Facebook, Google y Twitter piden alternativas en lugar de eliminar las protecciones de la Sección 230

Por Tom Ozimek
28 de Octubre de 2020
Actualizado: 28 de Octubre de 2020

Ejecutivos de Facebook, Google y Twitter dijeron a un comité del Senado el miércoles que quitar a las empresas tecnológicas las protecciones de la Sección 230 reprimiría la libertad de expresión en internet y pidieron soluciones regulatorias alternativas.

Hablando por vía remota ante el Comité del Senado de Comercio, Ciencia y Transporte, el CEO de Twitter, Jack Dorsey, propuso medidas tales como requerir a las compañías tecnológicas que publiquen sus políticas de moderación de contenidos y un “proceso sencillo” para apelar las decisiones de moderación, en lugar de revocar la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, que protege a las compañías tecnológicas de la responsabilidad por el contenido publicado en sus plataformas, mientras que les permite moderarlo.

“La Sección 230 es la ley más importante que protege la libertad de expresión en internet y la eliminación de la Sección 230 eliminará la libertad de expresión de internet”, dijo Dorsey a los legisladores, antes de presentar tres recomendaciones para abordar las preocupaciones sobre las grandes empresas tecnológicas excediéndose en la supresión de contenidos.

“Requerir —uno— un proceso de moderación y que las prácticas sean publicadas. Dos, un proceso sencillo para apelar las decisiones. Y tres, mejores esfuerzos en torno a la elección de algoritmos, son sugerencias para abordar las preocupaciones que todos tenemos en el futuro. Y todas ellas son alcanzables a corto plazo”, dijo Dorsey.

Jack Dorsey testifica durante una audiencia sobre la transparencia y la responsabilidad de Twitter, en el Capitolio, en Washington el 5 de septiembre de 2018. (Drew Angerer/Getty Images)

Mientras que los editores pueden ser considerados responsables de cualquier contenido que publiquen, las plataformas de redes sociales están protegidas por el artículo 230, que establece que “ningún proveedor o usuario de un servicio informático interactivo será considerado como editor o portavoz de cualquier información proporcionada por otro proveedor de contenido de información”.

Sundar Pichai, director general de Alphabet Inc., propietaria de Google y YouTube, sostuvo que “internet ha sido una fuerza poderosa para el bien”, pero que el tipo de barreras de entrada tan reducidas que permiten a los usuarios acceder fácilmente a las plataformas y compartir libremente la información, también conlleva la posibilidad de que se produzcan abusos.

“Las mismas barreras de entrada tan reducidas también hacen posible que los malos actores causen daños”, dijo Pichai, y añadió que “Google es profundamente consciente tanto de las oportunidades como de los riesgos que crea internet”.

Dijo que las protecciones de la Sección 230 han sido “fundamentales para el sector tecnológico” ya que “protege la libertad de crear y compartir contenidos al mismo tiempo que apoya las plataformas y servicios de contenido de todos los tamaños”, e instó a la cautela en torno a los cambios de este marco.

“Quisiera instar al Comité a que sea muy considerado sobre cualquier cambio en la Sección 230 y a que sea muy consciente de las consecuencias que esos cambios podrían tener para las empresas y los clientes”, dijo, y añadió que Google apoya los marcos jurídicos que promueven los objetivos del libre intercambio de información.

El director general de Google, Sundar Pichai, testifica ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes en el Rayburn House Office Building en Washington el 11 de diciembre de 2018. (Alex Wong/Getty Images)

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que “establecer las reglas del discurso online es un reto importante para nuestra sociedad y hay principios en juego que van más allá de cualquier plataforma. ¿Cómo equilibramos la libre expresión y la seguridad? ¿Cómo definimos lo que es peligroso? ¿Quién debe decidir?”

“Algunos dicen que acabar con la 230 resolvería todos los problemas. Otros dicen que acabaría con internet tal y como lo conocemos”, dijo, añadiendo que sin las protecciones de la Sección 230, “las plataformas podrían ser esencialmente responsables de todo lo que la gente diga”.

Zuckerberg dijo que no cree que las empresas privadas deban tomar tales decisiones por sí mismas y pidió que el Congreso se involucre para poner en marcha un “proceso más responsable”.

“Internet también ha evolucionado y creo que el Congreso debe actualizar la ley para asegurarse de que funcione como se pretende. Un punto de partida importante sería hacer más transparentes los sistemas de moderación de contenidos”, dijo. “Otro sería diferenciar a los actores buenos de los malos asegurándose de que las empresas no puedan esconderse detrás del artículo 230 para evitar la responsabilidad de facilitar intencionadamente actividades ilegales en sus plataformas”. Añadió que Facebook está “abierto a trabajar con el Congreso en estas ideas y más”.

“Este es un período difícil pero creo que Estados Unidos emergerá más fuerte que nunca y estamos enfocados en hacer nuestra parte para ayudar”, agregó Zuckerberg.

El cofundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, testifica ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara en el edificio de oficinas de Rayburn House en Capitol Hill en Washington el 23 de octubre de 2019. (Chip Somodevilla/Getty Images)

La Sección 230 permite actualmente a las empresas bloquear o mostrar contenidos “de buena fe” si los consideran “obscenos, lascivos, indecentes, excesivamente violentos, acosadores o de alguna otra manera censurables”. Pero en los últimos años, las protecciones legales otorgadas han sido utilizadas para proteger las plataformas en internet que se dedican a la “censura” o a la “conducta política”, escribió el fiscal general William Barr en una carta en septiembre al vicepresidente Mike Pence y a la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-Calif.). Barr anunció una propuesta legislativa “para modernizar y precisar la inmunidad” que la Sección 230 otorga a las empresas de redes sociales.

“Ya no funcionan como simples foros para publicar contenido de terceros, sino que utilizan sofisticados algoritmos para sugerir y promover el contenido y conectar a los usuarios. Las plataformas pueden utilizar este poder de manera positiva para promover la libertad de expresión y el intercambio de ideas, o pueden abusar de este poder censurando la expresión lícita y promoviendo ciertas ideas por encima de otras”, escribió Barr.

Algunas de las propuestas incluyen la sustitución de términos vagos como “de otro modo objetable” por un lenguaje más específico “que promueva el terrorismo, fomente el extremismo violento, promueva la autolesión y sea ilegal” a fin de evitar interpretaciones amplias de la ley. Las propuestas legislativas también limitan la inmunidad a las plataformas en línea que no respetan sus propias condiciones de servicio y a la representación pública, al no aplicar de manera coherente sus condiciones de servicio.

La industria de la tecnología se ha resistido a los esfuerzos por modernizar o revocar la Sección 230, diciendo que las propuestas del Departamento de Justicia podrían limitar la capacidad de las personas para expresarse en internet.

Con información de Mimi Nguyen-Ly y Peter Svab.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Google, Apple, Facebook, Amazon enfrentan el congreso de EE.UU.

TE RECOMENDAMOS