Fiscales de EE.UU. se preparan para presentar cargos de sedición por irrupción del Capitolio

Por Zachary Stieber
26 de Enero de 2021 7:37 PM Actualizado: 26 de Enero de 2021 7:37 PM

Los fiscales se están preparando para presentar cargos de sedición contra algunas personas involucradas en la irrupción del Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero, dijo el martes un fiscal estadounidense.

“Estamos analizando de cerca las pruebas relacionadas con los cargos de sedición”, dijo el fiscal federal interino del Distrito de Columbia, Michael Sherwin, en una llamada a los periodistas.

“Estamos trabajando en esos casos y creo que los resultados darán frutos muy pronto”, agregó.

Sherwin dijo que los casos involucrarían el Título 18, Sección 2384 del Código de Estados Unidos, o conspiración sediciosa.

Ese cargo puede presentarse por una conspiración que involucra a dos o más personas que conspiran para derrocar, someter, o destruir por la fuerza al gobierno. También se pueden presentar cargos si dos o más personas intentan librar la guerra contra el gobierno o se oponen a la autoridad del gobierno por la fuerza.

La pena por un cargo de sedición es de hasta 20 años de prisión.

Hasta el momento, no se han presentado cargos de sedición.

Jake Angeli (centro) entra en el edificio del Capitolio de EE. UU. durante una protesta con su cara pintada y un sombrero con cuernos el 6 de enero de 2021. (Saul Loeb/AFP vía Getty Images)

Las autoridades han abierto más de 400 archivos de casos relacionados con el incidente, dijo Sherwin a los periodistas. Las autoridades han acusado a más de 150 personas con cargos federales, mientras que más de 50 más han sido acusados ​​fuera de la corte federal.

Prácticamente todos los acusados ​​a nivel federal han sido acusados ​​de al menos un delito grave, incluida la obstrucción de los procedimientos gubernamentales.

Los fiscales comenzaron con los casos más fáciles de demostrar y se están abriendo camino hacia los más difíciles. Los cargos recientes han implicado miles de horas de imágenes de video que las fuerzas del orden estudiaron minuciosamente. Los investigadores ahora están recurriendo a casos más complejos, incluidos los dirigidos a grupos de milicias que participaron activamente en la planificación y la irrupción del Capitolio. También están comenzando a mirar con más detenimiento las agresiones contra los agentes del orden y periodistas.

Steven D’Antuono, subdirector a cargo de la Oficina de Campo en Washington del FBI, señaló que algunos casos se han construido con evidencias presentadas por familiares y amigos del acusado.

“Sé que esas decisiones suelen ser dolorosas, pero se comunicaron [con nosotros] porque era lo correcto. Estamos agradecidos de que hayan tomado esa decisión. Estados Unidos está agradecido de que hayan tomado esa decisión”, dijo.

Los investigadores aún no han anunciado a los sospechosos en dos casos importantes: la muerte del oficial de policía del Capitolio de los EE. UU. Brian Sicknick, quien falleció un día después del asalto debido a las heridas que sufrió mientras respondía a la irrupción, y el estallido de bombas de tubo en la sede del Partido Republicano y en los comités nacionales de los demócratas.

Las autoridades han dedicado equipos especializados para investigar el ataque a la sede del GOP, y han aumentado la recompensa por información sobre una persona de interés captada en cámara durante el ataque de los comités demócratas.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.