Comité para Protección de Periodistas pide investigar ataque incendiario al Epoch Times en Hong Kong

Por Frank Fang
23 de Noviembre de 2019
Actualizado: 23 de Noviembre de 2019

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro con sede en Estados Unidos, ha instado a la policía de Hong Kong a llevar a cabo una investigación rápida y exhaustiva sobre el incendio provocado contra la edición de la imprenta de The Epoch Times en Hong Kong.

El ataque tuvo lugar en la madrugada del 19 de noviembre, cuando cuatro hombres enmascarados vestidos de negro entraron en el almacén de la imprenta ubicado en el barrio de Tsuen Wan. Según las imágenes de vigilancia, los hombres, dos de los cuales portaban macanas, amenazaron a los trabajadores dentro de las instalaciones para que no se movieran, mientras un hombre vertía líquido inflamable en el piso de la fábrica, antes de que otro encendiera fuego.

El incidente duró unos dos minutos antes de que los cuatro hombres huyeran. El incendio activó el sistema de rociadores, mientras que el personal apagó el fuego con un extintor.

La oficina de la policía local y el departamento de bomberos fueron llamados y llegaron a las instalaciones poco después. La comisaría de policía de Tsuen Wan ha iniciado una investigación.

El incendio y los rociadores causaron daños a dos máquinas de impresión, cuatro rollos de papel de impresión y varias pilas de periódicos.

El ataque, sin embargo, no afectó la publicación del periódico el 19 de noviembre.

En el momento de redactar el presente informe, la policía local no había detenido a ningún sospechoso.

“Hong Kong está sufriendo un alarmante aumento de la violencia contra los periodistas y las operaciones de los medios de comunicación, amenazando la tradición de libertad de prensa de la ciudad”, dijo Steven Butler, coordinador del programa asiático en el CPJ de Nueva York, en una declaración el 22 de noviembre.

“La policía debe tomar medidas inmediatas para detener a los responsables del incendio de la imprenta Epoch Times y asegurarse de que rindan cuentas”, añadió.

Se cree que el ataque es el último esfuerzo del Partido Comunista Chino (PCCh) por silenciar a The Epoch Times, un medio de comunicación independiente que ha cubierto temas considerados delicados para el régimen, como la supresión de las libertades tanto en el país como en el extranjero. El periódico también ha informado ampliamente sobre las protestas en Hong Kong, un movimiento a favor de la democracia lanzado en oposición a la progresiva invasión de la autonomía de la ciudad por parte del régimen.

No es la primera vez que han atacado a la imprenta.

En febrero de 2006, unos matones irrumpieron en las instalaciones e intentaron aplastar las máquinas de impresión. Más tarde, en diciembre de 2012, siete hombres intentaron sin éxito entrar en el lugar antes de huir, cuando llamaron a la policía.

Se cree que la elección de los atacantes de trajes negros es un intento de engañar a la gente para que piense que son manifestantes de Hong Kong.

Los manifestantes de Hong Kong han adoptado ropa negra desde que comenzaron las protestas en junio.

También el 22 de noviembre, el Club de Corresponsales Extranjeros (FCC) de Hong Kong condenó el ataque incendiario en una declaración, al tiempo que pidió una investigación exhaustiva y transparente.

“Los ataques a la prensa o a sus instalaciones son inaceptables”, decía la declaración.

Y añadió: “La FCC expresa su creciente preocupación y condena por la creciente violencia e intimidación a los medios de comunicación en Hong Kong”.

También pidió que se realizara una investigación independiente sobre la violencia policial y la injerencia contra los periodistas.

Varios senadores estadounidenses también han condenado el ataque: Josh Hawley (R-Mo.), John Cornyn (R-Texas), Ben Cardin (D-Md.) y Bob Menéndez (D-N.J.).

“Cualquier ataque a la libertad de prensa es un ataque a la libertad que se prometió al pueblo de Hong Kong”, declaró Hawley el 19 de noviembre.

Reporteros sin Fronteras (RSF) pidió el 22 de noviembre a las autoridades de Hong Kong que pusieran fin a la violencia contra los medios de comunicación tras el incendio provocado.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

*****

Mira a continuación

¿Terminará Hong Kong como la Plaza de Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS