Exjefe del partido de la provincia de Shaanxi es investigado por corrupción en China

Por Annie Wu - La Gran Época
19 de Enero de 2019 Actualizado: 19 de Enero de 2019

El órgano anticorrupción del régimen chino comenzó a indagar al exlíder del partido de la provincia central de Shaanxi.

Este tipo de investigaciones hacen temblar a los funcionarios corruptos chinos desde el año 2012, cuando el mandatario Xi Jinping asumió el poder y lanzó una enérgica campaña contra la corrupción, apuntando en general a los integrantes de una facción opositora que es leal al excabecilla del Partido Jiang Zemin.

Corrupción

El 16 de enero, la Comisión Central de Inspección Disciplinaria (CCID) publicó en su sitio web que Zhao Zhengyong (67), quien se desempeñó como jefe del Partido Comunista a nivel provincial entre 2013 y 2016, es acusado de “serias violaciones a la disciplina y a la ley”.

Dicha acusación consiste en que Zhao no habría acatado seis instrucciones dadas por Xi a principios de 2014 en lo que respecta a la construcción ilegal de unas lujosas villas en Shaanxi, según informa la publicación de Caixin.

Un documental televisivo del canal estatal de China lanzado la semana pasada mostró imágenes del complejo de villas reducido a escombros, y criticó reiteradamente al líder provincial de Shaanxi de ese tiempo, sin nombrarlo.

Zhao además enfrenta una demanda civil por entrometerse en una disputa de minería de carbón. Sobre el particular, el anfitrión de TV Cui Yongyuan afirmó en la web que la Corte Suprema del Pueblo de China había perdido un documento crucial, lo que causó controversia e impulsó una investigación del hecho por la Comisión Central de Asuntos Legales y Políticos.

El informe Caixin también explicaba que Zhao era cercano a Wei Minzhou, el jefe del Partido a cargo de la ciudad de Xi’an, una metrópoli dentro de Shaanxi conocida como el hogar de los antiguos guerreros de terracota. Wei dio frecuentes sobornos a Zhao para conseguir favores.

Wei, a su vez, tenía vínculos con Ling Jihua, un ex alto asesor político. Ling es una figura central en la facción de Jiang y fue condenado a cadena perpetua en 2016.

En noviembre de 2018, el propio Wei también fue condenado a cadena perpetua por cargos de corrupción.

Crímenes contra la humanidad

Pero el régimen chino no ha mencionado los crímenes más oscuros de Zhao.

Según una investigación realizada por la Organización Mundial para Investigar la Persecución de Falun Gong (WOIPFG), con sede en Estados Unidos, Zhao fue una figura clave en la campaña nacional de Jiang para perseguir a los practicantes de la práctica espiritual de Falun Gong, también conocida como Falun Dafa.

Jiang comenzó a perseguir a la práctica en julio de 1999 en medio de la creciente popularidad de la misma, temiendo que su gran número de seguidores (unos 100 millones en ese momento, según estimaciones oficiales) fuera una amenaza a su autoridad. Desde entonces, se estima que cientos de miles han sido arrestados y detenidos en las cárceles, prisiones y centros de lavado de cerebro de China, donde muchos son torturados.

Según Minghui.org, un sitio web con sede en EE. UU. que informa sobre la persecución de Falun Gong en China, se ha confirmado que 4276 practicantes han muerto como resultado de la persecución, aunque el número verdadero es probablemente mayor debido a la dificultad de sacar información sensible fuera de China.

Entre 2000 y 2005, mientras se desempeñaba como secretario del Partido para las oficinas locales de la Comisión de Asuntos Políticos y Legales en las provincias de Anhui y Shaanxi, Zhao supervisó la persecución de los practicantes locales de Falun Dafa, incluyendo arrestos, difusión de propaganda para difamar la práctica, y campañas para confiscar y destruir los libros de las enseñanzas de la disciplina, de acuerdo con WOIPFG.

En ese momento, la comisión era el organismo de seguridad más poderoso de China, a cargo de todas las fuerzas policiales, sistemas judiciales y centros de detención del país.

En 2010, Zhao fue uno de los altos funcionarios del Partido Comunista demandados por practicantes de Falun Dafa en Taiwán por crímenes de genocidio y transgresiones a convenciones de derechos civiles y humanos. Los practicantes de Falun Dafa presentaron la denuncia mientras Zhao estaba de visita en Taiwán.

Los otros altos funcionarios son Huang Huahua, Wang Zuoan y Yang Song. Todos son acusados de participar en la persecución a Falun Dafa en China continental.

***

Te puede interesar

Cómo el comunismo en China hace casi 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

TE RECOMENDAMOS