Expertos en enfermedades infecciosas de Shanghái piden a autoridades poner fin a política “cero COVID”

Por Jennifer Bateman
09 de Mayo de 2022 4:06 PM Actualizado: 09 de Mayo de 2022 4:06 PM

Miao Xiaohui, un destacado experto en enfermedades infecciosas de Shanghái, publicó el 23 de abril una reiteración de su petición a las autoridades del PCCh para que pongan fin cuanto antes a la política de “Cero COVID”, que “es totalmente incoherente con la ley básica de las pandemias de enfermedades infecciosas”, con el fin de reducir las catástrofes y muertes secundarias causadas por la excesiva prevención de la pandemia.

Miao fue vicepresidente y director del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Changzheng, afiliado a la Segunda Universidad Médica Militar de China, y participó en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la epidemia de SRAS cuando estalló en China en 2003.

En su posteo, Miao señaló que la política de “Cero COVID” es ineficaz y carece de una base científica real. Afirmó que todos los barrios de Shanghái han estado cerrados entre 23 y 27 días, superando los tres periodos de incubación más largos del virus ómicron, lo que es “completamente inconsistente con las leyes básicas y los resultados de la intervención en pandemias de enfermedades infecciosas”.

La política cero COVID desencadenó un gran número de catástrofes secundarias, con el resultado de muertes que no deberían haberse producido. “Dejen de continuar, ¿de acuerdo?”, instó.

Ya el 8 de abril, Miao Xiaohui publicó un extenso artículo en el que afirmaba que, bajo estrictos controles, la política de cero COVID desencadenaría un agotamiento de los recursos médicos, y pedía que se prestara atención y se resolviera rápidamente el problema de las muertes adicionales durante la pandemia.

Miao estimó que el número de muertes adicionales de pacientes diabéticos causadas por el confinamiento de un mes de Shanghái puede ser de casi 1000, basándose en un estudio sobre las muertes adicionales de algunos pacientes de enfermedades crónicas no transmisibles (como los diabéticos) durante el cierre de Wuhan (China) a principios de 2020.

Considera que, debido a la escasez de recursos médicos, además de la diabetes, varias enfermedades crónicas no transmisibles, varias enfermedades infecciosas agudas y crónicas, varias enfermedades agudas, y el aumento de la tasa de suicidio en un 66% causado por problemas psicológicos durante el periodo de confinamiento, harán que el número de muertes adicionales no sea insignificante.

Por ejemplo, Miao dijo que durante el actual cierre de Shanghái, al menos 20 grandes hospitales estuvieron cerrados durante 3 días o más y, al mismo tiempo, se vaciaron las salas y se cerraron los quirófanos, lo que aumentaría artificialmente el número de muertes adicionales.

Considera que la necesidad y el coste de la campaña de cierre y desalojo de las autoridades deben ser cuidadosamente considerados, especialmente porque la falta de recursos médicos durante el cierre puede conducir a un gran número de muertes adicionales de pacientes que no son del COVID-19.

Para reducir la escasez de recursos médicos, sugirió que las personas infectadas asintomáticas se aislaran en casa, y el gobierno debería examinar si es necesario realizar pruebas de ácido nucleico a toda la población y no permitir el cierre total de los hospitales.

Por último, también planteó la cuestión de que las pruebas de ácido nucleico, uno de los tres pilares de la política de cero COVID del PCCh, aumentarían las infecciones cruzadas. “No me pregunten de dónde viene el virus, su origen está en dos hisopos de algodón”, dijo.

Ding Xian, exsecretario del Comité del Partido de la sucursal de Jing’an del Hospital Huashan de Shanghai, también publicó el 24 de abril que las deficiencias de la política de cero COVID de las autoridades son “las repetidas pruebas de ácido nucleico, el personal desbordado y las graves infecciones cruzadas”. “La más grave es la contaminación cruzada, y esa ciencia se ha tirado a la basura”.

Yin Youkuan, ex subdirector del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Huashan de Shanghái, publicó el 22 de abril que los datos estadísticos habían salido a la luz, y que el número de casos positivos aumentaría entre un 3 y un 4 por ciento por cada (prueba) de ácido nucleico de todo el personal.

Citó como ejemplo una comunidad de Shanghái. No había ningún caso positivo, pero tras unos días de pruebas de ácido nucleico, el número aumentó a 83. “Fue el personal el que lo trajo”, dijo.

En la actualidad, Shanghái ha puesto en práctica el llamado “aislamiento duro” en las zonas selladas y bajo control, convirtiendo todo un edificio residencial o toda una comunidad en un punto de aislamiento, e intentando ampliar la zona de aislamiento para lograr la “limpieza social”.

La Sra. Xu, residente de una comunidad de la calle Yangjing, en el distrito de Pudong, Shanghái, confirmó a The Epoch Times el 25 de abril que su comunidad había sido notificada de que, a partir del 23 de abril, todos los edificios estarían en “aislamiento duro”, lo que significaba que todo el edificio estaría cerrado desde el exterior y el único movimiento para los residentes sería dentro de sus propios apartamentos.

Dijo a los periodistas que había más de 200 hogares en el edificio de 25 plantas en el que vivía, y que el cierre comenzó el 21 de marzo porque una pareja de ancianos de más de 90 años dio positivo en la prueba de ácido nucleico.

Hablando de desastres secundarios durante el cierre, la Sra. Xu dijo que lo que más teme ahora es enfermar. Vive con su nieta, que está en el preescolar, mientras que su hijo y su nuera viven en otro edificio residencial, que también está cerrado.

Larga lista de muertes por la pandemia

Desde que comenzó el confinamiento en Shanghái, muchos hospitales han sido cerrados, dejando a los ciudadanos sin acceso a los servicios médicos básicos, muchos de los cuales han perdido la vida por no haber podido recibir un tratamiento médico a tiempo. Algunas personas han hecho un recuento espontáneo de la lista de personas que han fallecido en Shanghái y que “no murieron de COVID-19, sino que murieron a causa del COVID-19”. El número total de casos ha alcanzado ya los 176.

Por ejemplo, Yu Hongsan, notario jefe de la Notaría Oriental de Shanghái, murió el 19 de marzo debido a un ataque de asma cuando no se llamó a una ambulancia con la suficiente antelación.

Con información de Ellen Wan.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.