Ford Bronco, el renacer de una estrella

Por Roger Rivero
06 de Abril de 2021
Actualizado: 06 de Abril de 2021

Al resurgir luego de veinticinco años de ausencia, el Ford Bronco se ha convertido en una especie de iPhone. Su retorno ha desatado toda clase de reacciones mediáticas, y los fanáticos del desaparecido Bronco no escondieron su alborozo al ver el video de más de diez minutos donde Ford les mostraba el carismático SUV.

La historia del Ford Bronco data del 1965 y aunque es larga de contar, bien vale la pena dedicarle unas cuantas líneas.

Resulta que este fue el primer vehículo que cargó el bautismo de SUV o “sport utility vehicle” que en español simplemente llamamos utilitario o todoterreno. A pesar de que le antecedieron el Jeep y el Scout 80, fabricado este último en 1961 por International, una compañía que se dedicaba a manufacturar tractores, fue el Ford Bronco el primero en llevar la denominación de SUV.

Ford tanteó a dueños de Jeep y Scouts para saber qué les fastidiaba de sus autos, y aplicó lo aprendido al Ford Bronco, que se convirtió en un éxito instantáneo de ventas. Por primera vez los amantes de aventuras fuera de la carretera contaban con un automóvil que no solo era capaz, sino que al mismo tiempo era más cómodo y menos ruidoso que sus antecesores, lo que lo hacía práctico también en la ciudad.

Los años de gloria del Ford Bronco eclipsaron por dos factores principales, aunque algunos consideran que fueron tres. El incremento en el precio de los carburantes y la crisis de volcaduras del Bronco II develada en el 1983, que costó a Ford millones en demandas, las dos principales. Algunos consideran que “el último clavo en el ataúd” fue el tristemente célebre O.J. Simpson, quien en junio de 1994 protagonizó una larga persecución policial en California que fue seguida en vivo por casi cien millones de personas.

El Bronco de Simpson se vendió por $75,000 dólares (nada mal para un auto que no valdría ni $2,000) pero el destino del Bronco como auto estaba pactado. El último Ford Bronco salió de la línea de ensamblaje de Wayne, Michigan, el 12 de junio de 1996.

Ford desde hace algunos años había prometido el regreso del Bronco en varias ocasiones. Tantas que no las enumeramos, pero así crearon una expectativa poco antes vista previa el debut de un nuevo modelo.

Nosotros hemos probado el Bronco Sport Outer Banks 4X4, miembro de un sexteto de SUV (algunos no disponibles aún) si descontamos el First Edition o Primera edición, que tendrá una producción limitada de 2,000 unidades y las reservaciones están agotadas.

Si me pidieran resumir en un par de líneas que pienso del 2021 Ford Bronco Sport Outer Banks resumiría así: Ford acertó en su intento de crear un SUV capaz, que se ve, siente y funciona como tal. Un rotundo acierto.

Visualmente y sobre todo mirado desde el lateral y la parte trasera, pide prestado al Jeep Renegade (con quien parece competir) y al frente toma algo del Range Rover, pero en conjunto, mantiene lealtad al Bronco de antaño. Su compostura rechoncha no carece de atractivo.

En el interior del Bronco Sport Outer Banks se equilibra acertadamente la robustez imprescindible con la comodidad necesaria. El SUV trae alfombras de goma que también cubren la zona de carga y el espaldar del asiento trasero, para evitar daños y facilitar la limpieza. Hay muchos pequeños espacios de almacenamiento para mantener los artículos en posición cuando las cosas se ponen difíciles en el camino, incluyendo bolsillos con cremalleras en los respaldos de los asientos delanteros para conservar objetos de valor o electrónicos resguardados.

A pesar del aparente escaso tamaño, tenga a bien saber que los diseñadores planearon espacio suficiente para llevar una bicicleta montañesa en el interior, donde también hay una toma de corriente de 110 voltios y un destapador de botellas para cuando asalten las ganas de refrescar con una cerveza.

El tablero es poco profundo, lo que deja espacio para que la cabina se note amplia. El sistema de información y entretenimiento SYNC 3 con pantalla de ocho pulgadas viene con Apple CarPlay y Android Auto de serie. Extrañamos aquí la nueva versión del sistema, SYNC 4.

