Fed pagó a fondos y bancos más de USD 90,000 millones el año pasado por retener efectivo de sus clientes

Por Petr Svab
23 de Enero de 2023 6:29 PM Actualizado: 23 de Enero de 2023 6:29 PM

Los esfuerzos antiinflacionistas de la Reserva Federal son cada vez más caros. El año pasado, el banco central estadounidense pagó más de 90,000 millones de dólares a bancos y fondos del mercado monetario por dejar inactivo el efectivo de sus clientes. Los pagos se han disparado en los últimos meses, cuando la Reserva Federal ha subido repetidamente las tasas de interés.

Los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal aumentaron las tasas desde prácticamente cero a mediados de marzo a más del 4% —el nivel más alto en más de 25 años— en un intento de frenar la inflación, que ha aumentado en el último año a un máximo de 40 años de alrededor del 9%.

La Reserva Federal paga intereses por los depósitos de los clientes que los bancos mantienen electrónicamente en el banco central para disuadirles de conceder préstamos a tasas más baratas. Cuando las tasas de interés son altas, los bancos prefieren guardar más dinero en la Fed, reduciendo la oferta de crédito.

El interés se sitúa ahora en el 4.4% anual. En comparación, el interés de una hipoteca estándar hace apenas un año era de solo el 3.45 por ciento.

La Fed ha sido autorizada por el Congreso a pagar los intereses y lo ha hecho desde 2008.

Además, algunas instituciones están autorizadas a comprar a la Fed valores del Tesoro y venderlos de nuevo un día después a un precio ligeramente superior, los llamados pactos de recompra inversos. La diferencia de precio supone una rentabilidad anual del 4.3%. Aunque es inferior al interés de los depósitos, proporciona un flujo de caja inmediato, ya que el beneficio se acumula cada día. Además, los pactos de recompra inversos no solo están abiertos a los bancos, sino también a los fondos del mercado monetario.

A las tasas actuales, los intereses de los depósitos y de las adquisiciones temporales suman casi 4000 millones de dólares semanales. En los últimos 12 meses, los pagos sumaron más de 92,000 millones de dólares, estimados a partir de las medias semanales de los saldos de reserva en la Reserva Federal y los volúmenes diarios de los pactos de recompra a la inversa.

Técnicamente, la Reserva Federal no puede quedarse sin dinero porque puede crear dólares electrónicamente. Sin embargo, cada dólar que crea aumenta las presiones inflacionistas en la economía real o en los mercados financieros, dependiendo de dónde acabe gastándose el dinero.

La inflación se ha disparado desde que la economía se vio inundada con billones de gasto público adicional durante la pandemia de COVID-19.

La Reserva Federal ha intentado restringir la oferta monetaria y frenar la demanda mediante tasas más altas para aliviar la inflación, que cayó del 9% en junio a alrededor del 6.5% en diciembre. Los analistas prevén que la Reserva Federal suba aún un poco más las tasas, quizá por encima del 5%, antes de relajarse.

Muchos economistas prevén una recesión este año o el próximo, suponiendo que la Reserva Federal ha subido las tasas con demasiada agresividad para lograr un “aterrizaje suave”.

El control de la inflación se ha visto dificultado por la continua ola de gasto del gobierno federal, al que el Congreso ha dotado recientemente de una ley general de gasto de 1.7 billones de dólares.

La deuda pública ha crecido tanto que sus intereses rivalizarán con los de todo el presupuesto militar.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.