Fallece una tercera persona en Galicia por la picadura de una avispa asiatica

Por EFE
22 de Julio de 2018 Actualizado: 22 de Julio de 2018

Un hombre de 75 años falleció en la tarde de ayer en San Cristovo de Cea (Ourense) por la picadura de una avispa, insecto al que era alérgico, con lo que se convierte en la tercera víctima en Galicia por un suceso similar en menos de diez días.

El hombre se encontraba trabajando en una finca próxima a su vivienda cuando recibió la picadura de este insecto.

Un hombre ha fallecido por las picaduras de una avispa en el municipio coruñés de Viveiro, informa el 112. EFE/Archivo

Fue la propia familia la que le inyectó adrenalina antes de avisar al servicio de urgencias sanitarias 061.

Cuando llegaron los servicios de urgencias -que se habían desplazado en una ambulancia asistencial, una UVI móvil y un helicóptero- no pudieron hacer nada por salvar su vida pese a las maniobras de reanimación cardiopulmonar, han señalado a Efe fuentes sanitarias.

El pasado día 14 falleció en Viveiro (Lugo) un hombre tras recibir la picadura de una avispa autóctona y unos días después falleció en O Porriño (Pontevedra) otra persona tras la picadura de una avispa, en este caso, velutina. Ambos, al igual que el fallecido hoy, eran alérgicos a este insecto.

La foto muestra una hembra de Avispón Asiático (Vespa Velutina). El Avispón Asiático, una especie invasora no autóctona de Asia, es un depredador muy eficaz de los insectos, incluidas las abejas melíferas. AFP PHOTO / GUILLAUME SOUVANT (El crédito de la foto debe leer GUILLAUME SOUVANT/AFP/Getty Images)

La avispa asiática (Vespa velutina), responsable según los expertos del 90 por ciento de los picotazos por insectos que se producen en las áreas donde habita, puede producir la muerte a personas alérgicas o, en caso de ataque masivo, a aquellas que no lo son y cuya salud es precaria.

Si una de estas avispas ataca a una persona intolerante a su veneno, en pocas horas le puede sobrevenir la muerte, como ocurrió anoche en la localidad pontevedresa de O Porriño, cuando un hombre de 78 años resultó atacado por estos insectos al desbrozar en su finca.

Marcos Negrete, expresidente de la Asociación Española de Apicultores (AEA), ha explicado a Efe que “el año pasado, de cada cien nidos resultaban atacadas unas 15 personas y este año uno de cada dos nidos que retiro es porque las avispas han picado a alguien”.

“No es que sean más agresivas, sino que los nidos son más pequeños y están más escondidos”, ha asegurado este experto, que el año pasado retiró hasta 200 avisperos en una ciudad de 50.000 habitantes.

Este año, sin embargo, recibe desde que comenzó la temporada— hace 15 días —entre uno y tres avisos diarios y sólo ha retirado de 30 a 40 nidos; “la primavera ha sido bastante mala y ha retrasado casi dos meses la aparición de las avispas”.

 

TE RECOMENDAMOS