Exagente de inteligencia: El PCCh trabaja en “escala industrial” para “capturar élites” en países objetivo

Por Venus Upadhayaya
27 de Diciembre de 2022 6:20 PM Actualizado: 27 de Diciembre de 2022 6:21 PM

El Partido Comunista Chino (PCCh) maneja una operación masiva e ininterrumpida a escala comercial para capturar élites en los países que considera importantes. Estas operaciones han progresado mucho en todo el mundo, incluidas capturas sustanciales en Estados Unidos, según varios exoficiales de inteligencia y expertos.

“El Partido Comunista Chino se involucra en [la] práctica de captura de élites. Pusieron [una] inmensa cantidad de energía, [y una] increíble cantidad de recursos para apuntar a países que son importantes para ellos. Somos los primeros de esa lista. Y [están] convirtiendo a la élite de estos países a su voluntad”, dijo Sam Faddis, oficial retirado de la CIA y miembro principal del Centro de Políticas de Seguridad en una entrevista del programa China in Focus, de NTD TV, una cadena asociada a The Epoch Times.

La captura de la élite china recientemente ha sido noticia en diferentes partes del mundo con exoficiales de inteligencia como Faddis, y especialmente analistas geopolíticos, dando la voz de alarma. Algunos enmarcan dichas manipulaciones como parte de una guerra cognitiva.

“Esto no es ciencia ficción. Esto se da todo el día, todos los días, a escala industrial. Han progresado mucho en ese sentido en Estados Unidos. Por triste que sea, tenemos muchas personas en posiciones de poder que, de una forma u otra, ahora se inclinan a ayudar a Beijing en contra de los intereses de Washington, D.C., y eso es enfermizo”, le dijo Faddis a la presentadora Tiffany Meier.

En otra entrevista en el Instituto Discovery, con sede en Seattle, Scott S. Powell, investigador principal del Centro de Riqueza, Pobreza y Moralidad del Instituto, dijo que el PCCh ha dominado la “captura de élites” y que estos esfuerzos tienen más éxito “subvirtiendo América” que los esfuerzos previos de los comunistas soviéticos.

“Si bien el PCCh usa grupos de fachada para la propaganda, ha dominado todo tipo de técnicas, con énfasis en la infiltración, para influir, comprometer y cooptar a las élites para “capturarlas”. Los objetivos típicos incluyen profesores universitarios y científicos, ejecutivos de medios y reporteros, y líderes políticos y corporativos”, dijo Powell en una entrevista el 24 de octubre.

La captura de élites, según Powell, se desarrolló por primera vez en China, donde las élites rurales utilizaron su autoridad e influencia para “monopolizar” la planificación y gestión de proyectos de desarrollo público para beneficio personal a expensas de la población en general.

Hoy, el PCCh lo usa como una estrategia de expansión para La Franja y la Ruta (BRI) en el mundo en desarrollo y para desestabilizar a los países desarrollados, particularmente a Estados Unidos, dijo Powell.

“Dado que China ha tenido un superávit comercial de miles de millones de dólares con Estados Unidos durante muchos años, tiene una enorme reserva de dólares estadounidenses para facilitar la captura de las élites a través de la generosa financiación a sobornos, pero también otorgando acceso y favores dentro de China”, dijo Powell.

Un antiguo presidente del Comité Conjunto de Inteligencia de India, S.D. Pradhan, lanzó el 19 de diciembre una alarma similar sobre las intenciones chinas en un artículo publicado en el Times of India en el que calificaba el dominio cognitivo como el “sexto dominio de la guerra” y afirmaba que este tipo de operaciones se planifican en profundidad tras recopilar los datos necesarios.

“Los programas especializados están diseñados para la manipulación de las percepciones de los objetivos, y las narrativas se bombardean intensamente a través de varios canales para influir en el dominio cognitivo sobre los objetivos y provocar las acciones deseadas”, dijo Pradhan, quien también fue subdirector de seguridad nacional de la India.

Pradhan se refería a la guerra cognitiva china contra los partidos políticos indios y dijo que este tipo de guerra es aún más “dañina” que las intrusiones chinas en las fronteras de la India porque puede debilitar la capacidad del Estado para tomar las medidas adecuadas.

“Buscan influir y/o interrumpir la capacidad de toma de decisiones de un oponente, crear dudas sobre las capacidades del régimen gobernante, fomentar sentimientos contra el liderazgo y disminuir la voluntad de luchar contra China”, dijo Pradhan.

Faddis dijo que la captura de élite no es un concepto nuevo y que el mundo de la inteligencia ha sido consciente de ello desde hace mucho tiempo atrás.

“Entonces, el problema es que están teniendo bastante éxito en eso. Gran parte de nuestra élite no quiere enfrentarlo. Les encanta señalarse con el dedo el uno al otro. No les gusta hablar sobre el problema general”, dijo Faddis.

Powell dijo que cuando las élites muerden el anzuelo, con el transcurso del tiempo les resulta difícil admitir cuál es su culpa y liberarse. Incluso optaron por ver sus intereses “interconectados” o incluso “idénticos” a los de China.

“Una explicación de por qué Estados Unidos está en un declive tan rápido con la normalización de la censura, la cancelación de la cultura, la división, la justicia desigual y la depravación se encuentra en la teoría de la captura de élites”, dijo Powell.

Mientras recomendaba una solución, Powell citó a George Washington y dijo que los estadounidenses deberían prestar atención a lo que le dijo a la nación en su discurso de despedida de 1796: “Contra las insidiosas artimañas de la influencia extranjera (los conjuro para que me crean, conciudadanos) el celo de un pueblo libre debe estar constantemente despierto, ya que la historia y la experiencia prueban que la influencia extranjera es uno de los enemigos más funestos del gobierno republicano”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.