Estudio: Más del 80% de los estadounidenses rechazaron el último refuerzo de vacuna contra el COVID

Por Mary Gillis
09 de Octubre de 2023 11:06 PM Actualizado: 09 de Octubre de 2023 11:06 PM

La mayoría de los estadounidenses que cumplían los requisitos para recibir un refuerzo bivalente de COVID-19 decidieron no hacerlo, y los investigadores dicen saber el por qué.

En investigaciones anteriores se descubrió que más del 80 por ciento de los estadounidenses que cumplían los requisitos para recibir el refuerzo decidieron no hacerlo. Una nueva encuesta realizada entre el 13 de febrero y el 29 de marzo a casi 2200 encuestados de Arizona, con una edad media de 53 años, reveló por qué aquellos que decidieron renunciar a la vacuna de refuerzo lo hicieron en otoño del 2022.

Los que evitaron la vacuna lo hicieron por cinco razones principales. Casi el 40 por ciento afirmó que ya se había infectado con el virus del COVID-19. Más del 30 por ciento estaban preocupados por los efectos secundarios de la vacuna, y el 28,6 por ciento consideraba que el refuerzo bivalente no proporcionaría más protección que las dosis que ya habían recibido. Alrededor del 23 por ciento estaban preocupados por la seguridad de la vacuna o creían que la dosis adicional no protegería contra una infección por COVID-19. El 12 por ciento dijo que no creía que el refuerzo les protegiera contra enfermedades graves o la muerte.

Los nuevos hallazgos, publicados en Vaccine, son preocupantes para la autora principal del estudio, Elizabeth Jacobs, profesora de epidemiología en la Facultad de Salud Pública Mel y Enid Zuckerman de la Universidad de Arizona con un doctorado en ciencias de la nutrición.

“Nuestros resultados indican que muchas personas no saben que un refuerzo proporciona protección adicional incluso si ya fueron infectadas o que la eficacia de los refuerzos anteriores disminuye con el tiempo debido a nuevas variantes”, dijo Jacobs en un comunicado de prensa.

Razones adicionales por las que se rechaza la vacuna

Las otras razones menos comunes por las que la gente rechazó la vacuna de refuerzo fueron que los participantes en la encuesta:

-No sabían que cumplían los requisitos.
-No sabían que la vacuna estaba disponible.
-No tenían tiempo.
-No sabían dónde vacunarse.
-No se dieron cuenta de que era una nueva vacuna de refuerzo después de ver el anuncio.
-Les preocupaba tener que ausentarse del trabajo para vacunarse.
-Les preocupaba el coste y cómo pagarlo.

Los datos también muestran que los encuestados dieron respuestas diferentes en función de sus características personales. Los menores de 53 años, las mujeres, los hispanos y las personas con menor nivel educativo y de ingresos eran menos propensos a vacunarse.

¿Proporciona el refuerzo protección adicional?

El COVID-19 evoluciona continuamente. Pero la pregunta sigue en el aire: ¿Proporciona el refuerzo bivalente protección adicional contra el virus?

El refuerzo bivalente recibió críticas dispares. La vacuna actualizada está pensada para proteger tanto contra la cepa de COVID-19 original como contra la variante omicron, y los Institutos Nacionales de Salud (NIH) afirman que es “significativamente más eficaz que los refuerzos originales a la hora de prevenir las hospitalizaciones y la muerte por COVID-19”.

Sin embargo, un estudio del 2023 descubrió que la vacuna bivalente dirigida al omicron sólo era un 31 por ciento efectiva en personas de 18 a 59 años y un 14 por ciento efectiva en personas de 60 a 85 años que habían recibido previamente la serie de vacunación primaria y al menos una dosis de refuerzo.

El estudio también mostró que la infección previa por omicron proporcionaba una mayor protección que la vacunación bivalente entre las personas, “aunque el tiempo transcurrido desde la infección previa por omicron fuera mayor que el tiempo transcurrido desde la vacunación bivalente”, escribieron los autores.

El estudio continuó diciendo que la combinación de vacunación e infección, denominada inmunidad híbrida, proporciona mejor protección contra la infección que la vacunación sola.

Efectos secundarios

Se sabe que la vacuna contra el COVID-19 está asociada a varios efectos secundarios, aunque poco frecuentes, como la anafilaxia, que se produce en aproximadamente cinco casos por cada millón de dosis. El síndrome de Guillain-Barré (SGB) tras la vacunación contra el COVID-19 también es un efecto secundario conocido. El SGB es un trastorno neuromuscular que da lugar a células nerviosas dañadas que pueden causar debilidad muscular y a veces parálisis.

Además, también pueden producirse miocarditis y pericarditis tras la vacunación contra el COVID-19. La miocarditis es la inflamación del propio músculo cardiaco, mientras que la pericarditis es la inflamación del revestimiento externo del corazón. Los datos muestran que los varones entre el final de la adolescencia y el principio de la veintena son los más susceptibles de padecer esta enfermedad, y es más probable que se produzca después de una segunda dosis de la vacuna.

Se observó trombosis con síndrome de trombocitopenia (STT) (que provoca coágulos de sangre) tras la vacunación contra el COVID-19, pero está más estrechamente relacionada con la vacuna contra COVID de J&J. El número de casos por millón de dosis es bajo: sólo 4 de cada 1 millón.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.