Experto explica que el cáncer puede ser una enfermedad metabólica y comparte una cura

Por Flora Zhao
18 de Noviembre de 2022 3:40 PM Actualizado: 18 de Noviembre de 2022 4:13 PM

“El cáncer no es una enfermedad genética, es una enfermedad metabólica ”, dijo a The Epoch Times Thomas N. Seyfried, un conocido investigador del cáncer y profesor de biología en el Boston College. “Una vez que las personas entiendan que el cáncer es una enfermedad metabólica, comenzarán a ver una reducción muy grande en las muertes y una calidad de vida y supervivencia mucho mejores”.

Tasas de cáncer se han mantenido altas durante décadas

Según las estadísticas de la Sociedad Americana del Cáncer, aunque la incidencia de cáncer en Estados Unidos ha ido disminuyendo lentamente desde principios del siglo XXI, si lo analizamos durante un período prolongado de tiempo, encontraremos que la incidencia del cáncer en realidad está aumentando, no disminuyendo.

En 1975, aproximadamente 400 de cada 100,000 estadounidenses tenían cáncer. Para 2018, ese número había aumentado a aproximadamente a un 445, un aumento de más del 10 por ciento [1].

Las tasas de cáncer en Estados Unidos siguen siendo altas. (Health 1+1 / The Epoch Times)

Desde la perspectiva de la mortalidad por cáncer, en los últimos casi 100 años, la cantidad de mujeres que murieron de cáncer por cada 100,000 estadounidenses ha disminuido gradualmente de aproximadamente 190 en 1930 a 130 en 2022; mientras que las muertes por cáncer entre los hombres por cada 100,000 estadounidenses aumentaron de alrededor de 160 en 1930 a 180 en 2022 [2].

En 2022, se esperan casi 2,000,000 de nuevos casos de cáncer en los Estados Unidos, y se espera que más de 500,000 personas mueran a causa de él. Esto significa que todos los días, en promedio, 5000 estadounidenses son diagnosticados con cáncer y más de 1600 personas mueren a causa de él [3].

Puede que el cáncer no sea una enfermedad genética

“¿Por qué tanta gente muere de cáncer?” preguntó Seyfried. “Porque la teoría es incorrecta. La teoría que subyace al cáncer es incorrecta”.

El cáncer todavía se considera generalmente un trastorno genético. Los libros de texto de medicina utilizan la teoría de la mutación somática para explicar la causa del cáncer. Estos libros de texto afirman que el cáncer es causado por mutaciones en protooncogenes o genes supresores de tumores [4] , y las células mutadas luego se multiplican indefinidamente y forman tumores malignos. Sin embargo, Seyfried mencionó una serie de hechos en esta entrevista y en su investigación publicada [5] que son inconsistentes con la teoría anterior:

1. Algunos cánceres no tienen mutaciones genéticas y cromosómicas;

2. Algunos carcinógenos no provocan mutaciones genéticas;

3. Las “mutaciones” del cáncer también ocurren en las células normales, pero algunas no se desarrollan más y se convierten en células cancerosas;

4. El resultado de estudiar el cáncer como un trastorno genético es el desarrollo de un tratamiento personalizado o medicina de precisión, pero hay efectos fuera del objetivo para algunas medicinas de precisión contra el cáncer personalizadas.

5. Los antiguos de hace miles de años rara vez tenían cáncer, ni tampoco los indígenas que vivían en el medio natural.

Seyfried también realizó experimentos sobre trasplantes nucleares y citoplásmicos [6] , proporcionando evidencia de la posibilidad de que el cáncer no sea un trastorno genético.

En circunstancias normales, las células normales se convierten en células normales con crecimiento controlado (caso 1 en la figura a continuación), mientras que las células cancerosas se convierten en células cancerosas con crecimiento descontrolado (caso 2).

Los genes se almacenan en el núcleo. Cuando el núcleo de una célula cancerosa se implantó en un citoplasma que contenía mitocondrias normales, la célula se convirtió en una célula normal de todos modos (caso 3). De acuerdo con la teoría de la mutación somática, una célula con un núcleo de célula cancerosa debería haberse convertido en una célula cancerosa.

Sin embargo, cuando los investigadores implantaron un núcleo normal en un citoplasma canceroso con mitocondrias anormales, encontraron que aún se convirtió en una célula cancerosa (caso 4).

Las investigaciones sugieren que el cáncer puede no ser un trastorno genético. (Salud 1+1 / The Epoch Times)

Además, los estudios de glioma, melanoma y células de cáncer de mama metastásico han encontrado que la función mitocondrial normal inhibe el crecimiento celular desregulado, independientemente de cuántas anomalías genéticas o cromosómicas puedan estar presentes en el núcleo de la célula tumoral. Seyfried dijo que todo esto demuestra que la mutación celular no es la causa principal del cáncer y que el cáncer es, de hecho, un trastorno metabólico.

La mayor diferencia entre las células normales y las células cancerosas

La teoría de que el cáncer es un trastorno metabólico fue propuesta por primera vez hace unos 100 años por un conocido científico alemán llamado Otto Warburg. Las células normales descomponen la glucosa a través de la respiración aeróbica, pero Warburg observó que las células cancerosas son diferentes. Las células cancerosas obtienen energía a través de la fermentación, incluso en un ambiente aeróbico. Así, proponía Warburg, la insuficiencia respiratoria aeróbica es el origen del cáncer.

La investigación de Seyfried agrega otra vía metabólica en las células cancerosas que Warburg no observó: las células cancerosas también obtienen mucha energía de la fermentación de un aminoácido llamado glutamina, lo que actualizó la teoría de Warburg [7] [8] .

La verdad, dijo Seyfried, es que “ellos [el cáncer] no pueden respirar… no pueden obtener energía a través del oxígeno, solo pueden obtener energía de la fermentación”. Todos los cánceres pueden sobrevivir sin oxígeno, pero “no pueden vivir sin azúcar, glucosa y el aminoácido glutamina”.

La respiración aeróbica celular tiene lugar principalmente en las mitocondrias. Las mitocondrias, que son responsables de la respiración, están dañadas y huecas en todos los tipos principales de cáncer. Las crestas, las estructuras arrugadas y onduladas en la estructura mitocondrial, están desordenadas y defectuosas. La anormalidad de la estructura mitocondrial cambiará la función de las mitocondrias, lo que resultará en la incapacidad de las células para obtener energía a través del metabolismo oxidativo. Esto cambia el metabolismo de la célula de depender principalmente de la oxidación a la fermentación.

Seyfried explicó además que las diversas anomalías en las células cancerosas son causadas por la pérdida de la función normal de las mitocondrias de las células debido a varias razones (incluidos los carcinógenos, la radiación, la contaminación, la inflamación, la edad, los virus, etc.). Se producirá una gran cantidad de especies reactivas de oxígeno (ROS) cuando las mitocondrias se dañen, atacando y destruyendo aún más el núcleo.

“Las mutaciones que vemos en el cáncer son el resultado del daño de las especies reactivas de oxígeno”, dijo Seyfried. “Las mutaciones son un efecto, no son la causa del cáncer”.

Estructura mitocondrial defectuosa en células cancerosas. (Salud 1+1 / The Epoch Times)

Además, Seyfried también habló sobre un fenómeno, es decir, los cánceres con innumerables variantes comparten un proceso metastásico constante. Primero, las células individuales se vuelven cancerosas y forman tumores; las células tumorales luego se diseminan a través de los vasos sanguíneos y el sistema circulatorio a otras partes del cuerpo, formando nuevos tumores.

¿Por qué todos los cánceres tienen el mismo proceso metastásico? ¿Cómo se relaciona esto con la teoría de que el cáncer es un trastorno metabólico?

Seyfried dijo que la teoría metabólica mitocondrial explica la metástasis del cáncer mejor que la teoría de la mutación somática. Después de que los macrófagos engullen y se fusionan con las células protocancerosas defectuosas, las mitocondrias que funcionan normalmente son reemplazadas gradualmente por mitocondrias disfuncionales debido a la inflamación. Como células inmunitarias, los macrófagos tienen la capacidad de viajar por el cuerpo. Como resultado, estas células cancerosas, que son fusiones de células protocancerosas y macrófagos, se diseminan por todo el cuerpo.

Terapia press-pulse: Ajuste el metabolismo de las células cancerosas para mejorar la condición

Seyfried cree que el sistema de tratamiento del cáncer existente está “roto”. Dijo que una vez que la gente comprenda la teoría metabólica del cáncer, los tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia serán reemplazados por nuevos tratamientos.

Sobre la base de la teoría, Seyfried y su equipo desarrollaron la “terapia press-pulse” [9] [10] [11], que es un tratamiento combinado que consiste en la dieta cetogénica, el medicamento inhibidor de la glutaminasa y el manejo del estrés.

La dieta cetogénica se adopta porque las células cancerosas tienen mitocondrias defectuosas y un metabolismo alterado, por lo que solo pueden depender de azúcares fermentados y glutamina para obtener energía. Las células cancerosas no pueden obtener energía ya que los cuerpos cetónicos no pueden fermentarse. En cuanto a las células con función metabólica normal, pueden obtener energía metabolizando cuerpos cetónicos [12].