El tablero es lógico e intuitivo, con controles prácticamente donde esperaría encontrarlos. Las perillas giratorias del audio y temperatura eliminan cualquier necesidad de buscar y pinchar en la pantalla táctil. Los sistemas de seguridad presentes de forma estándar son amplios e incluyen el monitoreo de punto ciego, frenado automático de emergencia con detección de peatones, alerta de salida del carril con asistencia para mantenerse en este y luces altas automáticas. Nada mal.

Sensores de estacionamiento, control de crucero adaptativo, navegación integrada con reconocimiento de señales de tráfico y una cámara de video delantera se pueden agregar por un precio adicional.

Los entusiastas del todoterreno de la vieja escuela se resistirán a la idea de un motor de tres cilindros. Yo también, pero prefiero no asociarme con nada que lleve el rotulo “viejo”. Ciertamente albergaba dudas sobre el rendimiento de este pequeño motor de 181 caballos. Los viajes iniciales dentro de la ciudad me demostraron que el EcoBoost de 1.5 litros turbo alimentado de Ford está lleno de vida.

Decidido a evidenciar que un motor tan escaso de cilindros no estaría a la altura de colinas empinadas o lugares problemáticos en la ruta, me adentré en el Tillamook State Forest al oeste de la ciudad de Portland. La huella de terreno del Bronco Sport es compacta y su capacidad absoluta lo convierten en un vehículo ágil y competente sin llegar a los extremos. Los entusiastas incondicionales que intenten llevarlo a los extremos encontrarán limitaciones. El Rubicon Trail quizá esté fuera de la elección (habrá que esperar por el Bronco más grande) pero los que buscan aventuras en lugares de senderismo, orillas del río o pistas de esquí apartadas serán recompensados.

El motor de cuatro cilindros de 2.0 litros turbo alimentado opcional ofrece 245 caballos de potencia, lo que lo convierte en la elección más atlética para aquellos que se enfrentan a senderos más accidentados.

Todos los Bronco Sport vienen con tracción en las cuatro ruedas de serie. El motor más pequeño utiliza un sistema de tracción total convencional que divide la potencia entre la parte delantera y trasera, aunque es impulsado en gran parte por las ruedas delanteras mientras transite en la carretera. Además de los tres modos de manejo relativamente estándar (Normal, Eco y Sport) este sistema AWD ofrece los modos Slippery y Sand.

Los equipados con el motor más potente tienen un sistema 4WD estándar más capaz, que incluye un diferencial trasero de doble embrague para dirigir todo el torque trasero a una rueda u otra. También tiene una suspensión reforzada y más distancia al suelo. Ese sistema agrega dos modos adicionales de terreno, Mud / Ruts, para pistas y campos húmedos y resbaladizos, y Rock Crawl, para una verdadera aventura todoterreno.

Con el motor estándar de tres cilindros la economía de combustible es apreciable. 25 millas por galón (mpg) en la ciudad y 28 en la autopista, que serían 10.6 o 11.90 kilómetros por litro de carburante. Merma el consumo a 21/26 mpg o 8.9/11.5 km/L con el motor más grande.

El Bronco Base comienza por debajo de los US $30,000 dólares, $26,820 para ser exactos. En el otro extremo encontramos al Bronco Sport Badlands que tiene un precio inicial de $ 32,660 y tiene un motor turbo alimentado de cuatro cilindros de 250 caballos. Esta versión incluye todas las características necesarias para aventuras todoterreno más serias. Por el 2021 Bronco Sport First Edition pagarán $38,160 los dos mil fanáticos que hicieron reservación.

El Ford Bronco Sport 2021 es la última incorporación a la familia de SUV compactos, pero a diferencia de rivales como el Toyota RAV4, Nissan Rogue, Chevrolet Trailblazer o Subaru Crosstrek, el Bronco Sport tiene un toque todoterreno genuino y combina esa capacidad con un manejo compuesto en la carretera. Está más en la liga de los Jeep Renegade o Cherokee o Subaru Forester y allí compite bien.

Ford ha resucitado a unas de sus cartas de triunfo, el Ford Bronco, y le ha dedicado tiempo y recursos para entregarnos un auto al que poco hay que criticarle.

Es genuinamente divertido, muy bien ejecutado y con el encanto de un producto terminado al que, a ojos vista, le prestaron la atención necesaria para convertirlo en un ganador.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS