Fiscales tienen expediente sobre investigador parlamentario en Reino Unido acusado de espiar para China

Por Lily Zhou
04 de Enero de 2024 3:45 PM Actualizado: 04 de Enero de 2024 3:45 PM

La policía ha entregado a los fiscales el expediente de dos presuntos espías, entre ellos un investigador parlamentario con buenas conexiones, según la Policía Metropolitana.

Los hombres de entre 20 y 30 años, que supuestamente espiaban para China, fueron arrestados en marzo del año pasado y puestos en libertad bajo fianza. El investigador ha negado anteriormente todas las acusaciones en su contra.

En una declaración a The Epoch Times, la Met dijo que se pasó un expediente a la Fiscalía de la Corona (CPS) británica.

La investigación sobre las acusaciones “está siendo llevada a cabo por agentes del Mando Antiterrorista de la Met, que es responsable de las investigaciones relacionadas con acusaciones de la Ley de Secretos Oficiales y delitos relacionados con el espionaje”, dijo un portavoz.

“Los agentes han estado en contacto con CPS en relación con esta investigación y ahora se les ha entregado un expediente para su consideración. Ambos hombres permanecen bajo fianza policial en este momento y las investigaciones continúan”.

Los hombres, que no han sido identificados oficialmente, fueron arrestados el 13 de marzo de 2023 por “sospecha de delitos previstos en la sección 1 de la Ley de Secretos Oficiales de 1911”, según la Met.

El hombre de unos 30 años fue arrestado en Oxfordshire, Reino Unido. El investigador parlamentario, de unos 20 años, fue detenido en Edimburgo.

Los agentes de policía también registraron las casas de ambos hombres, así como una dirección en Londres.

Inicialmente estuvieron en libertad bajo fianza hasta principios de octubre del año pasado, pero el período de fianza se amplió posteriormente hasta enero. La Met no confirmó si se ha extendido nuevamente.

La policía británica no suele nombrar a los sospechosos hasta que son acusados.

Se dice que el investigador parlamentario, supuestamente un ciudadano británico que era director de un influyente grupo político sobre China, tenía vínculos con altos parlamentarios conservadores con autorizaciones de seguridad de alto nivel, incluida Alicia Kearns, presidenta del Comité de Asuntos Exteriores, y su predecesor, Tom Tugendhat, antes de convertirse en ministro de Seguridad.

Después de que The Times de Londres revelara su arresto, el investigador emitió un comunicado a través de sus abogados diciendo que es “completamente inocente”.

Dijo que había pasado su carrera “tratando de educar a otros sobre el desafío y las amenazas que presenta el Partido Comunista Chino [PCCh]”.

Un portavoz del CPS le confirmó a The Epoch Times que había recibido un expediente y se negó a hacer más comentarios.

Amenaza del PCCh a la seguridad

Las acusaciones han profundizado las preocupaciones de seguridad en el Parlamento, lo que ha llevado a los parlamentarios a repetir los llamados para que el gobierno etiquete oficialmente al régimen chino como una “amenaza”.

Los llamados se producen en medio de una serie de advertencias de funcionarios gubernamentales y del MI5 sobre los ataques del PCCh contra los tomadores de decisiones británicos actuales o futuros.

En enero del año pasado, el MI5 alertó al Parlamento sobre una persona llamada Christine Ching Kui Lee, que había estado “involucrada a sabiendas en actividades de interferencia política” en nombre del Departamento de Trabajo del Frente Unido del PCCh.

La alerta decía que la Sra. Lee había estado facilitando donaciones financieras a partidos políticos y políticos del Reino Unido y que cualquier persona contactada por ella debería ser “consciente de su afiliación con el Estado chino y su búsqueda para promover la agenda del PCCh en la política del Reino Unido”.

Sin embargo, no se pudieron tomar medidas contra la Sra. Lee porque la ley en ese momento no prohibía ser un agente encubierto de una potencia extranjera, según el director general del MI5, Ken McCallum.

McCallum dijo más tarde que agentes chinos habían atacado al menos a 20,000 británicos en sitios web como LinkedIn en un intento de extraer información.

La Oficina del Gabinete dijo en septiembre que el régimen chino había estado tratando de “cazar a nacionales británicos y aliados en puestos clave y con conocimientos y experiencia sensibles, incluso del gobierno, el ejército, la industria y la sociedad en general”.

A principios de esta semana, Anthony Glees, un académico que se especializa en seguridad basada en inteligencia, también advirtió que los estudiantes e investigadores británicos desprevenidos que no creen que tienen información valiosa también pueden ser atacados por agentes chinos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.