Final de la Copa Libertadores en Madrid: el estadio Santiago Bernabéu fue aprobado, falta la confirmación de la Policía

Por EFE
29 de Noviembre de 2018 Actualizado: 29 de Noviembre de 2018

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ha comunicado oficialmente este jueves a la Delegación del Gobierno en Madrid que quiere que se juegue el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores River Plate-Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabéu, según han confirmado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno.

La propuesta se ha formalizado durante una reunión celebrada esta tarde en la sede de la delegación del Gobierno en Madrid con responsables de las fuerzas de seguridad, representantes del Real Madrid, propietario del estadio, y miembros de la FIFA y de la Conmebol.

Por su parte el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado hoy el visto bueno a que España acoja la final de la Copa Libertadores y ya se está evaluando el dispositivo de seguridad necesario.

Fuentes de Moncloa han indicado que el jefe del Ejecutivo ha confirmado la disposición de España para celebrar el partido entre River Plate y Boca Juniors, después de que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) haya comunicado oficialmente a la Delegación del Gobierno en Madrid que quiere que se celebre en el estadio Santiago Bernabéu.

Sánchez, que se encuentra en Argentina para asistir a la reunión del G-20, ha publicado un tuit en el que destaca la experiencia de España en dispositivos de esas características.

“España está dispuesta a organizar la final de la #CopaLibertadores entre el @BocaJrsOficial y el @CARPoficial. Las FCSE y los servicios implicados, con amplia experiencia en dispositivos de este tipo, trabajan ya en el despliegue necesario para garantizar la seguridad del evento”, ha escrito Sánchez.

La propuesta se ha formalizado durante una reunión celebrada esta tarde en la sede de la delegación del Gobierno en Madrid con responsables de las fuerzas de seguridad, representantes del Real Madrid, propietario del estadio, y miembros de la FIFA y de la Conmebol.

El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se suspendió tras unos graves incidentes en Buenos Aires y se aplazó a los días 8 o 9 de diciembre en un terreno neutral fuera de Argentina.

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS