Estudio de CDC: Nuevos refuerzos de vacuna COVID tienen pobre rendimiento contra infección sintomática

Por Zachary Stieber
23 de Noviembre de 2022 3:06 PM Actualizado: 23 de Noviembre de 2022 3:06 PM

Los nuevos refuerzos de la vacuna COVID-19 proporcionan una pobre protección contra la infección sintomática, según un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. publicado el 22 de noviembre.

La eficacia absoluta de la vacuna fue del 50 por ciento o menos entre las personas que recibieron uno de los nuevos bivalentes después de haber recibido dos o más dosis de la vacuna original, estimaron los investigadores de los CDC.

Entre las personas de 65 años o más —el grupo de edad con mayor riesgo de contraer COVID-19— una vacuna bivalente proporcionó como máximo un 32 por ciento de protección, según el estudio.

El estudio proporciona las primeras estimaciones de la eficacia de las vacunas de refuerzo, fabricadas por Pfizer y Moderna y autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. a finales de agosto, a pesar de no disponer de datos de ensayos en humanos.

Poco después, los CDC recomendaron que prácticamente todos los estadounidenses mayores de 12 años recibieran una de las nuevas vacunas, que contienen componentes de las subvariantes BA.4/BA.5 Omicron en lugar de la cepa original Wuhan.

El nuevo estudio se basa en los resultados de un programa de pruebas de los CDC de ámbito nacional denominado Incremento del Acceso Comunitario a las Pruebas, que proporciona pruebas gratuitas a personas de algunas zonas de Estados Unidos. Se ha publicado en la revista propia de los CDC.

Los investigadores analizaron cientos de miles de pruebas y estratificaron los resultados según el número de dosis recibidas y la edad.

Descubrieron que una bivalente tras dos dosis proporcionaba un 41 por ciento de protección a las personas de 18 a 49 años, un 50 por ciento a las de 50 a 64, y solo un 32 por ciento a las de 65 años o más.

La protección era del 43 por ciento, 25 por ciento y 19 por ciento tras recibir una bivalente después de tres dosis.

Las estimaciones de protección de la cuarta dosis fueron del 28 por ciento para las personas de 50 a 64 años, y del 23 por ciento para las de 65 años o más.

El estudio no analizó la eficacia contra la enfermedad grave. La protección contra la enfermedad grave de las antiguas dosis de refuerzo estaba disminuyendo considerablemente frente a las nuevas subvariantes de Omicron, según un estudio de octubre.

Comparación con los antiguos refuerzos

Los investigadores también compararon la eficacia de los nuevos refuerzos con la de los antiguos refuerzos, que dejaron de administrarse a principios de septiembre y habían proporcionado poca protección contra la infección.

Descubrieron que los nuevos refuerzos proporcionaban una mejor protección.

La eficacia relativa, o la eficacia comparada con las antiguas dosis de refuerzo, fue del 30 por ciento al 56 por ciento entre las personas de 18 a 49 años, del 31 por ciento al 48 por ciento entre las personas de 50 a 64 años, y del 28 por ciento al 43 por ciento entre los ancianos.

La eficacia fue peor cuando las personas recibieron un refuerzo bivalente poco después de una vacuna monovalente. Fue mayor cuando las personas recibieron una bivalente ocho o más meses después de una monovalente.

Los investigadores recomiendan refuerzos

Los científicos de los CDC afirmaron que los resultados respaldan la posición del gobierno de EE.UU. de que prácticamente todos los estadounidenses reciban un nuevo refuerzo.

“Las dosis de refuerzo de ARNm bivalente proporcionan una protección adicional contra el SRAS-CoV-2 sintomático en personas inmunocompetentes que anteriormente solo recibieron la vacuna monovalente, con beneficios relativos que aumentan con el tiempo transcurrido desde la recepción de la dosis de vacuna monovalente más reciente”, dijeron.

“Estos hallazgos apoyan la actual política de vacunación de COVID-19 que recomienda una dosis de refuerzo bivalente para los adultos que han completado al menos una serie de vacunación primaria de ARNm, independientemente del número de dosis monovalentes recibidas previamente”.

Las limitaciones del estudio incluyeron el autoinforme sobre el estado de vacunación y los antecedentes de infección previa. Los investigadores señalaron que no pudieron estratificar las estimaciones de la vacuna en función de la presencia de una infección previa, lo que se conoce como inmunidad natural y confiere una protección mayor que la de las vacunas.

El Dr. Robert Malone en Washington el 29 de junio de 2021. (Zhen Wang/The Epoch Times)
El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, en Washington el 22 de noviembre de 2022. (Jim Watson/AFP vía Getty Images)

Malone no está de acuerdo

El Dr. Robert Malone, que ayudó a desarrollar la tecnología de ARN mensajero que Pfizer y Moderna utilizan con sus vacunas, dijo que la conclusión en apoyo de las recomendaciones actuales de refuerzo no estaba respaldada por los resultados del estudio.

“Si su criterio es que la mejora de la protección contra la infección es su único criterio, y no han hecho un análisis riguroso de la seguridad y sobre el riesgo probado de la impronta inmunológica, entonces eso no es una base adecuada para hacer una recomendación de vacunación”, dijo Malone a The Epoch Times.

“La recomendación de la vacunación con estos productos debe incluir su eficacia en la protección contra la infección, la enfermedad grave, la muerte, y la seguridad asociada al producto. Y en particular, un énfasis en la impresión inmunológica y los efectos inmunológicos a largo plazo”.

Los investigadores no mencionaron la seguridad en el nuevo estudio.

La impronta inmunológica se refiere a un sistema inmunitario que se bloquea en una respuesta a una cepa de virus antigua. Malone lleva más de un año advirtiendo sobre la impronta, y los científicos que están detrás de los estudios recientes sobre las nuevas vacunas de refuerzo dijeron que era una preocupación.

Varios estudios han descubierto que la eficacia de las vacunas se vuelve negativa con el paso del tiempo.

Fauci promueve los refuerzos

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, declaró en una conferencia de prensa en Washington el 22 de noviembre que la gente debería recibir refuerzos, aunque reconoció que la protección disminuye.

Fauci, que también es el principal asesor médico del presidente Joe Biden, señaló el nuevo estudio de los CDC.

“Todo el mundo se pregunta: ¿Dónde están los datos de eficacia clínica? Ahora se han publicado en el MMWR de los CDC esta mañana”, dijo.

La eficacia clínica se refiere a los resultados de un ensayo clínico. El documento de los CDC no procede de un ensayo clínico. Todavía no hay resultados de la eficacia clínica de ninguno de los nuevos refuerzos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.