Familias mormonas viajarán a México y EE.UU. para pedir justicia por masacre

Por EFE
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

Representantes de las familias mormonas informaron este jueves que preparan visitas a la Casa Blanca y el Palacio Nacional para reclamar justicia a los gobiernos de Estados Unidos y de México por la masacre del 4 de noviembre en la que perdieron a nueve de sus miembros.

Julián LeBarón señaló que las familias pedirán al Gobierno mexicano que les hable con la verdad sobre la masacre, ocurrida entre los estados de Sonora y de Chihuahua, y al de Estados Unidos que les proporcione avances de la investigación.

“Le pedimos al Estado Mexicano que nos hablen con la verdad de lo que ocurrió y que el Gobierno de los Estados Unidos nos de un avance de la investigación”, señaló LeBarón, portavoz de las familias mormonas agredidas.

El 4 de noviembre un comando de sicarios acribilló con armas de grueso calibre a tres camionetas de las familias Langford, Miller y Lebarón dejando nueve muertos y cinco niños heridos que fueron llevados al Diamond Children Hospital de Tucson, Arizona, EE.UU.

Señaló que además del viaje al Palacio Nacional en Ciudad de México, una comitiva de las familias Langford y Miller viajará a Washington, capital de Estados Unidos, para agradecer al presidente Donald Trump por su participación en las investigaciones de la masacre.

LeBarón confirmó que en una visita reciente a la escena del crimen recolectó al menos 14 casquillos y tres balas de rifle de asalto que dejaron investigadores del Buró Federal de Investigaciones y la Agencia Ministerial de Investigación Criminal.

Sobre el pésame ofrecido por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, LeBarón dijo que “entre las familias hay algunos que quieren aceptar el pésame”, pero también “varios familiares de las víctimas que ya no creemos en las investigaciones oficiales y vaya haber justicia”.

López Obrador dijo en su conferencias matutinas pasadas que el 2 de diciembre se reunirá con familiares de las víctimas, aunque pidió que no acudan activistas o dirigentes de organizaciones civiles para evitar el “oportunismo político”.

“Estamos buscando que se tengan buenos resultados en la investigación. Lo único que les voy a pedir y como no tengo nada que ocultar y la vida pública tiene que ser cada vez más pública, lo único que le vamos a pedir es que vengan los familiares”, dijo el presidente.

A continuación

Casas escondidas: un fenómeno oculto y horrible en la frontera México-EE.UU.

TE RECOMENDAMOS