El propósito de una dieta cetogénica combinada con medicamentos básicos es controlar la proporción de glucosa y cuerpos cetónicos en la sangre a un rango ideal mientras se inhibe la capacidad de las células cancerosas para adquirir glutamina. De esta manera, podemos “matar de hambre” a las células cancerosas desde una perspectiva metabólica, logrando así el mismo efecto que los tratamientos contra el cáncer.

Un aspecto importante de la “terapia press-pulse” es el control del estrés y la gestión emocional. Seyfried enfatizó en la entrevista que el estrés mental de las personas tiene una relación directa con el desarrollo del cáncer. Cuando los pacientes son diagnosticados con cáncer, experimentan un pánico extremo y no pueden descansar ni comer en paz. El estrés excesivo puede elevar los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede hacer que las células cancerosas crezcan rápidamente. Como resultado, el cáncer no se puede controlar. Aliviar los niveles emocionales y de estrés del paciente y su familia puede estabilizar aún más la condición psicológica y física del paciente.

Hubo muchos casos exitosos de control del cáncer mediante la gestión del metabolismo. Además, muchos pacientes utilizan este método cuando los tratamientos tradicionales contra el cáncer, como la quimioterapia y la radioterapia, son ineficaces o cuando el cáncer se ha propagado.

Un hombre de 38 años presentó síntomas en febrero de 2016 y posteriormente se le diagnosticó glioblastoma multiforme (la forma más común y maligna de cáncer cerebral primario en adultos). Después de 20 meses de terapia de dieta cetogénica y de completar la quimioterapia y la radioterapia, el tumor del paciente disminuyó aproximadamente 1,5 cm de diámetro. Parecía gozar de buena salud sin aparentes déficits clínicos o neurológicos [13] .

Otro hombre de 54 años fue diagnosticado con cáncer de pulmón; las células cancerosas habían hecho metástasis y se encontraron tumores en su cerebro. La radioterapia y la quimioterapia no tuvieron efecto, por lo que el paciente optó por una dieta cetogénica. Dos años más tarde, los tumores de su cerebro y pulmones se redujeron; después de nueve años de tratamiento, los tumores de cáncer de cerebro y pulmón se mantuvieron estables en tamaño [14].

A una mujer de 45 años de Ohio se le diagnosticó cáncer de mama a finales de 2016. En agosto de 2018, el cáncer se había propagado y desarrolló tumores en el cerebro, los pulmones, el mediastino, el hígado, el abdomen y los huesos. Su médico esperaba que le quedara menos de un mes de vida. El paciente comenzó a recibir terapia press-pulse en noviembre de 2018. En abril de 2019, el informe de la exploración indicó que el tratamiento fue eficaz. Según el estudio publicado, su último control fue en marzo de 2021 y los resultados mostraron una condición estable, sin recurrencia y una mejor calidad de vida [15].

En un estudio publicado en la revista Clinical Nutrition, 80 pacientes con cáncer de mama localmente avanzado y metastásico fueron asignados aleatoriamente a una dieta cetogénica o a un grupo de control para una prueba de tratamiento de 12 semanas. Los pacientes en el grupo de dieta cetogénica tenían niveles de insulina sérica más bajos y sus tumores se redujeron [16].

Dos artículos publicados recientemente en Nature: Prostate Cancer and Prostatic Disease describen los beneficios terapéuticos de una dieta baja en carbohidratos y una dieta que simula el ayuno para pacientes con cáncer de próstata [17] [18]. Una dieta cetogénica, que requiere ayuno y es baja en carbohidratos, puede reducir los niveles de azúcar en la sangre y controlar el crecimiento del tumor. Estos hallazgos respaldan la hipótesis de que los cuerpos cetónicos elevados se asocian con un crecimiento tumoral reducido [19].

Hacer ejercicio, ayunar y evitar las dietas altas en carbohidratos puede mantener alejado al cáncer

En cuanto a cómo una persona promedio puede mantener un metabolismo saludable y prevenir el cáncer, Seyfried dijo que al mantener sanas las mitocondrias en las células, las personas tienen menos probabilidades de contraer cáncer. Dijo que esto se puede lograr a través de un cierto período de ayuno (beber solo agua), una dieta baja en carbohidratos y ejercicio.

También enfatizó que los carbohidratos altos y los alimentos poco nutritivos, como la comida chatarra, pueden causar cáncer, y aconsejó mantenerse alejado de esos alimentos. No es solo el cáncer, enfermedades como el Alzheimer, la diabetes tipo 2 y la obesidad, entre otras, están todas relacionadas con la dieta occidental.

“Tan pronto como la dieta occidental llega a la población, se contrae cáncer… y diabetes y cosas así”. También bromeó: “La conclusión es no comer nada y se pondrá muy saludable. Solo beba agua”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.