Estudiantes demócratas y republicanos condenan infiltración del PCCh en universidades de EE.UU.

Por Bill Pan
15 de Mayo de 2020 12:14 AM Actualizado: 15 de Mayo de 2020 12:14 AM

En un esfuerzo bipartidista raramente visto, las organizaciones de estudiantes universitarios de los partidos demócratas y republicanos están uniendo fuerzas contra la “campaña de largo plazo” del régimen comunista chino para ejercer influencia en los campus estadounidenses.

“Los intentos flagrantes del gobierno chino de coaccionar y controlar el discurso en las universidades de los Estados Unidos y en todo el mundo representan una amenaza existencial para la libertad académica tal como la conocemos”, se lee en una declaración conjunta (pdf) del College Republican National Committee y el College Democrats of America, que representa a unos 350,000 estudiantes en más de 45 estados.

Las dos organizaciones políticas estudiantiles instaron a los colegios y universidades a tomar “acciones inmediatas” para contrarrestar la “interferencia autoritaria” de Beijing, citando una lista de actividades conocidas y en curso destinadas a ampliar el alcance y el poder del Partido Comunista Chino (PCCh). Ellos mencionaron específicamente a los Institutos Confucio financiados por Beijing, que todavía están en funcionamiento en unas 70 escuelas en todo Estados Unidos.

“El Partido Comunista Chino ha establecido programas en universidades, especialmente en los Institutos Confucio, que son puntos de venta de poder blando que promueven la autocensura, censuran arbitrariamente la discusión de temas ‘sensibles’ al Partido Comunista Chino, utilizan prácticas de contratación discriminatorias y propagan descaradamente desinformación”, dijeron los grupos en el comunicado, recomendando el cierre” inmediato y permanente” de todos los Institutos Confucio en la nación.

Un Instituto Confucio de la Universidad del Norte de Florida en esta foto de archivo. Desde entonces, el instituto ha sido cerrado por la universidad. (Huang Yuntian/The Epoch Times)

Las organizaciones de estudiantes universitarios señalaron en una carta conjunta que la Asociación China de Estudiantes y Académicos (CSSA) es manipulada por el régimen chino para promover los propios intereses del PCCh a expensas de los derechos individuales de los estudiantes. Las organizaciones citaron un incidente de 2017, cuando la CSSA de la Universidad de Maryland desempeñó un papel principal en el acoso escolar de la estudiante china Yang Shuping, quien en su discurso de graduación, elogió “el aire fresco de la libertad de expresión” que encontró ausente en China pero que disfrutó en los Estados Unidos.

Asimismo, llamaron a la CSSA una organización “coaccionada ilegítimamente” y exigieron la revocación de cualquier estado organizacional o de club otorgado a la CSSA. También pidieron a las instituciones de educación superior que revelen por completo cualquier vínculo financiero y académico con cualquier “agencia y representación estatal” china, y que creen sistemas que les permitan a los estudiantes denunciar violaciones y otras “invasiones generales sobre la libertad académica”.

Además de advertir contra la infiltración del PCCh, las organizaciones de estudiantes universitarios también condenaron “el sentimiento, la violencia y los actos de odio anti-asiáticos”.

“Las acciones del Partido Comunista Chino representan una inmensa amenaza para la libertad académica y la dignidad humana”, decía la carta conjunta. “Es imperativo que distingamos este régimen totalitario del pueblo chino, a quien debemos defender firmemente de los abominables actos de xenofobia, racismo y odio”.

Descubra a continuación

El Instituto Confucio es “peligroso” y un “centro de espías”, dice un experto

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.