Exembajador chino en EE. UU. llega inesperadamente al Politburó de élite de China

02 de Noviembre de 2017 Actualizado: 02 de Noviembre de 2017

Desde que concluyó el 19º Congreso Nacional, el líder chino Xi Jinping ha estado colocando a sus aliados en los puestos más importantes de diferentes ministerios y departamentos del Partido Comunista Chino (PCCh).

No obstante, un funcionario leal a la facción liderada por el exjefe del Partido, Jiang Zemin, se ha unido inesperadamente a las personas más poderosas del régimen al ser ascendido al Politburó de 25 miembros. La designación del diplomático Yang Jiechi puede indicar que la facción de Jiang sigue siendo fuerte en el ministerio de relaciones exteriores o puede deberse a que Yang ha cambiado su lealtad hacia el ala de Xi Jinping.

Yang fue embajador de China en Estados Unidos entre 2001 y 2005 y es el actual director de la Oficina del Grupo Líder de Relaciones Exteriores del Consejo de Estado -un puesto influyente que moldea la política exterior de China. Yang también sirvió como diplomático en Estados Unidos a mediados de los ’80 y luego nuevamente a principios de los ’90, cuando sirvió como ministro de la Embajada China en Washington.

Los medios de comunicación chinos especularon ampliamente que, dado su extenso linaje diplomático, Yang será designado uno de los cuatro vice primer ministros durante las Dos Sesiones del PCCh en marzo del próximo año.

Las Dos Sesiones, conocidas en chino como “Lianghui”, son las reuniones plenarias anuales del Congreso Nacional del Pueblo, la legislatura de fachada del Partido, y la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, un órgano asesor del Partido.

Los candidatos al cargo de primer ministro y cinco vice primer ministros serán votados en el Congreso Nacional del Pueblo. Este proceso de “elección” es un espectáculo, dado que los líderes del Partido determinan de antemano quiénes ocuparán estos puestos a través de arduas negociaciones tras bambalinas. Se espera que asuma el actual primer ministro Li Keqiang, aliado de Xi.

Según el medio hongkonés Apple Daily, el círculo diplomático de China ha estado por décadas bajo el control del exlíder del PCCh, Jiang Zemin, con notorios funcionarios de la facción de Jiang, tales como el ex Ministro de Relaciones Exteriores y Vice Primer Ministro Qian Qichen (1983–1998; 1993–2003), el ex Ministro de Relaciones Exteriores Tang Jiaxuan (1998-2003), el ex Ministro de Relaciones Exteriores Li Zhaoxing (2003-2007), y Yang.

A través de su campaña anticorrupción, Xi ha sido capaz de purgar a muchos de su enemigos políticos de la facción de Jiang, lo que le permitió consolidar su poder dentro del PCCh en los últimos cinco años desde que tomó el poder. No obstante, su influencia fuera de China continental ha sido cuestionada.

Por ejemplo, ahora que el confidente de Xi, Li Zhanshu, fue designado en el Comité Permanente del Politburó (el máximo órgano de toma de decisiones del PCCh), Xi y su grupo serán capaces de ejercer su influencia en Hong Kong y Macau. Según los precedentes, este puesto como miembro del tercer rango más alto sugiere que supervisará esas dos ciudades.

Cuando Yang prestaba funciones como embajador de China ante EE. UU. estaba a cargo de extender la agenda del PCCh al extranjero, inclusive la persecución de Jiang Zemin a la práctica espiritual Falun Dafa (también conocida como Falun Gong). Esta persecución se inició julio de 1999, cuando Jiang ordenó que los practicantes sean detenidos, torturados y sometidos a lavado de cerebro. Asimismo, los medios de comunicación del régimen divulgaron una propaganda de odio para poner la opinión pública en contra de Falun Dafa.

Yang apoyó esta campaña. Además, según la Organización Mundial para Investigar la Persecución a Falun Gong (WOIPFG, según sus siglas en inglés), Yang difamó públicamente a Falun Dafa durante un almuerzo que tuvo lugar en el National Press Club en julio de 2001.

Un año después, luego de que los adherentes de Falun Dafa iniciaran un juicio contra Jiang por genocidio y crímenes de lesa humanidad ante un tribunal federal en Illinois, Yang comenzó a comunicarse con políticos de EE. UU., presionándolos para que no apoyen la causa públicamente.

En un artículo publicado en septiembre de 2008 en Qiushi, el diario político del PCCh, Yang resumió sus logros diplomáticos y mencionó su éxito en “prevenir y contener Falun Dafa”.

Yang tampoco tiene un pasado limpio. En enero de 2014, Apple Daily reportó que Yang intentó renunciar a su cargo en el Consejo de Estado admitiendo que había permitido que sus subordinados acumularan dinero ilegalmente. La supuesta renuncia de Yang vino inmediatamente después de un artículo publicado por el periódico liberal chino Southern Weekly, que reveló que más de 100 diplomáticos chinos estuvieron involucrados en un esquema piramidal que recaudó ilegalmente más de 1.3 mil millones de yuanes (alrededor de U$S 196 millones).

Los pobres antecedentes de Yang en derechos humanos y los cuestionables manejos financieros alimentaron la especulación sobre por qué Yang fue ascendido al nuevo grupo de liderazgo.

Su presencia puede significar que los aliados de Jiang aún tienen fuerza en el aparato de política exterior del PCCh. O es posible que su lealtad política haya cambiado.

En julio, justo antes del 19º Congreso Nacional, Yang elogió a Xi al llamar a los miembros del PCCh a “aprender e implementar profunda y meticulosamente la ideología diplomática de Xi Jinping”, así lo informó un reportaje del medio de comunicación taiwanés United Daily News.

No queda claro hasta qué punto la expresión de lealtad de Yang hacia Xi llevó a este nuevo ascenso.

TE RECOMENDAMOS