Exdirector de los CDC dice que COVID-19 escapó del laboratorio de virología de Wuhan

Por Jack Phillips
26 de Marzo de 2021
Actualizado: 26 de Marzo de 2021

El exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, dijo que cree que el virus del PCCh, el nuevo coronavirus que causa el COVID-19, se originó en un laboratorio chino.

“No es inusual que los patógenos respiratorios en los que se está trabajando en un laboratorio infecten a un trabajador de laboratorio”, dijo Redfield en una entrevista con CNN el viernes antes de agregar que sus comentarios son “mi opinión”.

“Normalmente, cuando un patógeno pasa de un zoonótico a un humano”, agregó, “le toma un tiempo descubrir cómo volverse cada vez más eficaz en la transmisión de humano a humano”.

Como resultado, Redfield dijo que cree que el virus probablemente “procedió de un laboratorio” en Wuhan, China, que “escapó”. El exdirector de los CDC, quien fue designado por el expresidente Donald Trump para dirigir la agencia, dijo que cree que la pandemia comenzó como un brote localizado en Wuhan en septiembre de 2019 u octubre de 2019, meses antes de la fecha oficial.

Los funcionarios chinos han afirmado que el virus se descubrió por primera vez en diciembre de 2019 y apareció en un mercado húmedo en Wuhan, a unas 10 millas del Instituto de Virología de Wuhan, un laboratorio de alto nivel donde los investigadores estudiaron cómo los coronavirus pueden transmitirse de animales a humanos.

“Soy del punto de vista de que todavía creo que la etiología más probable de esta patología en Wuhan fue procedente de un laboratorio—escapó”, explicó Redfield con más detalle. “Otras personas no creen eso. Esta bien. La ciencia eventualmente lo resolverá”.

Añadió: “Soy virólogo. He pasado mi vida en virología”, mientras dice que sus afirmaciones “no implican ninguna intencionalidad”.

Una vista aérea muestra el laboratorio P4 en el Instituto de Virología de Wuhan en Wuhan, en la provincia central china de Hubei, el 17 de abril de 2020. (Hector Retamal/AFP/Getty Images)

Esto ocurre después de que un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a inicios de febrero afirmara que el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) probablemente no se originó en un laboratorio.

“Las conclusiones indican que es extremadamente improbable que la hipótesis de los incidentes de laboratorio explique la introducción del virus a la población humana”, dijo en ese momento Peter Ben Embarek, experto en seguridad alimentaria y enfermedades animales de la OMS, según The Associated Press. Embarek declaró además que las filtraciones de laboratorio son bastante raras.

Pero la AP dijo que realizó una investigación y descubrió que el régimen chino “puso límites a la investigación del brote y ordenó a los científicos que no hablaran con los periodistas” durante la investigación del equipo de la OMS. Mientras tanto, el PCCh solo aceptó la investigación en Wuhan tras la presión internacional de Estados Unidos y otros países. Beijing también se ha resistido a las peticiones de una investigación totalmente independiente.

Hace varias semanas, el exsecretario de Estado Mike Pompeo afirmó que hay “enorme evidencia” que respalda la afirmación de la filtración procedente del laboratorio de Wuhan.

“Estas no son las primeras veces que hemos tenido un mundo expuesto a virus como resultado de fallas en un laboratorio chino”, dijo a ABC News a inicios de marzo. Pompeo, como Redfield, no dio a entender si creía que el virus fue liberado intencionalmente por el Instituto de Virología de Wuhan.

Añadió: “Recuerde, China tiene un historial de infectar al mundo”, probablemente refiriéndose al encubrimiento del brote de SARS por parte del PCCh a inicios de la década de 2000.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS