EXCLUSIVA: Nuevo informe plantea serias dudas sobre la integridad de las elecciones en Florida

Por Patricia Tolson
19 de Agosto de 2022 8:20 PM Actualizado: 19 de Agosto de 2022 8:20 PM

Los hallazgos revelados en un reciente informe plantean serias preocupaciones sobre el nivel de integridad electoral de Florida.

Según el “Informe de Observación Preelectoral” publicado por Floridians for Election Transparency (FFET) y obtenido en exclusiva por The Epoch Times (pdf), existen numerosos fallos, incoherencias y violaciones de las leyes electorales de Florida que suscitan serias preocupaciones sobre el sistema electoral.

El FFET se puso en contacto con los supervisores electorales de 28 de los 67 condados del estado para realizar el estudio, y 18 aceptaron participar. Otros diez se negaron a hacer comentarios.

El FFET es un comité dependiente de Florida for America First, que cuenta con el respaldo de la organización del general Michael Flynn, The America Project, fundada por Flynn, su hermano Joe Flynn y Patrick Byrne, fundador y ex director ejecutivo de Overstock.com.

Michael Thompson presentó el informe en una conferencia de prensa en Naples, Florida, el 15 de agosto.

Con 30 votos electorales, Florida ocupa ahora el tercer lugar en el ranking de votos electorales, por detrás de California (55 votos) y Texas (38 votos), y un reciente aumento de las inscripciones de votantes republicanos ha hecho que este estado indeciso sea aún más relevante en las próximas elecciones intermedias de 2022 y el ciclo presidencial de 2024.

A pesar de la exitosa adopción de la legislación de integridad electoral de Florida y el establecimiento por parte del gobernador Ron DeSantis de la primera Oficina de Delitos Electorales y Seguridad del país, FFET señaló en su informe que “la fe pública en la integridad y la equidad de las elecciones ha disminuido significativamente en los últimos años”.

Las preocupaciones de los supervisores electorales

Cuando se preguntó a los supervisores electorales si les preocupaba la administración de las próximas elecciones, el 39% dijo que les preocupaba la “desinformación y la información errónea sobre la seguridad y la integridad del proceso electoral” que se estaba difundiendo en su comunidad.

Screenshot of graphic from an August 15, 2020 "Pre-Election Observation Report," conducted by Floridians For Election Transparency.
Captura de pantalla de un gráfico del “Informe de Observación Preelectoral” de Floridians for Election Transparency que muestra las áreas de preocupación expresadas por los funcionarios electorales de Florida. (Cortesía de Floridians for Election Transparency)

El informe indica que “a un supervisor le preocupa que los medios de comunicación propongan narrativas falsas que intenten quitar la confianza del público en la seguridad del proceso electoral, y a otro le preocupa que los votantes sean presa de la información errónea de los medios de comunicación sobre la seguridad de las elecciones”.

Otro 28% de los supervisores dijo que no tenía ninguna preocupación particular sobre la administración de las próximas elecciones, la segunda respuesta más común a la pregunta.

El resto de los supervisores citaron una miríada de otras circunstancias que deben hacer mientras administran una elección: la redistribución de distritos, la seguridad física, la seguridad cibernética, la educación de los votantes, el tiempo limitado disponible para adaptarse y entrenar en la nueva legislación y procedimientos, el tenso ambiente político, y la preocupación de que los supervisores y los trabajadores electorales no respeten la ley o la integridad electoral.

Durante la conferencia de prensa, Thompson compartió la preocupación expresada por el supervisor de elecciones del condado de Broward, Joe Scott, quien dijo que lo que más le preocupaba era la seguridad física de los trabajadores electorales y que temía que algunos votantes pudieran ver como “su deber patriótico” el “atacar” la oficina electoral para impedir que los trabajadores contaran los votos.

El condado de Broward fue noticia a nivel nacional en 2018 después de que el gobernador Rick Scott destituyera a la exsupervisora de elecciones Brenda Snipes por “mala conducta, incompetencia e incumplimiento del deber” Snipes tenía un largo historial de perder miles de boletas, de permitir que los inmigrantes ilegales y los delincuentes votaran, de no reportar los recuentos de los votos por correo a tiempo, de abrir boletas de voto por correo sin la presencia de una junta de escrutinio y de destruir ilegalmente miles de boletas que estaban sujetas a una solicitud de registros públicos.

