Expresidente del Consejo Australiano de Prensa condena ataque incendiario al Epoch Times de Hong Kong

Por Janita Kan
27 de Noviembre de 2019
Actualizado: 27 de Noviembre de 2019

El expresidente del Consejo Australiano de Prensa ha condenado el ataque incendiario contra la edición de Hong Kong del Epoch Times, diciendo que el ataque debería ser denunciado por gobiernos democráticos, organizaciones y personas libres en todas partes.

David Flint, que dirigió el consejo de prensa entre 1987 y 1997, expresó su preocupación por el ataque del 19 de noviembre, en el que cuatro intrusos enmascarados, dos de ellos con porras, entraron en el almacén de impresión del periódico en el barrio de Tsuen Wan y le prendieron fuego.

El incendio causó daños a dos imprentas, cuatro rollos de papel y varias pilas de periódicos.

“Este crimen debe ser denunciado por los gobiernos democráticos, las organizaciones dedicadas al estado de derecho y a la libertad de expresión y de prensa, y por la gente libre en todas partes”, dijo Flint a The Epoch Times en una declaración. “Debe quedar claro que la supresión de la libertad de expresión y de prensa no será tolerada”.

Flint, que también era el jefe de la Autoridad de Radiodifusión Australiana, dijo que The Epoch Times es un periódico respetado en todo el mundo por sus reportajes basados en hechos. El medio de comunicación también ha sido una de las principales voces en reportar de modo independiente sobre las protestas en Hong Kong de los últimos meses, y por su cobertura veraz y extensa de China continental, convirtiéndola en un blanco del Partido Comunista Chino (PCCh), que se sabe que suprime las voces críticas con el régimen.

El legislador australiano Craig Kelly en una foto de archivo. (NTD Televisión)

“Todos los que se preocupan por el mantenimiento de la libertad de expresión y la libertad de prensa en Hong Kong, garantizada en la cesión [del dominio británico a China] y en el artículo 27 de la Ley Fundamental, no pueden dejar de preocuparse por el ataque contra el almacén de la imprenta de uno de los pocos medios de comunicación independientes que quedan allí, The Epoch Times”, dijo.

Esta tampoco es la primera vez que las operaciones de impresión de las ediciones de Hong Kong han sido atacadas. En febrero de 2006, cuatro matones irrumpieron en la fábrica y destrozaron una máquina de fabricación de planchas por valor de 1 millón de dólares de Hong Kong (unos 128.000 dólares), lo que obligó a la fábrica a suspender temporalmente sus operaciones.

Al igual que Flint, otros destacados australianos también han expresado su preocupación por la libertad de prensa en Hong Kong tras el ataque.

El legislador australiano Craig Kelly dijo a The Epoch Times que el ataque no fue “un ataque incendiario cualquiera, sino un ataque violento y calculado contra la libertad de expresión y la libertad de prensa”.

Del mismo modo, el Dr. Chongyi Feng, profesor asociado de estudios sobre China en la Universidad de Tecnología de Sydney, dijo que no le sorprende que The Epoch Times se haya convertido en “una espina clavada en el costado” del PCCh, dado que la publicación ha resistido durante mucho tiempo la propaganda del régimen.

“No quedan muchos medios de comunicación en Hong Kong que no bailen con el PCCh, excepto The Epoch Times y Apple Daily. Dado que The Epoch Times ha estado mucho tiempo en contra de la propaganda del PCCh, no es una sorpresa que se haya convertido en una espina clavada en el costado del PCCh. El PCCh siempre ha sido bueno en la censura de la información”, dijo a The Epoch Times.

Feng, que es crítico con la interferencia del PCCh en Australia y en todo el mundo, dijo a The Epoch Times que estaba preocupado por la situación actual en Hong Kong.

El asedio a la Universidad Politécnica de Hong Kong (PolyU) ha “puesto de manifiesto que el régimen comunista chino y su infiltrado cuerpo de policía de Hong Kong no tienen ninguna línea roja. Están desafiando a la civilización humana y no tienen en cuenta las normas morales humanas”, dijo Feng.

La policía dispara gas lacrimógeno cuando los manifestantes intentan abandonar la Universidad Politécnica de Hong Kong en el distrito Hung Hom de Hong Kong, el 18 de noviembre de 2019. (Foto de YE AUNG THU/AFP vía Getty Images)

“Desde que comenzó el movimiento contra la ley de extradición en junio, ha habido muchos acuerdos sombríos, cientos de personas han desaparecido y el número de ‘suicidios’ ha crecido exponencialmente. La gente sospecha que la policía y la mafia son los culpables de algunos de estos incidentes”, dijo Feng, quien fue retenido e interrogado en China durante una semana en 2017 cuando salía del país después de un viaje de investigación.

“La gente de Hong Kong no se rendirá. Esta lucha será una guerra larga”, dijo.

Chuliang Qiu, un profesor jubilado de la Universidad de Queensland, también expresó sentimientos similares, diciendo que sospecha que el incendio provocado en el almacén de la imprenta parece ser obra del PCCh.

“El PCCh y Xi Jinping solo quieren usar la violencia para mantener su régimen y su gobierno”, dijo Qiu a The Epoch Times.

También subrayó el importante papel que desempeña The Epoch Times en la difusión de la verdad sobre la situación de las protestas de Hong Kong, y añadió que espera que los medios de comunicación de todo el mundo hagan lo mismo.

“Espero que los medios de comunicación de todo el mundo trabajen juntos para informar con veracidad y no dejar que Hong Kong se convierta en una segunda [masacre de] Tiananmen”, dijo.

El ataque también atrajo la atención mundial, incluso en los Estados Unidos. El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), una organización sin fines de lucro con sede en Estados Unidos, instó a la policía de Hong Kong a llevar a cabo una investigación rápida y exhaustiva sobre el incendio provocado y a detener a los autores.

“Hong Kong está sufriendo un alarmante aumento de la violencia contra los periodistas y las operaciones de los medios de comunicación, amenazando la tradición de libertad de prensa de la ciudad”, dijo Steven Butler, coordinador del programa asiático en el CPJ de Nueva York, en una declaración el 22 de noviembre.

Mientras tanto, varios senadores estadounidenses como Josh Hawley (R-Mo.), John Cornyn (R-Texas) y Ben Cardin (D-Md.) también han condenado el ataque en respuesta al incidente.

Eva Fu y Frank Fang colaboraron en la elaboración de este artículo.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan

Descubre

The Epoch Times es atacado en Hong Kong

TE RECOMENDAMOS