FEMA tiene 10,469 respiradores para distribuir entre los estados, dicen autoridades

Por Tom Ozimek
02 de Abril de 2020 5:41 PM Actualizado: 02 de Abril de 2020 5:41 PM

La Asociación Americana de Hospitales (AHA, por sus siglas en inglés) dijo el miércoles que las autoridades federales tienen miles de respiradores en reserva y los distribuirán a los estados necesitados de acuerdo con un nuevo proceso.

En un comunicado, la AHA dijo que la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (en inglés FEMA) tiene 10,469 respiradores —dispositivos que ayudan a respirar a los pacientes gravemente enfermos— y que los enviaría a los estados “en la cantidad necesaria para manejar la crisis inmediata”.

En cuanto a cómo se debe definir la inmediatez al priorizar la distribución de los respiradores, el comunicado dice que FEMA “define ‘inmediato’ como los requisitos necesarios para mantener la vida dentro de una ventana de 72 horas”.

Al solicitar los respiradores de la reserva nacional, los estados y los gobiernos tribales tendrán que proporcionar información sobre la urgencia de su necesidad de los dispositivos. Esto incluye tener que proporcionar información sobre las reservas actuales de equipos y camas de hospital.

Respiradores almacenados y listos para ser utilizados por los pacientes con coronavirus en el centro ExCel de Londres el 31 de marzo de 2020. (STEFAN ROUSSEAU/POOL/AFP vía Getty Images)

En una reunión informativa el miércoles, el presidente Donald Trump dijo que los cerca de 10,000 respiradores de la reserva nacional estaban en proceso de ser asignados.

“Tenemos, como saben, casi 10,000 respiradores, que necesitamos para flexibilidad”, dijo Trump en la reunión informativa del miércoles en la Casa Blanca con el grupo de trabajo de COVID-19.

“Parece mucho, pero no lo es. Porque, como se puede ver en la pizarra de ayer, como este azote, como esta plaga, como este virus se mueve —se mueve muy rápido— y todavía no sabemos si vamos a necesitar en Louisiana, en Nueva York, ya sabes, donde sea que esté”, dijo Trump.

Médicos del hospital son instruidos para manejar un respirador en la Universitaetsklinikum Eppendorf de Hamburgo, el 25 de marzo de 2020. (AXEL HEIMKEN/POOL/AFP vía Getty Images)

“Vamos a enviarlos —ya hemos acordado enviar más de 1000 hoy a diferentes sitios, diferentes lugares. Pero tenemos que tener la flexibilidad de mover los respiradores a donde — adonde el virus va a ir. Y podremos verlo —ya sabes, podremos verlo en los gráficos con un par de días de antelación”, dijo Trump.

Un informe del Washington Times citó a los funcionarios federales diciendo que 400 de las máquinas habían sido destinadas a Michigan, 300 a Nueva Jersey, 150 a Louisiana e Illinois, y 50 a Connecticut.

El informe indicaba que el total de 1050 máquinas serían entregadas para el jueves.

El presidente Donald Trump habla mientras está acompañado por el Dr. Anthony Fauci (izq.), director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, y el vicepresidente Mike Pence durante la sesión informativa diaria del grupo de trabajo sobre el coronavirus en la sala de reuniones Brady de la Casa Blanca en Washington el 31 de marzo de 2020. (Win McNamee/Getty Images)

Trump dijo que había “muchos más” respiradores en camino y que casi una docena de compañías estaban produciendo los dispositivos.

“Pronto vamos a tener más respiradores de los que necesitamos. Estamos construyendo miles de respiradores ahora mismo. Ahora, toma un período de tiempo construirlos. Y de nuevo, nadie podía saber que algo así podía suceder. Estamos construyendo miles. Muy pronto estaremos en un punto en el que tendremos mucho más de lo que podemos usar, incluso después de que almacenemos para alguna futura catástrofe, que esperamos no suceda”, dijo Trump.

Señaló que con el tiempo, una reserva de los dispositivos se acumularía y Estados Unidos los suministraría a otros países.

“Vamos a distribuirlos —los extras— por todo el mundo. Iremos a Italia, iremos a Francia. Irán a España, que está, ya saben, muy afectada”.

Respiradores almacenados y listos para ser utilizados por los pacientes con coronavirus en el centro ExCel de Londres el 31 de marzo de 2020. (STEFAN ROUSSEAU/POOL/AFP vía Getty Images)

Cuatro nuevos estados impusieron el miércoles amplias directivas para permanecer en casa en respuesta a la pandemia del virus del Partido Comunista Chino (PCCh), poniendo a más del 80 por ciento de los estadounidenses bajo encierro, ya que el número de muertes en Estados Unidos casi se duplicó en tres días.

Los gobernadores de Florida, Georgia, Mississippi y Nevada instituyeron cada uno las estrictas políticas un día en que el número de muertes por COVID-19 se disparó de 925 a más de 4800 en todo el país, con 214,000 casos confirmados, según un recuento de Reuters.

Un total de 39 estados y el Distrito de Columbia ahora requieren que los residentes se quedaran en casa excepto para las salidas esenciales al médico o al supermercado.

Los expertos médicos de la Casa Blanca han pronosticado que incluso si los estadounidenses se refugian en sus casas para frenar la propagación de COVID-19, entre 100,000 y 240,000 personas podrían morir de la enfermedad respiratoria causada por el virus del PCCh.

Desde 2010, la gripe ha matado entre 12,000 y 61,000 estadounidenses cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. La pandemia de gripe de los años 1918-1919 mató a 675,000 personas en Estados Unidos, según los CDC.

Reuters contribuyó a este informe.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

*****

Descubra:

Virus del PCCh: el nombre adecuado para el virus que está causando la pandemia

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.