Gestión inconsistente del padron electoral

Para comprender mejor el proceso de actualización de las listas de votantes, FFET preguntó a los supervisores electorales con qué frecuencia actualizaban sus listas de votantes, por ejemplo, eliminando a los que habían fallecido o se habían mudado fuera del condado. Lamentablemente, las respuestas que recibieron —una vez cada dos años, una vez al año, dos veces al año, cada cuatro meses y “no estoy seguro”— reflejaron una preocupante inconsistencia que ha demostrado elevar el potencial de fraude electoral.

Screenshot of graphic from an August 15, 2020 "Pre-Election Observation Report," conducted by Floridians For Election Transparency showing disturbing inconsistencies with management of the voter rolls by Supervisors of Elections in Florida.
Captura de pantalla de un gráfico del “Informe de Observación Preelectoral” de Floridians for Election Transparency que muestra las respuestas incoherentes de los supervisores electorales sobre la actualización de las listas de votantes. (Cortesía de Floridians for Election Transparency)

Teniendo en cuenta la alta concentración de jubilados y ancianos en Florida, con un 20.5% de la población mayor de 65 años según la Oficina del Censo de EE. UU., los llamados censos electorales “sucios” pueden ser particularmente problemáticos.

A pesar de los constantes reportes de que algunas listas de votantes de Florida son “sospechosamente” inexactas y están llenas de votantes inactivos o muertos, todas las empresas públicas consultadas expresaron su confianza en que sus listas de votantes son precisas y están actualizadas.

Una de las cosas más preocupantes que descubrió FFET fue el número de supervisores electorales que dijo que dependen del Centro de Información de Registro Electrónico (ERIC, por sus siglas en inglés) para las actualizaciones de sus listas de votantes.

Los problemas con el “ERIC”

El ERIC es una organización no gubernamental creada en 2012 por el activista de extrema izquierda David Becker cuando trabajaba para Pew Charitable Trusts.

Antes de eso, Becker era un cabildero del grupo de defensa People for the American Way —más conocido por su proyecto Right Wing Watch, que categoriza y ataca a los políticos y movimientos conservadores —financiado por George Soros. Antes de eso, Becker fue abogado del Departamento de Justicia.

Florida se unió a ERIC en 2019 con DeSantis y está entre los 33 estados y el Distrito de Columbia que dependen del ERIC para los informes del padrón electoral, pero FFET recomienda en su informe que el estado abandone el sistema de registro de votantes.

Registro de votantes por terceros

En lugar de que los nuevos votantes se registren en persona, Florida es uno de los 25 estados que permite el registro de votantes por parte de terceros. Esto significa que las organizaciones no gubernamentales pueden registrar a los votantes.

Según un sitio web oficial del estado, hay cientos de organizaciones de todas las tendencias políticas que recogen registros de votantes en todo el estado. Florida es también uno de los cuatro estados que permite el acceso sin restricciones a la base de datos del registro de votantes del estado, pero la nueva legislación propone proteger cierta información, como la fecha de nacimiento, la dirección de correo electrónico, el número de teléfono y la afiliación a un partido del votante.

Screenshot of graphic from an August 15, 2020 "Pre-Election Observation Report," conducted by Floridians For Election Transparency showing a decrease in faith in the integrity of Florida
Captura de pantalla de un gráfico del “Informe de Observación Preelectoral” de Floridians for Election Transparency que muestra la escasa confianza en que los registros de votantes de terceros se recojan sin soborno, intimidación y coacción en Florida. (Cortesía de Floridians for Election Transparency)

Cuando se les preguntó si “confían en que el registro por parte de terceros se realiza sin soborno, intimidación o coerción, y confían en que solo los votantes calificados son resgitrados por estos terceros”, menos de la mitad (44 por ciento) de los supervisores dijeron que sí.

Alrededor del 17 por ciento no confiaba en la integridad de los registros de votantes por terceros, y el 39 por ciento no estaba seguro.

Debido a que el registro de votantes por parte de terceros es llevado a cabo principalmente por organizaciones con claras agendas políticas, y tiene lugar sin ningún tipo de supervisión o protocolos de seguridad, FFET cree que “daña la confianza de los votantes en la lista de votantes y en el proceso electoral”.

Dado que la principal obligación de cualquier administrador electoral es garantizar la integridad de las elecciones en su área, FFET recomienda que Florida solo permita el registro de votantes en persona en las oficinas electorales y administrativas del condado.

Votación en los asilos de ancianos

Ha habido numerosos reportes de fraude electoral desenfrenado en los hogares de ancianos de todo el país, incluidos los de Florida. Dado que Florida tiene una gran población de personas mayores y residentes en asilos de ancianos, el FFET pidió a los supervisores electorales que explicaran cómo gestiona su oficina la votación en las residencias de ancianos.

