Facebook e Instagram exponen a los menores a depredadores sexuales y pornografía, según una demanda

Nuevo México demanda, dice que las empresas violan la ley estatal

Por Zachary Stieber
06 de Diciembre de 2023 7:21 PM Actualizado: 06 de Diciembre de 2023 7:21 PM

Facebook e Instagram permiten ilegalmente que los menores vean imágenes gráficas, incluido material pornográfico, según una nueva demanda.

Los perfiles de menores gestionados por investigadores de Nuevo México estaban expuestos a desnudos, vídeos pornográficos e imágenes sexualmente sugerentes de chicas jóvenes, afirma la demanda.

Las empresas fueron alertadas de los materiales y de los usuarios que los publicaron o enviaron, en violación de la política de la empresa, pero las empresas a menudo no tomaron medidas, dijo el fiscal general de Nuevo México.

“Nuestra investigación sobre las plataformas de medios sociales de Meta demuestra que no son espacios seguros para los niños, sino lugares privilegiados para que los depredadores comercien con pornografía infantil y soliciten a menores para mantener relaciones sexuales”, dijo el fiscal general de Nuevo México, Raúl Torrez, en un comunicado. “Como fiscal de carrera especializado en delitos contra menores en Internet, me comprometo a utilizar todas las herramientas disponibles para poner fin a estas prácticas horribles y haré que las empresas -y sus ejecutivos- rindan cuentas siempre que antepongan los beneficios a la seguridad de los niños.”

Meta (la empresa matriz de Facebook e Instagram), Mark Zuckerberg, CEO de Meta, y Facebook e Instagram fueron nombrados demandados en la demanda, presentada ante un tribunal estatal.

Meta no respondió a la solicitud de comentarios.

Perfiles falsos

Los investigadores de Nuevo México crearon múltiples perfiles falsos, muchos de ellos supuestamente representando a niñas menores de edad.

Se decía que uno de los perfiles era el de una niña de 13 años. Pronto fue agregada a un grupo de chat centrado en chicas menores de edad, en el que aparecían vídeos y fotografías pornográficos. El perfil denunció el grupo a Facebook, pero nunca fue retirado. Facebook se limitó a indicar a la niña que abandonara el grupo.

Los investigadores indicaron que la chica había nacido en 2002, pero publicaba regularmente mensajes que mostraban que era mucho más joven, incluido uno en el que señalaba su primer día en séptimo curso y otro en el que hablaba de la pérdida de su último diente de leche. Algunos de los mensajes sugerían que había sido víctima de trata, mientras que otros mostraban signos de maltrato físico. Pero, según los investigadores, Facebook nunca alertó a las autoridades. Al mismo tiempo, en el perfil aparecían anuncios de bufetes de abogados que representaban a víctimas de la trata.

Los mensajes enviados al perfil incluían a menudo material sexual, incluidas fotografías gráficas de hombres. El perfil denunció las cuentas, pero algunas de ellas no fueron eliminadas. Según la demanda, nunca se retiró ninguno de los mensajes.

Después de que el perfil denunciara el envío de un vídeo pornográfico, Meta dijo que investigó y no encontró ninguna violación de sus normas comunitarias, según las capturas de pantalla incluidas en la demanda.

Meta también ofreció al perfil una cuenta profesional, que le permitiría ganar dinero. Meta facilitaría información sobre su audiencia, que era mayoritariamente masculina y adulta.

Niñas menores de edad

Los investigadores también encontraron múltiples cuentas que publicaban fotos de niñas menores en poses sexuales mientras llevaban ropa interior, pero después de que los investigadores lo comunicaran a Meta, la empresa no tomó ninguna medida, según la demanda.

Otras cuentas ofrecían enlaces para comprar o intercambiar material de abuso sexual infantil. Las opciones se podían encontrar con búsquedas sencillas, como “todos los nuevos enlaces de niños disponibles”. Un vendedor mostraba una imagen de una joven en bikini con la mano colocada cerca de una zona privada. El vendedor prometía los “enlaces al mejor precio” y decía que se enviara un mensaje directo para obtener una imagen, que costaría 1000 dólares.

Algunas de las cuentas que ofrecían los enlaces incluían la palabra “pizza”, conocida por ser una palabra clave utilizada por los depredadores.

Otras cuentas mostraban imágenes gráficas de niños que parecían mantener relaciones sexuales.

Los investigadores que trabajaban para el Estado descubrieron que, tras revisar fotografías de niñas en poses sexualmente sugerentes, los algoritmos de Instagram recomendaban a los investigadores buscar cuentas similares con imágenes de niñas en poses parecidas o manteniendo relaciones sexuales.

Los demandados “les servían y dirigían de forma proactiva a un flujo de imágenes atroces y sexualmente explícitas a través de usuarios y publicaciones recomendadas, incluso cuando el menor no había expresado ningún interés en este contenido” y “permitían a los adultos encontrar, enviar mensajes y captar a menores, solicitándoles que vendieran fotografías o participaran en vídeos pornográficos”, afirma la demanda.

¿Violación de la ley estatal?

La ley de Nuevo México prohíbe la trata de personas o “beneficiarse, económicamente o recibiendo algo de valor, del trabajo, los servicios o la actividad sexual comercial de otra persona a sabiendas de que se utilizó la fuerza, el fraude o la coacción para obtener el trabajo, los servicios o la actividad sexual comercial”.

Las acciones, o la falta de ellas, de Facebook, Instagram y Meta violaron la ley, según la demanda.

Las propias normas de Meta dicen que las empresas “no permiten contenidos o actividades que exploten sexualmente o pongan en peligro a los niños”, y los ejecutivos han dicho que protegen contra ese tipo de contenido.

“Utilizamos tecnología sofisticada, contratamos a expertos en seguridad infantil, informamos de los contenidos al Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados y compartimos información y herramientas con otras empresas y con las fuerzas del orden, incluidos los fiscales generales de los estados, para ayudar a erradicar a los depredadores”, declaró un portavoz de Meta a los medios de comunicación en un comunicado.

“El Sr. Zuckerberg y otros ejecutivos de Meta son conscientes del grave daño que sus productos pueden suponer para los usuarios jóvenes, y sin embargo no han realizado cambios suficientes en sus plataformas que impidan la explotación sexual de los niños”, dijo Torrez. “A pesar de las repetidas garantías dadas al Congreso y al público de que se puede confiar en ellos para que se vigilen a sí mismos, está claro que los ejecutivos de Meta siguen priorizando el compromiso y los ingresos publicitarios sobre la seguridad de los miembros más vulnerables de nuestra sociedad.”

Nuevo México solicita una orden que declare que los acusados infringieron una ley estatal. Las autoridades quieren que se imponga a los acusados una multa de hasta 5000 dólares por cada infracción y la devolución de los beneficios y datos obtenidos injustamente a través de las infracciones.

También solicitan una orden permanente que impida a Meta y a sus empleados realizar prácticas que infrinjan la ley estatal.

La demanda se produce después de que los fiscales generales de 33 estados acusaran a Meta de dirigirse a niños con funciones “adictivas”. Los fiscales obtuvieron materiales internos en los que se decía, en parte, que “cada vez que uno de nuestros usuarios adolescentes encuentra algo inesperado, su cerebro le proporciona un golpe de dopamina”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.