Estrella vegana de Instagram es duramente criticada por comer 20 plátanos al día durante su embarazo

Por La Gran Época
06 de Mayo de 2019 Actualizado: 07 de Mayo de 2019

La sensación de Instagram Loni Jane estaba embarazada de seis meses cuando declaró que vivía con una dieta de básicamente 20 plátanos al día. Sus amigos dijeron que estaba “loca” por comer tantos plátanos; algunos expertos y comentaristas de Internet la llamaron “irresponsable”, incluso “narcisista”.

Sin embargo, el bebé de Loni nació como un “niño grande y fuerte”, dijo en su momento, que está “cumpliendo todos estos hitos”. ¿Ha demostrado la vegana de cuerpo delgado de 31 años de edad que todos los expertos en nutrición y los detractores se equivocan con su embarazo vegetariano a base de dieta de frutas?

Loni dio a luz a Rowdy Nash, un bebé sano y robusto de aproximadamente 4 kilos en marzo del 2014. A pesar de todas las críticas que se le hicieron, diciendo que su bebé nacería “enfermo”, dijo que Rowdy estaba “prosperando” a los 3 meses de edad.

“Esta no es una dieta que yo recomendaría a una mujer embarazada”, dijo Shona Wilkinson, nutricionista jefe de nutricentre.com, a Mail Online en noviembre del 2013, antes del nacimiento de Rowdy. “Las proteínas y las grasas son importantes en nuestra dieta, especialmente durante el embarazo”.

Después que Rowdy nació, la primera vez en Brisbane, Australia, su madre dijo que sabía lo que estaba haciendo. “Es un sentimiento muy bueno demostrarle a mucha gente que lo que estaba haciendo era lo correcto”, dijo a 9 Stories.

“Creo mucha gente no quiere creer que algo tan simple realmente funciona”, agregó. Su dieta totalmente vegetal la ha mantenido “en buena forma”, dijo, “prueba viviente de que no tienes que convertirte en una ballena cuando estás embarazada”.

Ver esta publicación en Instagram

This shit is BANANAS! dreamland.

Una publicación compartida de Loni Jane (@lonijane) el

Now 5, Rowdy, también, es un gran fanático de los plátanos. Se le puede ver masticando la fruta amarilla tropical entre las fotos recientes de las bebidas de jugo favoritas de su madre y las salidas familiares a la playa en Instagram. Loni dice que a su hijo le encanta la comida cruda: frutas, verduras; mientras que su hija, que nació más tarde, en un momento en que Loni comía más comida cocida, come menos comida cruda.

En una entrevista por podcast en 2018, Loni dijo que lo único que haría de manera diferente durante el embarazo sería tomar algunos suplementos minerales como el zinc.

Ver esta publicación en Instagram

‘Ripe ripe baby…..

Una publicación compartida de Loni Jane (@lonijane) el

La estrella de Internet de Queensland, Australia, se convirtió en un éxito por publicar fotos combinando su escultural cuerpo con coloridas cenas vegetarianas, batidos, amigos, yoga, sus hijos y su pareja; todas las características de un estilo de vida vegetariano extremo. También publicaba fotos de sus dos embarazos.

Ver esta publicación en Instagram

Mini thai bananas

Una publicación compartida de Loni Jane (@lonijane) el

El viaje de Loni hacia la salud y la nutrición comenzó después de años de abusar de su cuerpo, viviendo un estilo de vida “festivo” de beber y comer comida chatarra, con una total indiferencia por su cuerpo y mente. Eran los días anteriores a la aparición de Internet, en los años 90, cuando la gente no tenía acceso a todo el conocimiento que ahora tenemos. Tenía poca energía y siempre sentía frío.

Ver esta publicación en Instagram

Chews on erry thang

Una publicación compartida de Loni Jane (@lonijane) el

Se propuso hacer un cambio en su dieta al ver primero a un naturópata para ayudarla a poner su dieta en orden, y eso finalmente la llevó a una dieta vegana popular entre los atletas llamada “80/10/10”, creada por el Dr. Douglas Graham. Consiste en comer 80 por ciento de frutas y verduras, 10 por ciento de proteínas y 10 por ciento de grasas. Y con el paso de los años, Loni adaptó el plan a sus propios gustos. La dieta de 20 bananas durante el embarazo fue una modificación del plan 80/10/10, reportó Daily Mail.

Ver esta publicación en Instagram

A WORKING MUM. At the end of 2017 I spoke about my struggles with finding a balance between Mum life and career. I had major guilts about leaving my kids in someone else hands and I also had deep sorrow for a passionate career I was neglecting. Both of these things were so important to me, my kids are everything but I also wouldn’t be the mother I am if I wasn’t that passionate person that I was well before they came along. I found myself losing a huge part of what makes me ME, my passion to share, my self care, helping others, dreams and financial stability for my family. 2018 I let go slightly of the kids and it allowed me to have a couple of days a week that I was able to focus on my work, my passion for studying health, to research, to read, to practice self love and care, to write and to take action on my dreams all of this jammed into a broken 24 hours. I was struggling to do this when the kids were with me 24/7 I couldnt keep the house clean let alone sit down and have a moment to myself to clear my headspace. I’m a very introspective person and I need my alone time, I’ve always been this way and some people don’t need it at all, but I need it to function at my highest level. Im not the type to lean on others for emotional support, I have the ability to filter it myself without it becoming a problem, but I noticed when I wasn’t able to have any time away from the kids and while trying to juggle it all when sever sleep deprivation haunted me daily I was losing my headspace, the anxiety crept in, my worries were intense, the negative mind chatter was loud and obnoxious, and I lost motivation to love and care for myself, for all the love I had I gave it away to others which left me little love for myself. 2018 was a juggle, the work, the motherhood, a social life, a career, a partnership..And I’m still in the peak of it all right now I have been working day and night to complete 2 books and engage with you. I can feel a change coming and I’m welcoming it with open arms ????

Una publicación compartida de Loni Jane (@lonijane) el

“No era para perder peso o para una solución rápida. Estaba internamente muy enferma”, dijo Loni, a través del Daily Mail. “Me estaba matando lentamente. Si hubiera seguido viviendo ese estilo de vida, habría terminado con una enfermedad como el cáncer o el envejecimiento prematuro. Así que, dejar esa comida fue muy simple para mí”.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS