EXCLUSIVO: Informe alega vinculación de hospitales católicos con cirugías transgénero y abortos

Por Brad Jones
12 de Junio de 2023 10:33 AM Actualizado: 12 de Junio de 2023 10:33 AM

El sistema de salud católico más grande de la nación supuestamente financió y realizó cirugías transgénero y otras intervenciones médicas de “afirmación de género”, desafiando las enseñanzas católicas tradicionales, según un informe de investigación.

El informe del Instituto Lepanto, una organización católica de investigación y educación, publicado el 12 de junio, denuncia a CommonSpirit Health, una entidad católica, por su supuesta realización y financiación de cirugías y terapias transgénero”, incluida la prescripción y suministro de hormonas transgénero y bloqueadores de la pubertad a los pacientes.

Un video promocional que acompaña al informe afirma: “La locura transgénero se ha apoderado del mundo por el cuello y está asfixiando la vida de los cimientos de la civilización: La familia. Y esto está sucediendo justo debajo de las narices del Vaticano”.

En el informe de 64 páginas, “CommonSpirit and the Sex-Change Industry” (CommonSpirit y la industria del cambio de sexo), el autor Michael Hichborn, fundador y presidente del Instituto Lepanto, explica las conexiones dentro de la red de salud católica en Estados Unidos y sus vínculos directos con el Vaticano.

Hichborn, un católico de toda la vida, dijo que está “triste” y “horrorizado” por el declive moral dentro de las facciones de la Iglesia Católica, y quiere “asegurarse de que los católicos sean católicos y que aquellos que operan en nombre de la Iglesia Católica lo hagan de acuerdo con todas sus enseñanzas”.

Un médico trabajando en el Dignity Health–St. Mary Medical Center, un hospital católico que supuestamente brinda bloqueadores de la pubertad para niños y otros servicios transgénero, en Long Beach, California, el 17 de diciembre de 2020. (Apu Gomes/AFP vía Getty Images)

Afirma que estas intervenciones médicas están ocurriendo “desafiando enormemente” a los valores oficiales de la Iglesia Católica, que tradicionalmente ha rechazado la transgeneridad, la homosexualidad, los abortos y la anticoncepción, todo lo cual, según el informe, CommonSpirit está promoviendo en docenas de hospitales y centros médicos en EE.UU.

“Además de realizar operaciones de cambio de sexo, CommonSpirit brinda beneficios a los empleados que cubren operaciones de cambio de sexo, tratamientos hormonales transgénero e incluso bloqueadores de la pubertad para niños”, según el informe.

Si bien no se sabe si CommonSpirit Health ha realizado cirugías transgénero en niños, el uso de bloqueadores de la pubertad sugiere que está tratando a menores por disforia de género de alguna manera, dijo Hichborn a The Epoch Times.

“Lo horrible cuando comienzas a entrar en la ciencia de los bloqueadores de la pubertad y las hormonas de transición es que causan un daño permanente a estos niños. Hablan de cómo los bloqueadores de la pubertad simplemente hacen una pausa en la pubertad o el desarrollo puberal, y eso es mentira”, dijo. “No le pone pausa; en realidad dañas a estos niños hasta el punto de que muchos de ellos terminan siendo estériles”.

CommonSpirit Health deriva su identidad católica de la Federación Católica de Atención Médica, cuya autoridad es otorgada por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano en Roma, afirma el informe.

“La única autoridad en la iglesia que tiene la capacidad de juzgar las acciones de CommonSpirit es el Vaticano”, le dijo Hichborn a The Epoch Times. “Debido a que CommonSpirit es una subsidiaria de la Federación Católica de Atención Médica, está sujeta solo al Papa y a los órganos de gobierno del Papa en Roma”.

Los formularios 990 del Servicio de Impuestos Internos (IRS) no solo confirman que CommonSpirit Health se beneficia de exenciones fiscales de exención religiosa, sino que la organización es parte de la Iglesia Católica, dijo Hichborn.

CommonSpirit supuestamente promovió la agenda LGBT, incluida la ideología transgénero y los niños en transición en sus podcasts y en sus conferencias, recaudó fondos para equipos quirúrgicos de cambio de sexo, realizó esterilizaciones quirúrgicas y al menos uno de sus hospitales supuestamente realizó abortos electivos, según el informe.

Manifestantes pro-vida se reúnen en el edificio del capitolio del estado de California, en Sacramento, el 19 de abril de 2022. (John Fredricks/The Epoch Times)

Felicity Simmons, directora de comunicaciones de CommonSpirit Health, no respondió a múltiples consultas.

