Fiscales piden comunicaciones abogado-cliente de Flynn y apuntan a más cargos

Por Petr Svab
10 de Febrero de 2020
Actualizado: 10 de Febrero de 2020

Los fiscales del caso contra el teniente general Michael Flynn, pidieron al tribunal que les de acceso a las comunicaciones de Flynn con sus exabogados. Los fiscales aducen que dicha información puede ayudarles a presentar cargos adicionales contra Flynn.

Las comunicaciones con los abogados están normalmente protegidas por el privilegio abogado-cliente. Los fiscales argumentaron, sin embargo, que Flynn renunció a ese privilegio cuando acusó a los abogados de darle un mal consejo.

“Cuando un acusado afirma que su condena debe ser anulada o su sentencia reducida porque el desempeño profesional de su abogado fue tan deficiente que violó los derechos constitucionales del acusado, se deduce que el acusado debe haber renunciado a su privilegio abogado-cliente en ese caso”, dijeron los fiscales en una presentación judicial del 9 de febrero (pdf).

La actual abogada de Flynn, Sidney Powell, señaló que “hay limitaciones” en el argumento de los fiscales, pero se ofreció a resolverlo.

“Espero que podamos llegar a un acuerdo”, dijo a The Epoch Times por correo electrónico. “Ya hemos proporcionado los documentos clave y renunciado al privilegio en cuanto a esas comunicaciones”.

En una respuesta del 9 de febrero al tribunal, Powell indicó que Flynn tardará hasta dos semanas en responder a la movida de los fiscales (pdf).

En una orden del 10 de febrero, el juez de distrito, Emmet Sullivan, dio a Flynn y a los fiscales hasta el 24 de febrero para llegar a un acuerdo sobre “los términos de la renuncia al privilegio abogado-cliente y la autorización de divulgación de información con respecto a los reclamos de asistencia ineficaz de consejería del Sr. Flynn”.

El alegato

Flynn, exasesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump y exdirector de Inteligencia Militar durante la administración de Obama, se declaró culpable el 1 de diciembre de 2017 de un cargo de mentir al gobierno.

La acusación se derivó de una entrevista que concedió el 24 de enero de 2017 a dos agentes del FBI: Peter Strzok, exsubdirector adjunto del FBI para operaciones de contrainteligencia, y el agente especial supervisor, Joe Pientka.

En su declaración de delito, Flynn también admitió haber mentido en los documentos de registro de grupo de presión extranjero para su ahora desaparecida consultoría, Flynn Intel Group. No se lo acusó por esto.

Después que Flynn contratara nuevos abogados el año pasado, empezó a retroceder y ahora está pidiendo a la corte federal que le permita retirar su declaración. Argumenta que sus exabogados le dieron un mal consejo y lo llevaron a admitir crímenes que no cometió.

Señaló que los abogados, de la firma Covington y Burling, tenían un conflicto de intereses porque fueron ellos los que prepararon el papeleo del grupo de presión extranjero y, por lo tanto, les convenía evitar la culpa y hacer que Flynn la asumiera en su lugar.

El portavoz de Covington respondió previamente diciendo que no puede comentar las acusaciones debido al privilegio abogado-cliente.

“No tenemos más comentarios en este momento”, dijo el portavoz en un correo electrónico posterior a The Epoch Times.

Cargo adicional

Los fiscales sugirieron en su presentación que pueden utilizar la información de Covington para tratar de acusar a Flynn de mentir en los documentos del grupo de presión extranjero si el tribunal le permite retirar su declaración.

Cualquier limitación que el tribunal ponga sobre cómo se puede utilizar la información entre abogado y cliente no debe “impedir que el gobierno procese al acusado por perjurio si cualquier información que haya proporcionado al abogado fuera prueba de perjurio en este procedimiento”, dijeron.

También le pidieron al juez “que se asegure y aclare que el abogado [Covington] puede tomar las medidas necesarias para reivindicar su reputación pública dirigiéndose y defendiéndose contra las afirmaciones del acusado de asistencia ineficaz de consejería”.

El año pasado, Flynn ya renunció parcialmente a su privilegio y entregó a los fiscales notas de las conversaciones que tuvo con Convington en preparación de los documentos del grupo de presión extranjero a principios de 2017, así como correos electrónicos entre ellos desde entonces.

Powell mostró a los fiscales algunas de las notas durante una charla del 27 de junio, exponiendo el caso de que Flynn era honesto con los abogados y dependía de ellos para completar los documentos de cabildeo correctamente.

Como tal, Flynn se negó a decir que firmó los papeles sabiendo que había mentiras en ellos.

Eso enfureció al fiscal principal, Brandon Van Grack, según las notas de la conferencia telefónica del 27 de junio (pdf).

“Sin [Flynn] intencionalmente/sabiendo [hiciera declaraciones falsas,] eso no hace esto un delito”, dijo Van Grack con una voz “muy acalorada”, según las notas.

Flynn alegó desde entonces que los fiscales intentaron tomar represalias contra él. Pidió a Sullivan que desestime el caso por mala conducta del gobierno y “en interés de la justicia”.

Actualización: El artículo fue actualizado con información de la orden del Juez Emmet Sullivan del 10 de febrero.

A continuación

Los negocios son una guerra

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS