Florida “nunca reconocerá una moneda digital centralizada”, dice la oficina de DeSantis

Por Katabella Roberts
12 de Abril de 2023 1:56 PM Actualizado: 12 de Abril de 2023 1:56 PM

Florida “nunca reconocerá una moneda digital centralizada” en el estado, dijo la oficina del gobernador Ron DeSantis el 11 de abril, un día después de que los legisladores estatales propusieran una legislación que prohíbe el uso de monedas digitales de bancos centrales (CBDC).

El secretario de prensa de DeSantis, Bryan Griffin, hizo los comentarios en un posteo en Twitter, donde indicó que las monedas CBDC sirven “fundamentales para el gran gobierno y las agendas globalistas”.

Griffin compartió una imagen junto a su posteo que afirma que “los burócratas de Biden están trabajando para transformar aún más el sector financiero en un arma” a través de dicha moneda digital que en última instancia serviría como “otra forma de aumentar la vigilancia y el control de los estadounidenses”.

Las monedas CBDC amenazan la privacidad personal, la libertad económica, las instituciones financieras comunitarias, la innovación fintech y el acceso a bienes y servicios al limitar las compras, añadió el secretario de prensa en el posteo.

La legislación presentada por los legisladores de Florida el 10 de abril prohibe específicamente el uso de las CBDC avaladas por el gobierno federal como dinero dentro del Código Comercial Uniforme de Florida, al tiempo que también prohíbe las monedas CBDC emitidas por reservas y bancos centrales de gobiernos extranjeros, incluido el yuan digital de China.

La Fed dice que “no ha tomado ninguna decisión” sobre las CBDC

El proyecto de ley 7049 (pdf), presentado por el representante republicano Wyman Duggan, define las monedas CBDC como “un medio de cambio digital o una unidad monetaria digital de una cuenta emitida por el Sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos, una agencia federal, un gobierno extranjero, un banco central extranjero o un sistema de reservas extranjero, que dichas entidades ponen directamente a disposición del consumidor”.

La legislación también revisa la definición del término “dinero” para referirse a un medio de cambio “actualmente autorizado o adoptado por un gobierno nacional o extranjero” según el Código Comercial Uniforme de Florida.

El término incluye una unidad monetaria de cuenta establecida por una organización intergubernamental o por acuerdo entre dos o más países, pero excluye explícitamente en la definición de Florida las monedas CBDC, prohibiendo de hecho su uso en el estado.

El proyecto de ley del Senado 7054 (pdf), presentado por el Comité de la Banca y Seguros, establece definiciones similares de las monedas CBDC y dinero, impidiendo que las monedas digitales de bancos centrales federales y extranjeros se utilicen en el estado.

Ambos proyectos de ley seguirían permitiendo en Florida el uso de criptomonedas como Bitcoin —que no son emitidas ni respaldadas por una entidad gubernamental y cuyas transacciones se realizan a través de una blockchain descentralizada.

Los comentarios del secretario de prensa de DeSantis se produjeron después de que la Reserva Federal dijera en Twitter el 10 de abril que “no había tomado ninguna decisión sobre la emisión de una moneda digital del banco central (CBDC)” y que no lo haría “sin un claro apoyo del Congreso y del poder ejecutivo, idealmente en forma de una ley de autorización específica”.

El banco central también señaló que una moneda CBDC no sustituiría al efectivo ni otras opciones de pago.

Republicanos comparten preocupaciones sobre las CBDC

En respuesta a la publicación, DeSantis dijo que “no es meramente ‘ideal’ que los grandes retos políticos reciban la autorización específica del Congreso”, sino que es un requisito constitucional.

“Las instituciones que no rinden cuentas no pueden imponer una moneda digital CBDC a los estadounidenses. Nos dirán que no se abusará de la moneda CBDC, pero somos lo bastante sabios para saberlo”, afirmó el republicano, de quien se espera que declare su candidatura a la presidencia.

Según el Bank Policy Institute, la Reserva Federal no tiene autoridad legal para emitir una moneda CBDC sin autorización del Congreso, y cualquier autoridad que tuviera tendría que recibir primero el visto bueno del Departamento del Tesoro.

En una declaración enviada por correo electrónico a The Epoch Times el mes pasado, un portavoz de la Reserva Federal dijo que el banco central no había tomado ninguna decisión sobre la creación de una moneda digital del banco central y que tal moneda se encuentra todavía en fase de investigación.

El portavoz también señaló un comunicado de prensa de enero de 2022 sobre un documento de debate que examina los pros y los contras de una posible moneda digital del banco central de EE. UU., en el que se señala que el documento “no favorece ningún resultado político”.

DeSantis no es la única figura de alto rango que plantea preocupaciones sobre las monedas digitales CBDC.

En marzo, el senador republicano Ted Cruz presentó una nueva legislación que prohíbe a la Reserva Federal lanzar una moneda CBDC “directa al consumidor” citando preocupaciones sobre su potencial para ser utilizado como una “herramienta de vigilancia financiera” por el gobierno federal.

Los senadores Mike Braun (R-Ind.) y Chuck Grassley (R-Iowa) son copatrocinadores de ese proyecto de ley.

Según el Atlantic Council, 11 países ya han implantado plenamente una moneda CBDC, entre ellos Bahamas, Jamaica, Nigeria y ocho países del Caribe Oriental, mientras que otros 18 están llevando a cabo programas piloto de monedas CBDC, entre ellos China, Rusia, Irán y Australia.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.