El aspecto más sorprendente de las respuestas fue lo mucho que variaron sus respuestas.

Un supervisor admitió que trataba una residencia de ancianos como un centro de votación oficial. Varios dijeron que simplemente enviaban papeletas en blanco a los centros y las recogían después de las elecciones. Otros dijeron que solo enviaban papeletas si se las pedían, y uno admitió que llevaba las papeletas al centro y las dejaba para que el personal las distribuyera y las devolviera.

Estas prácticas infringen los requisitos de la cadena de custodia de las papeletas, tal y como se indica en un informe de 2021 (pdf) de la Comisión de Asistencia Electoral de Estados Unidos. Al divulgar estas prácticas ilegales, ninguna de las empresas estatales mencionó la presencia de observadores electorales, personal electoral, trabajadores electorales o cualquier otra medida de seguridad.

Máquinas de votación

A raíz de los reportes generalizados de lo que algunos describieron como un esfuerzo bien elaborado para amañar con éxito las elecciones de 2020 a favor de Biden, FFET preguntó cómo se utilizaban los tabuladores de boletas en las elecciones de Florida.

Epoch Times Photo
El personal electoral carga las boletas en las máquinas mientras comienza el recuento en la Oficina del Supervisor de Elecciones del Condado de Broward en Lauderhill, Florida, el 11 de noviembre de 2018. (Joe Skipper/Getty Images)

Cuando se les preguntó si las máquinas de votación se conectan alguna vez a internet, 13 de las supervisores dijeron que no. Sin embargo, cinco dijeron que sí, y ofrecieron varias explicaciones, tales como:

-Los resultados se transmiten por módem inalámbrico la noche de las elecciones a través de un portal seguro que envía los resultados encriptados en cuestión de segundos.

-Solo se conectan durante unos segundos, utilizando un túnel privado.

-No están conectados, excepto en la noche electoral, cuando se cierran las urnas y se envían los recuentos desde los centros a la oficina electoral principal.

-No están conectados, pero hay una transmisión con un servidor virtual, que recibe los datos y carga los resultados

-No están conectados, ya que se trata más de una “intranet” que de Internet.

Recuento manual de votos

El FFET preguntó a continuación a los supervisores electorales si consideraban que sería una buena idea volver a un proceso de votación manual. Todos dijeron que no o no respondieron en absoluto. Cuando se les preguntó por qué no creían que el recuento manual fuera una buena idea, “las respuestas fueron fascinantes”, según el informe.

A más de la mitad de los supervisores les preocupaba que el recuento manual fuera menos preciso, y muchos dijeron que sería más lento. Por el contrario, un supervisor dijo que las máquinas son más precisas, pero que el proceso de recuento a máquina lleva más tiempo que el recuento manual. Otro supervisor, que dijo que el recuento manual tardaría una eternidad, también dijo que sería menos preciso, pero que las máquinas “podrían ser hackeadas por un alumno de 10º curso”.

Un supervisor dijo que el estado no puede volver al recuento manual porque la ley de Florida exige el recuento con máquinas. Sin embargo, según la ley electoral de Florida, es opcional, no obligatorio.

De acuerdo con el Estatuto de Florida 101.5604, “la junta de comisionados de cualquier condado, en cualquier reunión ordinaria o en una reunión especial convocada al efecto, puede, previa consulta con el supervisor de las elecciones, adoptar, comprar o adquirir de otra manera, y disponer el uso de cualquier sistema de votación electrónico o electromecánico aprobado por el Departamento de Estado en todos o una parte de los recintos electorales de ese condado”.

Epoch Times Photo
Bandejas de boletas electorales se ven en el almacén del Supervisor de Elecciones del Condado de Palm Beach en West Palm Beach, Florida, el 15 de noviembre de 2018. (Michele Eve Sandberg/AFP vía Getty Images)

Para aquellos que adoptan el uso de máquinas de votación, el Estatuto de Florida 101.5612 requiere que “todos los sistemas de votación electrónicos o electromecánicos sean probados a fondo al concluir el mantenimiento y la programación. Las pruebas serán suficientes para determinar que el sistema de votación está correctamente programado, que la elección está correctamente definida en el sistema de votación y que todos los dispositivos de entrada, salida y comunicación del sistema de votación funcionan correctamente”.

