Fiscal John Bash revisará peticiones de desenmascaramiento previas y posteriores a elecciones de 2016

Por Zachary Stieber
28 de Mayo de 2020
Actualizado: 28 de Mayo de 2020

El fiscal general William Barr recurrió a un abogado de Texas para revisar la larga lista de peticiones de desenmascaramiento hechas por funcionarios en las últimas etapas de la administración de Obama y los primeros días de la administración de Trump.

El fiscal John Bash fue dirigido a revisar ciertos aspectos del desenmascaramiento en una derivación de la investigación que el fiscal John Durham está llevando a cabo sobre los orígenes de la investigación de la campaña de Donald Trump.

“Desenmascarar inherentemente no es malo, pero ciertamente, la frecuencia, la motivación y el razonamiento detrás del desenmascaramiento puede ser problemático, y cuando se mira el desenmascaramiento como parte de una investigación más amplia —como la investigación de John Durham— mirando específicamente quién estaba desenmascarando a quién, puede añadir mucho a nuestro entendimiento acerca de la motivación y los eventos del panorama general”, dijo la portavoz del Departamento de Justicia, Kerri Kupec, a finales del miércoles durante una aparición en el programa “Hannity” de Fox News.

Desenmascarar o desanonimizar la identidad de un ciudadano estadounidense en los informes de inteligencia, fue utilizado con frecuencia contra el teniente general retirado Michael Flynn en los meses anteriores a la toma de posesión de Trump.

Flynn fue el asesor de seguridad nacional entrante de Trump. Durham fue designado por Trump.

El entonces vicepresidente Joe Biden y un gran número de otros oficiales hicieron peticiones de desenmascaramiento sobre Flynn, según información recientemente desclasificada. Samantha Power, la última embajadora de la administración de Obama ante las Naciones Unidas, hizo ella misma siete peticiones para desenmascarar a Flynn.

El entonces embajador de EE.UU. en Rusia John Tefft, el entonces embajador de EE.UU. en Italia John R. Phillips, el entonces secretario del Tesoro Jacob Lew, y el jefe de personal del presidente Barack Obama en ese momento, Denis McDonough, estaban entre los otros funcionarios que hicieron las peticiones de desenmascaramiento.

El exdirector de Inteligencia Nacional, James Clapper, el exdirector de la CIA, John Brennan, y el exdirector del FBI, James Comey, también hicieron peticiones.

Clapper, colaborador de CNN, argumentó durante una reciente aparición en la cadena, que el desenmascaramiento “es algo rutinario”, describiéndolo como “apropiado y legítimo”.

Clapper dijo que pidió desenmascarar a estadounidenses una o dos veces a la semana durante los seis años que estuvo como alto funcionario de inteligencia.

Bash está buscando específicamente episodios tanto antes como después de las elecciones presidenciales de 2016, según el Departamento de Justicia. La investigación “arrojará luz y nos dará una mejor comprensión de lo que sucedió con respecto al presidente Trump, su campaña y, por supuesto, lo que sucedió después de que fuera elegido también”, dijo Kupec.

Bash, nominado por Trump en 2017, es el tercer abogado que se emplea para revisar aspectos de lo que ocurrió en ese período de tiempo.

La asesora de seguridad nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, escucha al nuevo asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, el general Michael Flynn, hablar en la conferencia Passing The Baton de 2017 en el Instituto de la Paz de Estados Unidos en Washington el 10 de enero de 2017. (Mark Wilson/Getty Images)

El fiscal de Estados Unidos, Jeff Jensen, también nominado por Trump, revisó el caso contra Flynn y encontró evidencia de que la entrevista del FBI con el oficial militar retirado no estaba justificada por la investigación de la agencia sobre Flynn.

El Departamento de Justicia entonces pidió que se desestimara el caso contra Flynn, aunque ese esfuerzo ha enfrentado la resistencia de un juez que está involucrado en una serie de acciones inusuales.

“El gobierno ha llegado a la conclusión de que la entrevista del Sr. Flynn no estaba vinculada a la investigación de contrainteligencia del FBI sobre el Sr. Flynn, ni justificada por ella, una investigación que el FBI, según las propias palabras de la Agencia, estaba dispuesto a cerrar porque había dado lugar a una ‘ausencia de cualquier información derogatoria'”, escribió Timothy Shea, fiscal interino de EE.UU. para el distrito de Columbia, en su moción para desestimar el caso.

Barr, mientras tanto, dijo a principios de este mes que el trabajo de Durham probablemente no incluirá una investigación criminal de Biden o de Obama.

“Nuestra preocupación por la potencial criminalidad se centra en otros”, dijo.

Petr Savb y Janita Kan contribuyeron a este informe.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Hong Kong: reprimen las nuevas protestas contra ley de “seguridad” china

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS