Flota pesquera china que estaba frente a las islas Galápagos se desplazó hacia Perú

Por Débora Alatriste
21 de Septiembre de 2020
Actualizado: 21 de Septiembre de 2020

Una enorme flota de cerca de 300 embarcaciones, principalmente chinas, que se encontraba frente a las Islas Galápagos se desplazó hacia el sur, a Perú, dijo a la agencia de noticias EFE el canciller de Ecuador Luis Gallegos.

De acuerdo con el canciller se encuentra “frente a Perú”, “en su mayoría hacia al norte de Perú” y ninguno de los barcos que la conforman ingresó en aguas ecuatorianas, afirmó, como sí sucedió en 2017.

En 2017, Ecuador incautó un barco chino en la reserva marina de las Islas Galápagos y llevó a juicio a su tripulación ya que transportaba 300 toneladas de especies prohibidas y en riesgo de extinción, en su mayoría tiburones.

Las autoridades han estado vigilando a la flota desde que en informe de la organización Oceana, publicado recientemente, afirmó que las embarcaciones que estaban frente a las Galápagos estaban llevando a cabo una pesca masiva de calamares. Estos animales son esenciales para varias especies que habitan en la reserva como los lobos marinos, tiburones martillo, atunes y marlines.

Las embarcaciones aparecieron desde julio, cuando la Armada Nacional de Ecuador reportó a través de un comunicado que cerca de 260 barcos extranjeros estaban operando frente a la costa de las islas Galápagos, justo fuera de la Zona Económica Exclusiva Insular (ZEEI), la cual se extiende a 370 kilómetros de las islas.

Sin embargo, el número de embarcaciones aumentó con el pasar de los días, luego de que el 7 de agosto la Marina de Ecuador constatara durante un patrullaje que en el área se encontraban un total de 340 embarcaciones.

Gráfico publicado por la Cancillería ecuatoriana. (@CancilleriaEc)

La doctora Marla Valentine, analista de pesca ilegal y transparencia de Oceana, afirmó que la pesca masiva de calamares de esta flota amenaza a las Islas Galápagos, las especies que solo habitan en esta región y a todos los que dependen de esta especie para su alimentación y sustento.

En los últimos años las flotas pesqueras chinas han representando entre el 50 y el 70 por ciento de los calamares capturados en alta mar, según una estimación del gobierno chino, reportó NBC NEWS.

El subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael G. Kozak, se pronunció sobre el informe de Oceana y criticó a las embarcaciones de China.

“[A] donde sea que esta flota vaya, [los] ecosistemas y [el] sustento peligran. China debe detener las prácticas pesqueras insostenibles, el incumplimiento de normas y la destrucción deliberada del medio ambiente”, escribió Kozak, señalando que EE. UU. está trabajando con asociados en la región para “proteger la pesca y los empleos que dependen de ella”.

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, alertó en un comunicado del 2 de agosto sobre las “prácticas pesqueras depredadoras de China” en las Galápagos.

Dijo que China “subvenciona la mayor flota pesquera comercial del mundo, que viola habitualmente los derechos soberanos y la jurisdicción de los Estados costeros”.

Las flotas pesqueras industriales chinas no solo plantean problemas ambientales en todo el mundo sino también representan una amenaza para los pescadores locales.

Según el Proyecto China África, las flotas chinas frente a las costas de África Occidental han creado una “grave crisis ambiental provocada por la sobrepesca que también pone en peligro a las comunidades costeras locales que dependen de estas aguas para su subsistencia”.

Los buques pesqueros chinos en el mar de China Meridional amenazan a especies como la almeja gigante, apreciada por su concha y considerada un artículo de lujo en China y en otros lugares.

En Ecuador, la basura dejada por la flota china estuvo apareciendo en las costas de las islas Galápagos, según la BBC.

Leones marinos descansan en un barco en la isla San Cristóbal el 16 de enero de 2019 en las Islas Galápagos, Ecuador. (Chris J Ratcliffe/Getty Images para Lumix)

China y Ecuador iniciaron desde hace un mes negociaciones para ampliar la etapa de moratoria de pesca de China, ya no desde septiembre sino desde junio, y establecer protocolos de abordaje e inspección.

“Nos interesa que se alejen de la zona y que dejen de pescar definitivamente y punto” dijo a EFE Carlos Larrea, embajador de Ecuador en China.

Asimismo explicó que la medida se debía a que aunque los barcos pesqueros chinos se encuentran generalmente fuera de la zona económica exclusiva, las especies migratorias se mueven ampliamente fuera de la zona “por lo que hay que llegar a acuerdos bilaterales”, dijo Larrea.

En su informe Oceana también señaló que las flotas chinas se ven implicadas habitualmente en violaciones relacionadas con la sobrepesca, la pesca de especies de tiburón en peligro de extinción, la intrusión ilegal en la jurisdicción, la concesión de licencias y documentación de capturas falsas y los trabajos forzados.

“La situación que se está desarrollando en las Galápagos debería plantear serias preguntas y preocupaciones sobre el impacto que la enorme flota pesquera de China está teniendo en los océanos que navega”, afirmó la Dra. Valentine.

Con información de EFE y de la reportera Pachi Valencia.

A continuación

3 formas en las que el régimen comunista chino podría destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS