Extirpan riñón sano por error a niño de 3 años, ahora lucha por vivir

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
08 de Septiembre de 2018 Actualizado: 08 de Septiembre de 2018

Sebastián, un niño de tres años a quien le detectaron cáncer en el riñón izquierdo ingresó el miércoles al quirófano del Hospital Oncológico de Santa Cruz, Bolivia, para que le extirpen el órgano enfermo, pero el médico le extrajo por error el derecho, que se encontraba sano.

Ahora se encuentra en terapia intensiva, dependiendo de una máquina de diálisis.

El niño está con un cuadro muy delicado, muy difícil por la extirpación del riñón que no debían sacarle y por último terminaron quitándole los dos riñones”, dijo este viernes a Página Siete el abogado de los padres del pequeño, Felipe Hurtado.

La noticia que conmocionó a su familia y tantas personas en el país, hizo que algunos se acercaran a los papás de Sebastián para ofrecerse como donantes.

“Doy las gracias a todo el que nos quiera ayudar”, dijo Ever Justiniano, el padre del niño, según el medio boliviano.

Incluso el presentador de noticias de la cadena PAT, Jorge Robles, también se ofreció como donante de un riñón.

“He venido para hablar con la familia, para decirles que quiero donar mi riñón para el pequeño”, dijo Robles, de acuerdo a Página Siete.

Imagen de archivo. (GERARD JULIEN/AFP/Getty Images)

Costoso error

El padre relató que después que se le detectó el cáncer a su hijo, el niño pasó dos meses de quimioterapia en el riñón izquierdo, con el cual el órgano disminuyó de tamaño y los médicos propusieron realizar la extirpación.

“Mi hijo ingresó bien a quirófano, luego de 45 minutos, cuando salieron, me dieron los papeles para que pase por caja, leí que decía riñón derecho. Hablé con el doctor Moreno y dijo que cometió una torpeza y que iba a solucionarlo”, dijo Ever Justiniano a Página Siete.

Al riñón extraído le pusieron formol supuestamente para realizar estudios y el caso se transformó en irreversible.

“Entró al quirófano y le sacaron el riñón derecho que no tenían que sacar; sabían que tenían que sacar el riñón izquierdo”, lamentó Justiniano.

La acongojada madre de Sebastián, dijo a su vez que la cirugía debía aliviar las dolencias de su niño y significaba “una esperanza”, que después se derrumbó.

El caso salió a la luz cuando el papá denunció en los medios de comunicación la desgracia que el médico cirujano del hospital Oncológico cruceño había cometido.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, visitó al pequeño la noche del 6 de septiembre y anunció que el Gobierno correrá con los gastos del tratamiento y trasplante. La autoridad sanitaria estableció que se dará prioridad al pequeño en la lista de pacientes que esperan un donante.

A continuación

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

El excirujano chino Enver Tohti dijo que fue convertido en un “robot” asesino mientras pensaba que estaba trabajando para “una gran causa”

TE RECOMENDAMOS