Flota china se acerca a Argentina en su ruta de “saqueo” de especies marinas

Por Débora Alatriste
04 de Diciembre de 2020
Actualizado: 04 de Diciembre de 2020

Un grupo de buques chinos pertenecientes a la enorme flota que ha estado en Sudamérica desde agosto, permanece cerca de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Argentina.

Un conjunto de al menos 27 barcos de bandera china se encuentran en la milla 201 del mar argentino, de las cuales 26 están en la milla 201 en el Océano Atlántico y uno se encuentra en la zona de las Islas Malvinas, según información recabada por Infobae el 4 de diciembre.

A estas se le unirían en las próximas semanas otros 10 barcos procedentes de Sudáfrica y las que navegan desde Chile por el Estrecho de Magallanes. Actualmente, dos barcos pesqueros chinos se encuentran del lado del Océano Pacífico, según las imágenes satelitales de la Prefectura Naval Argentina.

Gran parte de la flota original–de casi 400 barcos–que estuvo inicialmente en Ecuador desde julio, aún se mantiene pescando en aguas próximas a la ZEE de Perú.

(Prefectura Naval Argentina)
(Prefectura Naval Argentina)

Por otra parte, la armada de Chile informó este viernes que continúa monitoreando a la flota china, ya que 74 barcos se encuentran en el área de Responsabilidad de Búsqueda y Salvamento (SAR) asignada a Chile, pero fuera de la ZEE, señala en un comunicado.

“En concreto, 64 embarcaciones se encuentran frente a las costas de la región de Arica y Parinacota, 8 a la región de Tarapacá y 2 navegando a velocidad constante frente a la región del Biobío, rumbo al Estrecho de Magallanes. El barco más próximo a nuestro país se encuentra a 300 Millas Náuticas de Arica”.

De acuerdo con la armada, los barcos navegarán hasta la Boca Occidental del Estrecho de Magallanes, para hacer el cruce de Boca a Boca y dirigirse hacia el Océano Atlántico y seguir con sus actividades extractivas. La flota está compuesta por aproximadamente 410 naves de pesca y 14 de apoyo logístico, señaló el organismo.

La flota china se encuentra actualmente acechando los mares de Sudamérica, en lo que llaman “La Ruta del Calamar”. Los puntos de pesca de esta flota son principalmente frente a Ecuador, Perú, una pequeña parte de la costa de Chile y Argentina, donde buscan el calamar de alerta corta argentino y el “calamar gigante”, de acuerdo con Insight Crime.

Durante un mes, la flota se mantuvo frente a las Islas Galápagos donde los más de 300 buques “saquearon” calamares, lo cual representó el 99 por ciento de actividad pesquera en la reserva marina. Unos días después, invadió los alrededores de las costas de Perú. En ese momento, la embajada de Estados Unidos en Perú advirtió sobre la sobrepesca de esta flota y dijo que el país “no puede permitirse semejante pérdida”.

A inicios de octubre, parte de la flota ya se encontraba a 400 millas de la ZEE de Chile y se estimaba que llegaría al país en noviembre, de acuerdo con Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante (Directemar).

La enorme flota ha representado una preocupación para los países debido a reportes que señalan que esta participa en las mayores operaciones de pesca “ilegal, no declarada y no reglamentada” (INDNR) del mundo.

Estados Unidos ha advertido que China está ejerciendo cada vez más presión sobre las poblaciones de peces de todo el mundo debido a prácticas de pesca insostenibles. “El Partido Comunista Chino subvenciona la mayor flota pesquera del mundo y una de las mayores flotas de pesca en aguas distantes que operan en alta mar y en aguas de otros países”, señaló el Departamento de Estado.

China es “uno de los peores perpetradores del mundo de actos de INDNR, y no respeta las medidas internacionales de ordenación pesquera”, de acuerdo con el departamento, ya que los barcos chinos violan sistemáticamente los derechos de soberanía y la jurisdicción de otros estados costeros, pescan sin permiso y sobrepescan superando las cantidades establecidas en los derechos de explotación.

“Debido a los lamentables antecedentes [de la RPC] de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, transgresión de normas y degradación ambiental deliberada, se ha vuelto más importante que nunca que la comunidad internacional se mantenga unida en defensa del Estado de derecho e insista en un mayor compromiso con la conservación ambiental por parte de Beijing”, dijo Pompeo en Twitter el 2 de agosto.

Siga a Débora en Twitter: @DeboraAlatriste


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Barcos chinos en Chile: Pescadores de Chile en alerta por pesca masiva

TE RECOMENDAMOS