Excomandante de la TOPGUN: Es poco probable que China invada Taiwán si esto afecta a la economía

Por Ella Kietlinska y Joshua Philipp
03 de Julio de 2022 9:39 PM Actualizado: 03 de Julio de 2022 9:39 PM

Si Estados Unidos se opone a una invasión china de Taiwán, es poco probable que Beijing tome la isla porque la economía china no resistirá las posibles sanciones y la posible separación de la economía mundial, dijo James Robb, excomandante de TOPGUN y almirante retirado de la Marina.

“Para China, aislarse de la economía de Estados Unidos sería casi como prenderse fuego”, dijo Robb en el programa “Crossroads” de EpochTV.

China necesita la economía de EE. UU., la economía global y el comercio global para crecer, y esto lo protege de una posible invasión china a Taiwán, explicó.

Robb cree que la parte china trata de determinar si Estados Unidos apoyará a Taiwán en la eventualidad de una invasión china y calcular “qué tipo de sufrimiento están dispuestos a sufrir para apoderarse de Taiwán”.

“Si Estados Unidos dijera que no, y fuera en serio a hacer las cosas para las que están entrenados y previstos, entonces, creo, eso es un elemento disuasorio para China”.

En la Guerra del Golfo de 1991—cuando Estados Unidos y las fuerzas de la coalición internacional atacaron Irak por aire—“la verdadera victoria fue que el enemigo abandonó el aire”, dijo el excomandante de TOPGUN.

Los pilotos de caza del TOPGUN participaron en el combate, pero “no hubo muchos aviones enemigos derribados durante la Guerra del Golfo”, dijo Robb. El enemigo sabía que “los estadounidenses iban a pasar rápidamente por allí, no iban a poder defenderse y morirían si no se iban”, dijo.

“Es una prueba bastante clara de que nos respetaban [sabiendo] que íbamos a ser la fuerza superior”.

TOPGUN es el programa de entrenamiento de cazas de élite de la Armada que ha sido sinónimo de excelencia en la aviación, según el Departamento de Defensa.

Estrategia a largo plazo del PCCh

El Partido Comunista Chino (PCCh) tiene una visión a largo plazo, dijo Robb. El país tiene 5000 años de historia y sus líderes quieren otros 5000 años, pero “les gustaría ser la influencia clave en todo el mundo”, señaló Robb.

Para lograr este objetivo, el liderazgo chino debe asegurarse de poder controlar a su pueblo, lo que significa que deben ser capaces de alimentarlo y sostener su economía para que la gente no organice una revolución, dijo el comandante, calificando este aspecto de defensivo de los planes chinos.

En el lado ofensivo, el PCCh avanzará lentamente en pequeños pasos, como tomar algunas islas en el lado sur, ejercer su influencia en el Mar del Sur de China, las áreas del Canal de Panamá, el petróleo cubano y las naciones sudamericanas, explicó Robb, describiendo las tácticas chinas como “muy silenciosas en muchos sentidos, pero…muy eficaces”.

La influencia china también ha llegado a Estados Unidos y se puede ver en la economía estadounidense y en las redes sociales, dijo Robb. Walmart y Costco están inundados de productos chinos baratos, y a los estadounidenses les gustan las buenas ofertas, agregó.

“Donde no hay suficiente fórmula para bebés, o no hay suficiente comida, hay escasez que en realidad es causada por esta dependencia hacia China para una cierta cantidad de bienes y servicios”.

“Lentamente compran empresas y luego roban la tecnología. Están dentro mucho más de lo que se piensa”.

“[Los chinos] creen que los estadounidenses se quedan dormidos ante eso y no prestan atención. Es un esfuerzo lento pero serio tomar el control”, advirtió Robb.

Foto de la época
Los delegados militares se forman después de la conmemoración del 110 aniversario de la Revolución Xinhai que derrocó a la dinastía Qing y condujo a la fundación de la República de China, en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, el 9 de octubre de 2021. (Noel Celis/AFP a través de Getty Images)

Guerra total

La estrategia de Estados Unidos consiste principalmente en reaccionar, mientras que la primera parte de la estrategia china consiste en convencer a Estados Unidos de que China va a lanzar una guerra total, dijo Robb. “En otras palabras, es propaganda”.

Si los estadounidenses no lo creen y no se preparan para contrarrestarlo, solo pueden reaccionar, dijo Robb.

Los estadounidenses tienden a creer que ciertas opciones militares no son factibles, agregó. “Sin embargo, tenemos muchas pruebas a lo largo del tiempo de personas que hacen cosas que simplemente no eran factibles. Por ejemplo, los aviones [que se estrellaron] contra las torres [del World Trade Center] no eran factibles en la mentalidad del pueblo de Estados Unidos antes de que sucediera”.

Estados Unidos no está preparado para pelear una guerra total contra otro país porque la cooperación entre las agencias gubernamentales no funciona bien, dijo Robb. “La guerra total es la capacidad de unir todos los elementos del poder”, por lo que, para prepararse, un país debe adoptar un enfoque de gobierno total, explicó.

El Departamento de Defensa ejecuta bien, pero cuando otros elementos del gobierno tienen que involucrarse en una guerra, “no se entrenan juntos y no están realmente preparados para luchar juntos”, dijo Robb, quien también es el presidente de la Asociación Nacional de Entrenamiento y Simulación.

“Es una especie de inocencia de Estados Unidos”, dijo, que hace creer a la gente que Estados Unidos puede establecer relaciones amistosas con otros países y que hay una manera de negociar con ellos.

“Hay ciertas facciones, que encontramos con el tiempo, que simplemente nos odian y su voluntad y su deseo están más centrados en la barbarie que en las negociaciones”.

Robo de tecnología por parte del PCCh

Robb dijo que durante sus viajes a China en la década de 1990, los líderes chinos declararon a la nación como un país del tercer mundo y que estaba “bastante atrasada”. En ese momento, los líderes chinos “habían decidido introducir la economía occidental a China”, dijo Robb.

La reforma del comercio y la inversión chinos y la introducción de incentivos provocaron un aumento de la inversión extranjera directa en China a principios de la década de 1990, según un informe de investigación del Congreso de 2019 (pdf). Este flujo de inversión extranjera ha sido “una fuente importante de las ganancias de productividad de China y del rápido crecimiento económico y comercial”, afirma el informe.

Económicamente, China se dio la oportunidad de competir materialmente con Estados Unidos en el mundo militar, dijo Robb. “También lo han hecho extremadamente bien robando nuestros secretos”.

Los estadounidenses gastan años y miles de millones de dólares para desarrollar un producto, pero los chinos roban el diseño y lo replican sin incurrir en los costos de investigación ni dedicar tiempo al diseño, continuó.

Robb dijo que voló en la década de 1980 un avión de combate chino, el F-7 (una versión de exportación del J-7), que era una imitación del avión de combate ruso MIG-21.

Foto de la época
Un caza furtivo chino J-20 se presenta en el Airshow China 2018 en Zhuhai, provincia de Guangdong, en el sur de China, el 6 de noviembre de 2018. (Wang Zhao/AFP/Getty Images)

Muchos expertos consideran que el caza furtivo chino J-20 de quinta generación es una copia del caza furtivo estadounidense F-35 en términos de capacidades furtivas y convencionales, con planos y otra tecnología probablemente obtenida ilegalmente de empresas estadounidenses como Honeywell, escribió Stu Cvrk, un capitán retirado de la Marina de EE. UU.

China debería haber sido trasladada oficialmente de su estatus de país del tercer mundo al del primer mundo probablemente a mediados de la década de 2000, dijo Robb. “[Es] ahora esa amenaza de paso desde un punto de vista tecnológico con nuestro ejército”.

El estatus de China como país en desarrollo en la Organización Mundial del Comercio (OMC) fue reafirmado en junio por el Ministro de Comercio chino, Wang Wentao, en una declaración de la OMC (pdf).

La OMC no tiene ninguna definición de países “desarrollados” y “en desarrollo”. Depende de cada estado miembro declararse como un país “desarrollado” o “en desarrollo”, según el sitio web de la OMC.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.