Familia acoge bebé con COVID-19, dicen que el “amor” es más importante que el riesgo

Por Jenni Julander
23 de Noviembre de 2020 7:37 PM Actualizado: 23 de Noviembre de 2020 7:39 PM

Cuando Jacob y Leah Simmons fueron seleccionados para acoger temporalmente en su casa a un niño de 3 meses, se pusieron muy contentos.

Solo había un inconveniente: recientemente el bebé había dado positivo en la prueba de “COVID”.

Habían pasado varios meses desde que se había retirado el último niño de acogida de los Simmons, y estaban esperando ansiosamente otro. Así que, cuando el celular de Leah se iluminó con el número de teléfono de la agencia de acogida, la pareja estaba más que preparada.

La pareja de Terrell, Texas, rápidamente aceptó acoger al bebé, que necesitaba un hogar urgentemente.

Leah y Jacob Simmons (Cortesía de Jacob Simmons)

“Dijeron que era de un lugar muy lejano”, dijo Leah a KHOU-11. “Era pequeño y, en general, nadie más lo aceptaría, así que dijimos que sí de inmediato”.

Pero apenas colgó los nervios entraron en acción. No estaba preocupada por sí misma o por su marido, sino por la logística para aislar al bebé de su hija de 2 años.

El bebé llegó a su casa en julio de 2020, cuando una oleada de casos de virus estaba apareciendo en Texas. A las 24 horas de la llamada telefónica, el bebé estaba ya en sus brazos.

“Decidimos desde el principio que Jake sería el principal cuidador”, dijo Leah, y añadió que se quedaba abajo con su hija mientras que Jacob se puso en cuarentena arriba con el bebé.

Jacob con el bebé “Little Man”. (Cortesía de Jacob Simmons)
Bebé “Little Man”. (Cortesía de Jacob Simmons)

“Catorce días pasaron muy rápido”, dijo Jacob.

Con el uso de mascarillas las 24 horas del día, los siete días de la semana, la familia entró rápidamente en una rutina de lavado constante de las manos y el manejo cuidadoso de la ropa.

Antes de aventurarse a bajar las escaleras, Jacob se aseguraba de ducharse y cambiarse de ropa. Lavaba todos los biberones arriba y vigilaba de cerca los síntomas del bebé, revisando su temperatura en cada cambio de pañal.

Pero a pesar de las exigencias de la rutina, Jacob dijo que disfrutaba del tiempo que pasaba con el bebé, al que apodaron “Little Man”. (Pequeño hombre).

“Era muy divertido poder abrazarlo”, dijo. “No me preocupaba tanto. Simplemente lo hacía”.

Su falta de preocupación parece tener razón; nadie más en la casa se contagió con el virus.

Jacob con el bebé “Little Man”. (Cortesía de Jacob Simmons)

“Entonces”, dijo Leah, “algo funcionó”.

Según el estado de Texas, a mediados de octubre solo 11 niños a cargo del estado dieron positivo en la prueba del virus. Señalaron que no se presentaron retrasos en la ubicación de los niños debido a los resultados positivos de las pruebas.

Ahora, los Simmonses dicen que su “Little Man” tiene buena salud, se recuperó del virus y está creciendo rápidamente como los bebés. La familia y los trabajadores sociales están atentos a cualquier síntoma o complicación por el virus.

“Estuvimos de acuerdo con que nos contagiáramos de COVID más que con que con no quererlo”, dijo Jacob. “Si llegamos a eso, lo aceptaremos todo el tiempo”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en [email protected]


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.

A continuación

El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.