El 1 de febrero de 2019, CommonSpirit Health publicó un comunicado de prensa anunciando que Dignity Health y Catholic Health Initiatives “se han unido como CommonSpirit Health” para crear un nuevo sistema de salud católico sin fines de lucro en 21 estados.

El informe enumera 26 hospitales administrados por Dignity Health, una subsidiaria de CommonSpirit, y otros 12 operados por Virginia Mason Franciscan Health (VMFH) que ofrecen servicios de “atención médica transgénero”. Dos de los hospitales, el Hospital Saint Francis Memorial en San Francisco (SFMH) y el Centro Médico Virginia Mason en Seattle, supuestamente realizan cirugías de cambio de sexo.

“En la lista de procedimientos quirúrgicos proporcionados por el Hospital Saint Francis Memorial de CommonSpirit se incluyen cirugías reconstructivas faciales y corporales para que el individuo parezca más masculino o femenino, procedimientos de reconstrucción genital, cirugías de alteración vocal y una serie de otras abominaciones”, según el informe

La sección “Cirugía de afirmación de género” del sitio web de VMFH declara abiertamente que el grupo del hospital realiza “cirugía estética”, “procedimientos de contorno corporal” y una variedad de opciones de cirugía facial.

SFMH, en su página “acerca de nosotros” en el sitio web de Dignity Health, afirma: “Como CommonSpirit Health, damos a conocer la presencia sanadora de Dios en nuestro mundo al mejorar la salud de las personas a las que servimos, especialmente aquellas que son vulnerables, al tiempo que promovemos la justicia social para todos”.

Según una cronología histórica en el sitio web e incluida en el informe, el Dr. Edward Falces realizó la primera cirugía transgénero en Estados Unidos en el Hospital St. Francis Memorial, en 1966.

“Fue el primero”, dijo Hichborn.

Una botella de testosterona utilizada para pacientes transgénero. (Cortesía de Daisy Strongin)

A lo largo de los años, más médicos comenzaron a realizar cirugías transgénero y, en 2016, se estableció el Instituto de Género del Hospital Saint Francis Memorial. En 2019, el hospital acogió la primera conferencia médica de San Francisco sobre la salud de las personas transgénero, “lo que marcó el lanzamiento público de su Instituto de Género con cirujanos transgénero únicamente”.

Docenas de hospitales católicos en California afirman que su política es derivar a los pacientes al Hospital Saint Francis Memorial para operaciones de cambio de sexo conocidas como “atención de afirmación de género”.

El hospital continúa prometiendo su compromiso con la “comunidad LGBTQA+” para “brindar cirugías cruciales de afirmación de género de parte de cirujanos expertos a nuestros pacientes transgénero”, según el sitio web.

En 2020, el hospital obtuvo la designación de “Líder de calidad de atención médica LGBTQ” de la Fundación Human Rights Campaign.

El informe señala que, en 2021, después de que el hospital fuera adquirido por CommonSpirit Health, recibió el “Centro de Excelencia en Acreditación de Cirugía de Confirmación de Género” de Surgical Review Corporation en función de la cantidad de cirugías realizadas en el hospital.

A pesar de los materiales promocionales y las declaraciones de política de CommonSpirit que afirman que es una organización católica sujeta a las Directrices éticas y religiosas para los servicios católicos de atención médica, “no tiene nada de católico y opera en contravención directa incluso de las nociones más básicas de la ética médica derivadas del Juramento Hipocrático de ‘Primero, no hacer daño’”, afirma el informe.

La misión del Instituto Lepanto es exponer a las organizaciones que se hacen llamar católicas, o cristianas, pero cuyas acciones socavan las creencias cristianas fundamentales, dijo Hichborn. La organización expone a los “católicos disidentes” y “apóstatas en la política y en otros ámbitos destacados” por “tergiversar la fe”, afirmando que está “dedicada a la defensa de la Iglesia Católica contra los ataques tanto desde el exterior como desde el interior”.

“La noción misma de que CommonSpirit es capaz de mantener una identidad como una organización ‘católica’ desafía todas las reglas de la lógica y los sólidos principios cristianos”, concluye Hichborn en el informe. “CommonSpirit debe ser completamente despojado de su identidad católica junto con todos los miembros de sus hospitales católicos… ¡Dios tenga piedad de nosotros!”

El Instituto Lepanto ha publicado varios informes y artículos sobre la Campaña Católica para el Desarrollo Humano y los Servicios Católicos de Ayuda que, según Hichborn, promueven y financian la “agenda transgénero-homosexual”.

La Campaña Católica para el Desarrollo Humano “no solo está dando dinero a organizaciones que promueven el aborto, la anticoncepción, la homosexualidad y el marxismo, sino que le están mintiendo directamente a la gente sobre a dónde va ese dinero”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.