comunistas hay en el Mundo?

TE RECOMENDAMOS