Fábulas de Esopo: El zorro y la cigüeña

Por The Epoch Times
18 de Abril de 2022 4:13 PM Actualizado: 18 de Abril de 2022 4:16 PM

El zorro un día pensó en un plan para divertirse a expensas de la cigüeña, de cuya extraña apariencia siempre se reía.

“Debes venir a cenar conmigo hoy”, le dijo a la cigüeña, sonriendo para sí mismo ante la broma que le iba a jugar. La cigüeña aceptó gustosamente la invitación y llegó a tiempo y con muy buen apetito.

“El zorro y la cigüeña”, ilustrado por Milo Winter, de “El Esopo para niños”, 1919. (PD-US)
“El zorro y la cigüeña”, ilustrado por Milo Winter, de “Esopo para niños”, 1919. (PD-US)

Para la cena el zorro sirvió sopa. Pero estaba dispuesto en un plato muy poco profundo, y todo lo que la cigüeña podía hacer era mojar la punta de su pico. Ni una gota de sopa podía conseguir. Pero el zorro lo devoró con facilidad y, para aumentar la decepción de la cigüeña, realizó una gran demostración al respecto.

La cigüeña hambrienta se sintió muy disgustada por la broma, pero como era muy tranquila y ecuánime, no vio nada bueno que se enfureciera. En cambio, poco después, invitó al zorro a cenar con ella.

El zorro llegó puntualmente a la hora que habían acordado, y la cigüeña sirvió una cena de pescado que tenía un olor muy apetecible. Pero estaba servido en un frasco alto con un cuello muy estrecho. La cigüeña podía llegar fácilmente a la comida con su largo pico, pero todo lo que el zorro podía hacer era lamer el exterior del frasco y oler el delicioso olor.

“El zorro y la cigüeña”, ilustrado por Milo Winter, de “El Esopo para niños”, 1919. (PD-US)
“El zorro y la cigüeña”, ilustrado por Milo Winter, de “Esopo para niños”, 1919. (PD-US)

Y cuando el zorro perdió los estribos, la cigüeña dijo con calma:

No hagas bromas a tus vecinos a menos que tú mismo puedas soportar el mismo trato tu mismo.

Esta fábula se reproduce de “Esopo para los niños” (1919).

Esopo (c. 620-564 a.C.) fue un narrador griego al que se le atribuyen una serie de fábulas ahora conocidas colectivamente como “Fábulas de Esopo”. Sus cuentos, con su valor moral, han influido durante mucho tiempo en nuestra cultura y civilización, contribuyendo no solo a la educación y la construcción del carácter moral de los niños, sino también, con su atractivo universal, a la autorreflexión de los adultos por igual que han elegido abrazar las virtudes o prestar atención a las advertencias internas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.