Problemas con las papeletas

Se han expresado preocupaciones sobre la producción, el almacenamiento seguro y la cadena de custodia de las papeletas adicionales, por lo que el FFET hizo varias preguntas sobre el manejo de las papeletas en blanco y las papeletas marcadas.

Epoch Times Photo
Una mujer cuenta las papeletas electorales en esta foto de archivo. (John Fredricks/The Epoch Times)

En primer lugar, el FFET preguntó cuántas papeletas extra había en cada distrito electoral. Una vez más, las respuestas fueron muy variadas.

Un supervisor dijo que había pedido un 50% más del número total de votantes registrados. Cuatro supervisores dijeron que había entre un 5 y un 15 por ciento extra. Tres dijeron que pedían un porcentaje del total de votantes registrados del centro del 90 por ciento, el 70 por ciento o el 65 por ciento, respectivamente. Cinco afirmaron que imprimían papeletas bajo demanda, una práctica que normalmente solo se utiliza durante la votación anticipada. Uno dijo que había 50 papeletas extra y otro dijo que había entre 400 y 500 papeletas extra.

Adjudicación

Durante el proceso de tabulación de las papeletas de voto por correo, hay ocasiones en las que la máquina rechaza una papeleta debido a un error del votante (más de un círculo rellenado o no rellenado correctamente) o porque la papeleta está dañada o defectuosa. Estas papeletas se someten a un proceso denominado adjudicación manual. El FFET pidió a los supervisores electorales participantes que describieran brevemente cómo se adjudican las papeletas en sus condados.

La mayoría dijo que su tasa de adjudicación estaba entre el 0.5 y el 1 por ciento, siendo el condado de Lee el más atípico, con un 3 por ciento, y que eran adjudicadas por una junta de escrutinio de tres personas, como exige la ley electoral de Florida.

Pero algunos dijeron que utilizaron dos trabajadores contratados que representaban a partidos opuestos. La ley establece que “durante cada reunión de la junta de escrutinio del condado, cada partido político y cada candidato puede tener un observador capaz de ver directamente o en una pantalla de visualización las papeletas que se examinan para la coincidencia de firmas y otros procesos”.

Más de la mitad dijeron que no tienen observadores electorales presentes durante la adjudicación.

Observadores electorales

Según el informe, “los observadores electorales desempeñan un importante papel en la disuasión de las malas prácticas y en la garantía de que los procesos de votación y recuento son libres y justos, pero es cada vez más preocupante que los partidos políticos no recluten, formen y desplieguen un número suficiente de observadores electorales para realizar esta función esencial”.

Desgraciadamente, solo una quinta parte de los supervisores encuestados dijeron que tenían observadores electorales de ambos partidos en todos los colegios electorales. La mayoría no sabía cuántos observadores electorales estaban presentes para observar las elecciones en sus condados, pero el supervisor del condado de Bay estimó que el 40 por ciento de sus observadores electorales son demócratas y el 30 por ciento son republicanos. En el condado de Broward, el supervisor dijo que no había observadores demócratas. Y en el condado de Calhoun, la estimación era de un 30 por ciento de demócratas y un 10 por ciento de republicanos.

Un supervisor declaró que los observadores electorales acuden el primer día de la votación anticipada, pero a menudo acaban marchándose.

Análisis y recomendaciones

Según el informe del FFET, hay varias medidas que DeSantis puede tomar para mejorar la exactitud de las listas de votantes de Florida y ayudar a reconstruir la confianza del público en las elecciones del estado, con las siguientes recomendaciones:

-Florida debe seguir el ejemplo de Luisiana y retirarse del ERIC.

-El gobernador debe ordenar que los supervisores electorales realicen una auditoría exhaustiva del registro de votantes para evaluar con precisión la calidad de las listas de votantes y determinar si hay áreas que necesitan mejoras.

-Para mejorar la transparencia y permitir la supervisión, Florida debería publicar su lista de votantes en internet, una medida promovida por el Instituto Nacional Demócrata como mejor práctica internacional.

-Florida debería adoptar la mejor práctica internacional de permitir únicamente el registro de votantes en persona en las oficinas electorales y administrativas del condado.

-El Departamento de Elecciones de Florida debería desarrollar procedimientos estándar para votar en asilos e instituciones con observadores electorales presentes.

-El Departamento de Elecciones también debería revisar las mejores prácticas internacionales en las elecciones manuales, y preparar un plan para que la legislatura vuelva a las elecciones manuales.

-Los observadores electorales de ambos partidos deberían estar presentes durante la adjudicación de las papeletas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.