Experto en comunismo explica la verdadera razón detrás de abrir la frontera a inmigrantes

Una entrevista con Trevor Loudon, autor de "Los enemigos internos: comunistas, socialistas y progresistas en el Congreso de los EE.UU."
Por Charlotte Cuthbertson - La Gran Época
29 de Mayo de 2019 Actualizado: 08 de Julio de 2019

WASHINGTON – Mientras el Congreso sostiene audiencia tras audiencia sin ningún arreglo sustancial a la ley de inmigración, decenas de miles de extranjeros ilegales cruzan la frontera suroeste cada semana. La mayoría de las familias ya ni necesitan reclamar asilo por “temor creíble” a la Patrulla Fronteriza, ya que saben que los permitirán entrar de todos modos siempre que estén acompañados de un niño.

La Gran Época se sentó con Trevor Loudon, un experto en comunismo y colaborador de La Gran Época, para hablar sobre los efectos de la inacción del Congreso y las posibles razones detrás de esto.

La Gran Época: ¿Qué está pasando realmente?

Trevor Loudon: Esto es un asalto orquestado y comunista contra Estados Unidos, para destruir las fronteras de los Estados Unidos, para crear confusión en los Estados Unidos, para abrumar políticamente al sistema. Debido a que Estados Unidos es el principal enemigo [de los comunistas], y si no puedes derribarlo con armas nucleares, puedes derribarlo a través de la inmigración ilegal, que quizás sea igual de efectiva a largo plazo.

Puedes ver lo que 15, 16, 20, 25 millones de nuevos votantes demócratas van a hacer en este país. Perderás a Texas, perderás a Florida, perderás a Georgia, Arizona, Carolina del Norte. Nunca habrá, jamás, otro presidente republicano o conservador en nuestras vidas. Tendrás un estado de un solo partido en EE.UU. Y ese es el plan. Es por eso que están haciendo esto.

Esto es marxista. Esto es leninista. Y esto se remonta a los políticos estadounidenses que cooperan con potencias extranjeras hostiles para destruir a Estados Unidos. Y su arma número 1 es la inmigración ilegal y sobrecargar la frontera. Eso es lo que están haciendo.

Si eso no es una emergencia nacional, no puedo comprender lo que es. ¿Qué podría ser más urgente y más peligroso que esto?

Trevor Loudon, experto en comunismo y autor de “Los enemigos internos”, durante una entrevista el 20 de mayo de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Epoca)

Hace 25 años, los demócratas eran el partido líder que estaba en contra de la inmigración ilegal. Eran ellos. Miras los videos de C-Span (canal de televisión estadounidense) y ves discursos de Harry Reid y Bill Clinton que condenan a la inmigración ilegal en los términos más duros: “Esta es una amenaza para la seguridad nacional. Esto está robando los puestos de trabajo de los estadounidenses. Esto está destruyendo su sustento de vida. Debemos terminar con esto”.

Sonaban como los chicos de la fiesta del té. Y ahora, están completamente a favor, porque han destruido su propia base entre la clase de tipos sindicales de Pensilvania, la clase media en este país. Han destruido su propia base, tienen que importar nuevos votantes. ¿Y de dónde van a venir? Bueno, hay una fuente muy fácil para eso.

La Gran Época: ¿Cómo se vería la seguridad fronteriza bajo un presidente demócrata en 2020?

Sr. Loudon: Las fronteras se disolverían, efectivamente. No habría una seguridad fronteriza efectiva. Y todos los candidatos demócratas están unidos en esto, todos ellos. Ninguno de ellos se ha opuesto a lo que está sucediendo en la frontera. Todos ellos están a favor de la amnistía, todos están a favor de dar la bienvenida a los ilegales en la frontera. Así que ese sería el fin de los Estados Unidos que conocemos, porque tendríamos muchos millones de personas que vendrían. Se les daría la ciudadanía y el derecho de votar, y votarían por el partido que los dejó entrar.

Y así, en última instancia, estos chicos, quieren poder. Estos líderes demócratas van a vivir en comunidades cerradas. Van a estar viviendo en lo alto de toda la grasa de la tierra. Todos los demás viviremos en la pobreza y la miseria. Pero eso está bien. Todo dictador comunista vive en la prosperidad. Todo dictador comunista tiene todos los lujos que quiere. A ellos no les importa lo que nos pase. Solo somos prescindibles para ellos.

Y ellos tienen la misma mentalidad. Quieren poder a cualquier costo. Y saben que la inmigración ilegal está perjudicando a los trabajadores estadounidenses. Saben que está robando trabajos de jóvenes negros y comunidades negras. Saben que trae consigo enfermedades y peligros para la salud pública. Saben que las fronteras abiertas están matando a 60.000 estadounidenses al año a través de la importación de fentanilo de China y cocaína y heroína de Sudamérica. Ellos saben todo eso. Pero todavía están dispuestos a aceptarlo, porque el poder es lo primero. Y este es el camino al poder absoluto para ellos.

La Gran Época: ¿Cuál es el impacto de que extranjeros ilegales e inmigrantes voten?

Sr. Loudon: El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) dice que hay 22 millones de ilegales en el país ahora. Algunas personas dijeron que hay 40 millones, pero el MIT es una organización de renombre, así que confiaremos en sus cifras. Y todos sabemos, según los patrones actuales, que al menos un 80 por ciento de ellos votará por los demócratas. Bueno, eso le da a los demócratas 15 o 16 millones de votos directamente. Y cuando consideras que Mitt Romney perdió su elección por 2,5 millones de votos y Donald Trump ganó por 200.000, gracias al Colegio Electoral, y perdió el voto popular por 3 millones.

El fin del Colegio Electoral haría que la mafia sea aún más endémica. Eliminaría una de nuestras últimas protecciones contra el gobierno de la mafia. Y que quede claro, Estados Unidos nunca fue una democracia. Es una república constitucional, donde la voluntad de la mayoría se ve atenuada por cosas como el Colegio Electoral, para asegurarse de que los grandes centros de población no dominen los pequeños centros de población.

Así que la izquierda quiere deshacerse de eso. Quieren inundar el sistema con inmigrantes. Básicamente quieren socavar el sistema electoral para que puedan gobernar por siempre. Y como dice la frase popular de Stalin, “lo que cuenta no es quién vota, sino quién cuenta los votos”.

Entonces, si controlan el proceso de votación, controlan el conteo de votos y la distribución de los distritos electorales, se deshacen del voto popular nacional. No importa cuán impopulares se vuelvan, no importa cuán crueles sean, cuán corruptos sean y cuánto se derrumbe la economía, nunca podrán ser expulsados ​​del poder. Tendrán un cheque permanente en blanco del poder en este país. Incluso un demócrata intransigente debería estar aterrorizado por esa situación.

Ya sabes, para otorgar a un solo partido el monopolio en este país (no me importa si es el mejor partido político del mundo), si les otorgas un monopolio completo del poder para siempre, es una receta para la corrupción y la tiranía.

Porque el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente. No me importa si tuvieras a San Pedro al frente del partido. No importaría. Si tienes el monopolio del poder, te vuelves corrupto. Y todos en este país deberían estar aterrorizados ante esa perspectiva.

Los migrantes comienzan a retirarse a medida que la policía estadounidense usa gas lacrimógeno para repeler sus esfuerzos por cruzar ilegalmente hacia los Estados Unidos, justo al oeste del cruce de San Ysidro en Tijuana, México, el 25 de noviembre de 2018. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Epoca)

La Gran Época: ¿Por qué los estadounidenses no están más preocupados?

Sr. Loudon: Bueno, porque estas personas creen que serán la élite. Así que tienes toda una base de votantes que no comprende las consecuencias de lo que están haciendo. Todavía piensan que están votando por Harry Truman y JFK. No ven que esta es una situación de lo uno o lo otro, que los demócratas están al borde de una mayoría imbatible y permanente.

Esta es una carrera contra el tiempo. ¿Cuánto va a ser, un millón este año? ¿Un año y medio, 2 millones el año que viene? Porque aumentará mientras esté cerca la elección, especialmente si parece que Trump va a ganar nuevamente. Aumentará porque las personas quieren cruzar la frontera mientras puedan. Entonces, sí, tienes una gran crisis en la frontera.

Vimos a un millón de musulmanes ingresar ​​recientemente a Alemania, con todas las consecuencias sociales que eso implicó. Bueno, el grupo de refugiados potenciales de América Latina es mucho más grande que las personas que salen de Siria.

¿Cuántas personas viven debajo de la frontera? Estás hablando de un par de cientos de millones en América Latina. Podrías tener 3, 4, 5 millones de personas tratando de entrar.

