Experto en virología comparte consejos para protegerse contra la neumonía viral de China

Por Olivia Li
22 de Enero de 2020 2:00 PM Actualizado: 22 de Enero de 2020 2:00 PM

Se ha confirmado que un nuevo coronavirus similar al SARS, originario de la ciudad de Wuhan, en el centro de China, se ha propagado de persona a persona. El Dr. Michael Ming-Chiao Lai, miembro distinguido de la Academia Sinica de Taiwán, conocido como el padre de la investigación del coronavirus en Taiwán, fue uno de los principales contribuyentes al control exitoso del SARS en Taiwán en 2003. Compartió algunos consejos de prevención con The Epoch Times.

La enfermedad causada por el nuevo virus, también conocida como Neumonía de Wuhan, ya se ha cobrado la vida de 17 personas a fecha de hoy.

Las autoridades sanitarias chinas también han informado de más de 470 casos confirmados en el país. Se han reportado casos fuera de China, incluyendo uno en Estados Unidos, dos en Tailandia y uno en Japón.

El patrón de propagación del coronavirus

Zhong Nanshan, científico principal de la Comisión Nacional de Salud de China que ayudó a controlar la enfermedad durante el brote de SARS, anunció el 20 de enero que se ha confirmado que el virus se transmite de persona a persona.

En la provincia de Guangdong dos pacientes no habían visitado Wuhan recientemente, pero fueron infectados por familiares que visitaron la ciudad.

Zhong también citó un caso más alarmante en el que 14 miembros del personal médico se infectaron por atender a los pacientes.

El Dr. Lai señaló que debemos estar en alerta máxima tras la confirmación de la transmisión de un coronavirus de persona a persona.

“En esta etapa, puede desencadenar un gran brote”, dijo.

Según Lai, los coronavirus son virus de ARN (ácido ribonucleico) que generalmente se originan en murciélagos. Inicialmente, se transmiten de animales a humanos, pero los virus ARN son muy susceptibles a las mutaciones genéticas. El virus mutado se convierte entonces en una nueva variedad que puede transmitirse de los murciélagos a otros animales y eventualmente a los seres humanos.

Si consideramos el SARS (síndrome respiratorio agudo severo) y el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS) como ejemplos, el virus del SARS se transmitió primero de los murciélagos a los gatos de la civeta y luego a los humanos, y el MERS se transmitió de los murciélagos a los camellos, y finalmente infectó a los humanos.

En otras palabras, la transmisión de animal a humano es el primer paso de infección para los coronavirus. Una vez que el virus entra en el cuerpo humano, las continuas mutaciones genéticas pueden permitir que se transmita de persona a persona. En esta etapa, la epidemia puede propagarse de manera explosiva.

Además, las mutaciones del virus dentro del cuerpo humano pueden hacerlo más contagioso o más mortal, explicó Lai.

La cuarentena y el uso de máscaras son claves

Lai ha sido un investigador en el Instituto Médico Howard Hughes en los Estados Unidos desde 1990. Regresó a Taiwán en medio del brote de SARS de 2003 para ayudar a desarrollar vacunas contra la enfermedad.

“La clave para prevenir la propagación de un virus es la cuarentena”, dijo Lai. “Cualquier persona que haya estado en el epicentro de la enfermedad o que pueda haber estado en contacto con un paciente debe medir su temperatura corporal diariamente”. Tan pronto como tenga fiebre o tos, debe ir al médico inmediatamente, ponerse una mascarilla antes de contactar con otras personas y notificar al personal del hospital que debe ser puesto en cuarentena”.

“Así es como controlamos con éxito el SARS hace 15 años”, añadió.

Los que viven en el epicentro deben tratar de evitar los lugares públicos concurridos, lavarse las manos con frecuencia y usar una mascarilla siempre que sea posible, aconsejó Lai. “Usar una mascarilla es su mejor prevención”.

Súper propagador

Algunos pacientes son más infecciosos que otros que tienen la misma enfermedad. Este grupo de personas se llaman súper propagadores, y por lo tanto son críticos en el control y la prevención de la enfermedad.

El paciente de Wuhan que enfermó a 14 miembros del personal médico bien podría ser un súper propagador.

Según Lai, actualmente la comunidad científica sospecha que los súper propagadores podrían ser portadores de versiones mutadas del virus, o llevar una carga viral más alta porque el virus se multiplica más rápidamente en sus cuerpos debido a un sistema inmunológico debilitado.

Sin embargo, estas son solo predicciones. Como nadie sabe qué es lo que causa los súper propagadores, no hay una forma específica de prevenir la aparición de los súper propagadores.

“Cortar la cadena de transmisión es el mejor método hasta ahora”, aconsejó Lai.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.