Expertos piden que se use más el fonendoscopio para detectar valvulopatías

Por EFE
18 de Septiembre de 2018 Actualizado: 18 de Septiembre de 2018

Pacientes y expertos en cardiología han reclamado hoy que los médicos hagan mayor uso del fonendoscopio en las consultas ya que las enfermedades valvulares van en aumento dado el envejecimiento de la población, y éstas se pueden detectar de forma temprana con un gesto tan sencillo como escuchar el corazón.

En concreto, la Asociación Española de Portadores de Válvulas Cardiacas que preside Celia Salvador pide en el primer manifiesto español de esta enfermedad, que los Gobiernos promuevan y financien revisiones periódicas para detectar valvulopatías (patologías causadas por un mal funcionamiento de una o más válvulas del corazón), como parte del chequeo anual en mayores de 65 años.

En concreto, reclaman que éstos puedan solicitar que se les haga un reconocimiento con fonendoscopio al menos una vez al año para que el médico pueda escuchar los ruidos cardíacos, gracias a la capacidad de este instrumento para amplificar los sonidos.

Según los resultados de una encuesta europea en 2017 en once países de la Heart Health, el uso del fonendoscopio en España es muy limitado. El 46 % de los encuestados afirmó que el uso que su médico hacía de esta herramienta en el transcurso de una consulta era excepcional.

Según Antonio Alemany, director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria de Madrid, el manifiesto presentado hoy con el lema “Escucha a tu corazón”, también podría llamarse “Escucha mi corazón”.

El médico de atención primaria Juan Carlos Obaya reconoce esa baja utilización del fonendoscopio en las consultas de cabecera debido, en buena medida, a que los profesionales se apoyan en otras técnicas que tienen a su disposición que les hace olvidar que tienen otras más accesibles, además de que en las consultas hay cada vez más pacientes.

Los cardiólogos y profesionales de la cirugía cardiovascular del Hospital Universitario de la Princesa de Madrid, como Jorge Salamanca, Pablo Díez, Fernando Alonso o Guillermo Reyes, han corroborado este argumento, aunque en sus consultas se usa más porque para ellos se trata de una “herramienta fundamental”.

Las valvulopatías son unas grandes desconocidas si tenemos en cuenta que casi un 92 % de los españoles desconoce la enfermedad más común de las válvulas cardíacas, la estenosis aórtonica.

Los síntomas de esta enfermedad se muestran equívocos y la mayoría de los afectados no es consciente que la sufre y no informa a su médico, lo que es preocupante según Cecilia Salvador, ya que los afectados no reciben un diagnóstico preciso y no son tratados de forma adecuada.

Para su diagnóstico es fundamental (según los expertos) su sospecha, y se puede sospechar de ella si se sufren una serie de síntomas como la disnea o la fatiga con los esfuerzos, las palpitaciones o el dolor torácico.

Pero estos síntomas son inespecíficos como recalcan los especialistas, y su sola presencia no asegura la existencia de un problema valvular.

Para confirmar ese problema, los cardiólogos deben realizar una valoración y para ello inicialmente se hace un electrocardiograma y una exploración física que incluiría una sencilla auscultación cardíaca con un fonendoscopio para detectar soplos cardíacos que hagan sospechar una determinada valvulopatía.

 

TE RECOMENDAMOS