Creo que el presidente Donald Trump espera que se desacelere, pero si no lo hace, creo que tendrá que ser duro con México. Hasta que no pueda volver a controlar la Casa de Representantes de los Estados Unidos, no veo cómo podrá detener esto. Pero él tiene que hacerlo.

Si yo fuera el presidente, le estaría diciendo al presidente de México: “Si no detiene este flujo (y el presidente de México es marxista, AMLO [Andrés Manuel López Obrador], cerraremos el comercio. Cerraremos todo”. Porque esto es un acto de guerra.

El presidente Trump está tratando de mantener las fronteras [abiertas], está tratando de mantener la economía de Texas en marcha, porque Texas va a ser muy importante en la elección. Pero puede llegar al punto en que solo tenga que morder la bala y decir: “El borde está cerrado”.

Pero incluso eso no va a detener el problema por completo porque las personas seguirán reclamando el estatus de refugiado según la ley existente.

Creo que la respuesta debe ser poner una gran presión sobre México para que detenga el problema internamente, porque podrían hacerlo si quisieran. Y al no hacerlo, básicamente están declarando la guerra a los Estados Unidos, y eso requiere algunas medidas difíciles.

Agentes de la Patrulla Fronteriza detienen a siete inmigrantes ilegales de China, uno de México y uno de El Salvador después de que intentaron evadir la captura después de cruzar el Río Grande de México a los Estados Unidos cerca de McAllen, Texas, el 18 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

La Gran Época: La Patrulla Fronteriza espera capturar a 1 millón de extranjeros ilegales este año. Todo está sobrecargado. ¿Se relaciona esto con la estrategia de Cloward-Piven?

Sr. Loudon: Sí. La estrategia de Cloward-Piven se originó en dos miembros de los Socialistas Demócratas de América: Frances Fox Piven y su esposo. Y se les ocurrió la idea en los años 60: ¿Cómo conseguimos el socialismo? Bueno, abrumamos los sistemas. Abrumamos el sistema de bienestar.

Y salieron y, deliberadamente, en Nueva York, anotaron a todas las personas que pudieron para que dependan del estado, para básicamente destruir el presupuesto de Nueva York. Porque pensaron que cuando todo se derrumba, la única alternativa es el socialismo. Bueno, esta estrategia se extendió al movimiento de los derechos de voto.

Pero creo que, en última instancia, es incluso más profundo que eso. Todo este movimiento por la inmigración ilegal (la amnistía, la disolución de la frontera) se remonta a los días soviéticos cuando el Partido Comunista de los Estados Unidos estaba trabajando en la frontera para hacer cruzar a la gente, para formar un tipo de “movimiento de amnistía”. Estoy hablando, en los años 70, o incluso antes de eso. Y con gente como Bert Corona, el famoso miembro del Partido Comunista de California que estuvo muy involucrado en esto.

Él tenía toda una red de miembros del Partido Comunista y radicales en los estados fronterizos del sur que estaban fomentando este movimiento porque fue diseñado para… Hay dos aspectos, uno era llenar los estados del sur con mexicanos y latinoamericanos para finalmente llevar los estados del sur [a] México. Y también para aumentar los votos del Partido Demócrata.

Y así, Corona trabajaba con las personas… Tengo una carta de los años 70, en la que se les pedía a Corona, a César Chávez y a otros de esta red que encontraran a jóvenes activistas chicanos que fueran prometedores para enviarlos a Moscú a entrenar en la Escuela Patrice Lumumba, la escuela de capacitación para comunistas extranjeros, para enseñarles sobre la revolución a través de la promoción de Atzlan, y luego regresar a los estados del sur a México.

Esto fue hace mucho tiempo y ahora, está siendo apoyado por [Pueblo] Sin Fronteras de Chicago, que es administrado por la familia Lozano. Ellos están ejecutando muchas redes de apoyo para las personas que saltan la frontera. Y son una familia del Partido Comunista, una familia pro-Partido Comunista Soviético, desde hace mucho tiempo.

Y luego tienes a Bellota trabajando en Honduras. La famosa organización Acorn, que es una extensión de la estrategia de Cloward-Piven, básicamente se desarrolló a partir de eso. Y trabajaron en el registro de votantes en todos los estados. Pero ahora creo que también están impulsando las caravanas. Y luego me han contado historias sobre esto pero no lo puedo probar, sobre cubanos que también están involucrados en esto, y las fuerzas de izquierda en Honduras también.

Esta entrevista ha sido editada para hacerlo más breve y claro.

***

Si te importan los hispanos, apoya el muro fronterizo

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS