Fiscal general de Missouri demanda a ciudad que busca financiar viajes de aborto fuera del estado

Por Naveen Athrappully
24 de Julio de 2022 5:08 PM Actualizado: 24 de Julio de 2022 5:08 PM

La ciudad de St. Louis, en Missouri, fue demandada por el fiscal general del estado, Eric Schmitt, un republicano, debido a que aprobó un proyecto de ley que busca ofrecerle a las mujeres fondos para viajar fuera del estado para que se realicen abortos.

El 15 de julio, la Junta de Concejales de San Luis aprobó la Ley 61 (BB61), que establece un “Fondo de Equidad Reproductiva” de USD 1.5 millones, cuyo dinero procede de la Ley federal del Plan de Rescate Estadounidense.

Si bien se reserva USD 1 millón para el acceso al aborto, incluidos los gastos de logística, transporte y cuidado de niños, los USD 500,000 restantes se utilizarán para brindar “acceso a la atención de la salud reproductiva”, que incluye el aborto, según un comunicado de prensa del 21 de julio de la oficina de Schmitt.

Después de que la alcaldesa Tishaura Jones, demócrata, promulgara la ley BB61, Schmitt presentó una demanda argumentando que la ciudad había violado las leyes estatales.

“El uso de fondos públicos, empleados públicos e instalaciones públicas por parte de la Ciudad para alentar y ayudar al aborto viola la determinación de la Asamblea General de Missouri de que el estado y todas sus subdivisiones políticas son un ‘santuario de la vida’ que protege a las mujeres embarazadas y a sus hijos por nacer”, argumenta la demanda (pdf).

“La Ciudad es una ‘subdivisión política’ del Estado y, por lo tanto, es un ‘santuario de la vida’ que ‘protege a las mujeres embarazadas y a sus hijos por nacer’ bajo la ley estatal”.

La demanda continúa argumentando que la Sección 188.210 establece que es ilegal que médicos, enfermeras, trabajadores sociales, consejeros y personal de atención médica y empleados públicos que actúen dentro del ámbito del empleo público aconsejen o alienten el aborto selectivo.

Al administrar el Fondo de Equidad Reproductiva bajo BB61, los empleados públicos estarán fomentando o ayudando al aborto, violando así la Sección 188.210.

“Mi oficina presentó hoy una demanda para poner fin a la medida flagrantemente ilegal de la alcaldesa Jones y de la Junta de Concejales de la ciudad de St. Louis de gastar el dinero de los impuestos ganados con tanto esfuerzo por los habitantes de Missouri en abortos fuera del estado”, dijo Schmidt en el comunicado.

Aborto en Missouri

La demanda se produce en medio de cierta confusión sobre la situación de los abortos en Missouri. La ley estatal prohíbe los abortos excepto durante emergencias médicas o cuando la vida de la mujer embarazada está en peligro. No está claro qué condiciones médicas calificarían como una emergencia.

El 13 de julio, el Departamento de Salud y Servicios para Personas Mayores de Missouri (DHSS) publicó una hoja informativa (pdf) que aclara que el término “emergencia médica” en las exenciones de aborto tendría el significado definido en la Sección 188.015.

La sección define una emergencia médica como una condición “basada en un juicio médico razonable” en la que no realizar o retrasar un aborto pondría en riesgo la vida o causaría el deterioro físico o la muerte de la mujer embarazada.

La hoja informativa del DHSS también aclara que la agencia no es responsable de determinar si un embarazo es legal o ilegal. Dichas decisiones se dejan en manos de las autoridades policiales locales, los fiscales locales y la oficina del fiscal general de Missouri para su aplicación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.