Estudio revela que proyecto de gasto subiría impuestos a clase media, a pesar de promesa de Biden

Por Christopher Burroughs
12 de Noviembre de 2021 2:44 PM Actualizado: 12 de Noviembre de 2021 4:26 PM

El plan de gastos “Build Back Better” del presidente Joe Biden aumentaría los impuestos a los estadounidenses de clase media, según un estudio publicado el jueves, a pesar de que el presidente prometió que los impuestos solo aumentarían para los estadounidenses que ganan 400,000 dólares o más al año.

El estudio del Tax Policy Center reveló, en cambio, que un porcentaje significativo de hogares de ingresos medios pagaría más impuestos en 2022 según la legislación actual.

“Teniendo en cuenta todas las disposiciones fiscales principales, aproximadamente entre el 20 y el 30 por ciento de los hogares de ingresos medios pagarían más impuestos en 2022”, según el estudio.

Los aumentos de impuestos estimados serían pequeños, pero es evidente que existirían.

“Entre los que tienen un aumento de impuestos, los hogares de ingresos bajos y medios pagarían una media de 100 dólares adicionales o menos. Los que ganan entre 200,000 y 500,000 dólares pagarían una media de unos 230 dólares más”, reveló la investigación.

Más preocupantes serían los cambios fiscales para 2023.

“Reducirían los recortes fiscales medios de 2023 para los hogares de bajos ingresos, aumentarían ligeramente los impuestos para los hogares de ingresos moderados y aumentarían significativamente los impuestos para los hogares de mayores ingresos”, señaló el estudio.

Biden ha señalado anteriormente que las familias estadounidenses que ganan menos de 400,000 dólares al año no “verían subir ni un céntimo” de sus impuestos.

“Lo mejor de todo es que el coste de estos proyectos de ley, en términos de adición al déficit, es cero. Cero. Cero. Y me comprometí cuando escribí esto cuando me presenté: Nadie que gane menos de 400,000 dólares al año verá subir un centavo en sus impuestos”, dijo Biden durante un discurso el 5 de octubre en Michigan.

El tope a la deducción de impuestos estatales y locales (SALT) también ha sido promovido como parte del plan de gastos. La investigación del Tax Policy Center encontró que los cambios proporcionarían más ayuda a los ricos que a los hogares de ingresos medios.

“Reduciría sus impuestos de 2021 en una media de solo 20 dólares. Incluso los que ganan entre 175,000 y 250,000 dólares obtendrían un recorte de impuestos de poco más de 400 dólares o alrededor del 0.2 por ciento de los ingresos después de impuestos. Por el contrario, el tope SALT más alto aumentaría los ingresos después de impuestos en un 1.2 por ciento para los que ganan entre unos 370,000 y 870,000 dólares (el percentil 95 a 99)”, afirma el estudio.

Los republicanos se han opuesto ampliamente al proyecto de ley por considerarlo un gasto “imprudente”. El senador Joe Manchin (D-W.Va.) también ha señalado su preocupación por el gasto del proyecto.

La versión anterior del proyecto de ley Build Back Better de Biden incluía un presupuesto de 3.5 billones de dólares. Los demócratas no pudieron avanzar para aprobar la legislación en el Senado, ya que necesitaban una supermayoría de 60 votos para evitar un filibustero.

Las negociaciones posteriores, encabezadas por las preocupaciones de Manchin y la senadora Kyrsten Sinema (D-Ariz.), han llevado a una versión revisada que ahora se sitúa en 1.75 billones de dólares.

Los demócratas esperan utilizar un proceso de reconciliación para avanzar en el Senado y aprobar el proyecto de ley a través de una mayoría simple. El Senado actual incluye un empate 50-50, con la vicepresidenta Kamala Harris como voto de desempate.

Se necesitarán todos los senadores demócratas para aprobar la legislación, lo que convierte a Manchin en una pieza vital para sacar adelante el nuevo proyecto de ley.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.