Europa construirá nave espacial para desviar un asteroide en una prueba de defensa planetaria

Por LILY ZHOU
17 de Septiembre de 2020
Actualizado: 17 de Septiembre de 2020

La humanidad tendrá por primera vez la oportunidad de descubrir si puede desviar un asteroide, dijo la Agencia Espacial Europea (ESA), conocimiento que podría ser útil en el futuro si un asteroide estuviera en curso de colisión con la Tierra.

La ESA otorgó el martes un contrato de 129 millones de euros (USD 154 millones) para diseñar, construir y probar una nave espacial, con el nombre de Hera, la diosa griega del matrimonio. La nave se utilizará para observar los resultados de un experimento que pretende desviar un asteroide pequeño, que pasará a unas 6 millones de millas de la Tierra.

El proyecto de Evaluación de Impacto y Desviación de Asteroides (AIDA), una colaboración de defensa planetaria conjunta con la NASA, intentará golpear un asteroide de tamaño de una pirámide de Egipto llamado Dimorphos, que está orbitando alrededor de otro asteroide del tamaño de una montaña, llamado Didymos, y observar el impacto de la colisión.

La nave espacial DART de la NASA, que chocará con Dimorphos, se lanzará en junio de 2021. Se espera que el impacto, que se producirá en septiembre de 2022, “altere su órbita alrededor de Didymos y cree un cráter sustancial”, dijo la ESA.

Dimorphos será “el primer cuerpo celeste en tener sus características orbitales y físicas intencionalmente alteradas por la intervención humana”.

Luego, la ESA lanzará Hera en octubre de 2024 para mapear el cráter de impacto resultante y medir la masa del asteroide, llegando al área a fines de 2026 para un estudio que durará seis meses.

La misión trae a la memoria la película de 1998 “Armageddon”, en la que el actor Bruce Willis interpreta a un miembro de un equipo enviado a destruir un asteroide, con el propósito de salvar la Tierra.

“Queremos intentar por primera vez dirigir un asteroide en su curso potencial de colisión con la Tierra”, dijo el director de la ESA, Rolf Densing, a Reuters Televisión.

Hera funcionará como un automóvil autónomo, dijo la ESA. La nave espacial del tamaño de un escritorio recopilará datos para que los científicos puedan “comprender mejor la composición y estructura de los asteroides”.

También llevará satélites en miniatura llamados CubeSats, que podrán realizar estudios topográficos de cerca o, incluso, aterrizar en los asteroides binarios.

Alemania liderará el diseño y la integración, con otros 17 países europeos que contribuirán a la misión.

Marco Fuchs, director ejecutivo del grupo alemán de tecnología y espacio OHB, que desarrollará la nave Hera, dijo que tratar de desviar un asteroide es como “jugar al billar” y señaló el desafío de dirigirse hacia un cuerpo celeste tan pequeño.

“Hay que conducir con mucha precisión, primero hay que encontrarlo y luego abordarlo de tal manera que realmente se pueda observar lo que ha sucedido como resultado del impacto de la nave estadounidense”, dijo.

Con información de Reuters.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra a continuación

El Instituto Confucio es ‘peligroso’ y un ‘centro de espías’, dice un experto

TE RECOMENDAMOS