Excursionista rescata un cachorro abandonado, pero era un animal salvaje

Por Jack Phillips - La Gran Época
23 de Abril de 2019 Actualizado: 24 de Abril de 2019

Un excursionista del sur de California creyó haber descubierto un cachorro abandonado. Pero no era lo que parecía.

El excursionista, que no fue nombrado, estaba caminando con su perro cuando vio al cachorro en un cañón, informó el San Diego Union-Tribune.

El informe dice que se llevó el animal a casa y que llamó a la Sociedad Humanitaria de San Diego.

Los agentes de vida silvestre entonces fueron a la casa del hombre y miraron el animal.

Pero, según la Sociedad Humanitaria, no era un cachorro de perro, sino un cachorro de coyote.

“Nuestros agentes humanitarios recibieron recientemente una llamada sobre un cachorro abandonado en un cañón de Tierrasanta. Para su sorpresa, la pequeña criatura era en realidad un cachorro de coyote”, dijo el grupo en Facebook.

Los agentes se llevaron al cachorro para su cuidado antes de que fuera transferido a un centro de especializado, según el post de Facebook.

El Centro de Vida Silvestre del Fondo para Animales, donde se llevó al coyote, dijo que le está yendo bien.

“Nuestro objetivo es siempre criar a los huérfanos con otros [conespecíficos] y eventualmente devolverlos a su hábitat nativo una vez que alcancen la edad de dispersión natural”, dijo la organización en Facebook.

El coyote no fue nombrado, pero fue identificado como mujer.

Llegó tan temprano en la temporada que no pudimos emparejarla con otro cachorro huérfano”, dijo el Centro de Vida Silvestre. “Aunque nuestro objetivo es siempre liberar a los animales salvajes enfermos, heridos o huérfanos, aún no se ha determinado el estatus final del cachorro”, señaló el Centro.

“Es realmente difícil diferenciar entre un cachorro de coyote y uno de perro, especialmente a los pocos días de vida”, dijo Lauren DuBois, directora de rehabilitación de Project Wildlife, a Union-Tribune.

Añadió que los coyotes suelen mover sus guaridas, y que la madre puede haber estado en el proceso de llevar a sus cachorros a una nueva área.

Hace dos meses, un hombre estonio ayudó a rescatar a un perro que había quedado atrapado en el hielo. Resultó ser un lobo.

El lobo es puesto en un coche después de ser rescatado de la presa de Sindi en Estonia el 20 de febrero de 2019. (EUPA)
El lobo se calienta después de ser rescatado de la presa de Sindi en Estonia el 20 de febrero de 2019. (EUPA)
El lobo en la clínica después de ser rescatado de la presa de Sindi en Estonia el 20 de febrero de 2019. (EUPA)
El lobo se recupera en la clínica después de haber sido rescatado de la presa de Sindi en Estonia el 20 de febrero de 2019. (EUPA)

Al darse cuenta de su error, los veterinarios rápidamente le pusieron un bozal al animal y lo metieron en una jaula, aprovechando que aún estaba somnoliento por su terrible experiencia, según se informó.

“Pesaba bastante”, dijo Rando Kartsepp, el hombre que lo encontró, a la agencia de noticias estonia Post Times. “Tuvimos que cargarlo por la ladera”.

“Estaba tranquilo, dormía sobre mis piernas. Cuando quise estirarlas, levantó la cabeza por un momento”, agregó.

******************

Te puede interesar:

Cómo el comunismo en China hace casi 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

TE RECOMENDAMOS