Fecha para impago del techo de la deuda aún es a principios de junio, advierte Yellen

Por Andrew Moran
24 de Mayo de 2023 3:13 PM Actualizado: 24 de Mayo de 2023 3:13 PM

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, reiteró su previsión de que la fecha límite para el impago del techo de la deuda estadounidense sigue siendo a principios de junio, cuando su departamento podría agotar las medidas extraordinarias empleadas desde enero.

Yellen confirmó en una cumbre virtual de directores ejecutivos del Wall Street Journal el 24 de mayo que pronto actualizaría al Congreso sobre las finanzas del gobierno. Agregó que la priorización de pagos no es factible desde el punto de vista operativo y que el Tesoro no podrá cubrir algunas de las obligaciones después de llamada fecha X.

“Es muy probable que nos quedemos sin recursos para hacer frente a todas las obligaciones del Gobierno a principios de junio y posiblemente desde el 1 de junio”, dijo. “No vemos muy probable que nuestros recursos nos permitan llegar a mediados o finales de junio”.

El estrés que se está observando en los mercados financieros, especialmente en bonos, “debería ser un recordatorio de la importancia de llegar a un acuerdo a tiempo”, dijo. A pesar de las crecientes preocupaciones de que ambas partes permitan que el país entre en mora, Yellen cree que aún se puede llegar a un acuerdo de límite de deuda entre la Casa Blanca y los republicanos de la Cámara.

“Simplemente tenemos que elevar el techo de la deuda”, afirmó Yellen.

Según el Estado Diario del Tesoro, el saldo inicial de caja del Tesoro el 22 de mayo era de USD 60,656 millones, un 80 por ciento menos que a principios de mes, cuando era de USD 316,381 millones.

Ha habido cierto escepticismo en torno a la fecha límite del 1 de junio de Yellen, con varios republicanos de la Cámara instando a la secretaria del Tesoro a ofrecer pruebas de sus afirmaciones.

Pero el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), aceptó la fecha límite del 1 de junio.

El presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), acompañado por el representante Patrick McHenry (R-N.C.), habla con los periodistas luego de su reunión con el presidente Joe Biden, en la Casa Blanca, el 22 de mayo de 2023. (Alex Wong/Getty Images)

En una carta enviada el 22 de mayo a los líderes del Congreso, Yellen admitió que es “imposible” proporcionar una fecha exacta en la que el Tesoro no pueda seguir pagando las facturas del Gobierno federal. Pero le aseguró a McCarthy que es “muy probable” que el Tesoro no pueda “satisfacer todas las obligaciones del Gobierno” si el Congreso no eleva o suspende el límite de deuda a principios de junio.

El representante Garret Graves (R-La.), quien ha sido el principal negociador republicano para lograr un acuerdo de techo de deuda, les dijo a los periodistas el 23 de mayo que no puede cuestionar las previsiones de Yellen.

El representante Patrick McHenry (R-N.C.), presidente del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, también aceptó la fecha límite del 1 de junio, aludiendo a su “experiencia económica variada” y a que es “franca”. Confirmó que Yellen comparecería ante el panel el 7 de junio, solo unos días después de la posible fecha X.

Con solo unos días para evitar un incumplimiento en el crédito de la nación, el senador Bernie Sanders (I-Vt.) escribió en un artículo de opinión de Fox News que el presidente Joe Biden debe invocar la 14° Enmienda.

“Esta no es una idea radical. Asegurarse de que Estados Unidos continúe pagando sus cuentas independientemente de si se eleva o no el aumento legal en el techo de la deuda es una idea que ha sido apoyada por republicanos y demócratas”, dijo.

“Debe ejercerse”.

Pero los críticos han afirmado que la perspectiva de invocar la Enmienda 14 podría generar incertidumbre económica, ya que la acción probablemente sería impugnada ante la Corte Suprema.

Frente a los reporteros, Graves lo calificó como una propuesta “absurda”.

Lo que dicen los expertos

El Bipartisan Policy Center (BPC) cree que la fecha X podría caer entre el 2 y el 13 de junio. Pero acercarse a esta fecha podría desencadenar los peores escenarios.

“A principios de junio, el Tesoro estará patinando sobre hielo muy delgado que se volverá más delgado con cada día que pase. Por supuesto, el problema de patinar sobre hielo delgado es que a veces se quiebra”, dijo Shai Akabas, director ejecutivo del Programa de Política Económica de BPC, en un comunicado. “Cuanto más esperen los políticos para abordar el límite de la deuda, es más probable que nuestro destino económico sea determinado por actores externos”.

Un equipo de economistas de Capital Economics afirmó que la preocupación inmediata a corto plazo en los mercados financieros es la crisis del techo de la deuda, citando el aumento de los swaps de incumplimiento crediticio y la brecha entre los rendimientos de las letras del Tesoro a corto plazo y otras tasas de interés.

“Eso deja un amplio espacio para una liquidación si el Congreso deja la decisión del techo de la deuda hasta el último minuto, con el riesgo de que se produzca un accidente”, escribieron en una nota.

El rendimiento del Tesoro a un mes tocó un máximo histórico del 5.88 por ciento el 22 de mayo antes de retroceder al 5.72 por ciento. El rendimiento del rendimiento de referencia a 10 años se mantuvo estable en alrededor del 3.7 por ciento.

Arthur Laffer Jr., el presidente de Laffer Tengler Investments, anticipa que el drama del techo de la deuda podría hacer que la Casa Blanca “fuerce el cierre de servicios no esenciales para conservar el gasto a fin de poner a la opinión pública en contra del Congreso”.

“Es mucho más fácil presionar a un puñado de votos indecisos en el Congreso que influir en una sola persona. Para bien o para mal, esperamos una lucha en la que el contribuyente estadounidense pagará la factura, como siempre”.

Incluso si el Gobierno deja de hacer un solo pago de intereses de bonos del Tesoro de EE.UU., podría existir el riesgo de “contaminar todo el producto del Tesoro de EE.UU.”, advirtieron los economistas de ING.

“Eso corre el riesgo de derribar el sistema. Es muy poco probable que suceda. Pero se pueden cometer errores”, dijeron en una nota de investigación.

Un incumplimiento podría desencadenar una “crisis de confianza” y dar lugar a condiciones crediticias más restrictivas, lo que conduciría a una recesión.

“Los riesgos de recesión aumentarían, lo que aumentaría el desempleo y conduciría a una caída más rápida de la inflación, abriendo la puerta a recortes de tasas de interés aún más agresivos de la Reserva Federal de lo que pronosticamos actualmente”, escribieron los economistas de ING.

La opinión de Yellen sobre la inflación

Yellen también dijo en el evento que cree que la rigidez de los mercados laborales seguirá impulsando al alza la inflación subyacente. Al mismo tiempo, la estabilización de los alquileres de viviendas podría ayudar a recortar la tasa de inflación subyacente.

En abril, el índice de precios al consumidor básico anual, que elimina los componentes volátiles de energía y alimentos, registró una baja de 5.5 por ciento, frente al 5.6 por ciento de marzo. El alquiler de la vivienda se mantuvo elevado en un 8.2 por ciento y subió un 0.5 por ciento intermensual.

La Reserva Federal ha insistido en que el alquiler es un indicador de inflación rezagado, y las tendencias recientes sugieren que lo peor ya ha pasado. Sin embargo, el Índice de Alquileres Observados de Zillow aumentó un 0.6 por ciento intermensual en abril, el mayor salto desde agosto de 2022, hasta los USD 2018.

Jackson Richman contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.