Foto de gorila huérfana aferrada a su cuidador como si fuera su madre conmueve al mundo

Por Romina Garcia
29 de Octubre de 2020
Actualizado: 08 de Noviembre de 2020

La imagen de un guardaparques cargando a una gorila huérfana en la espalda, como si fuera su madre, en el Parque Nacional de Virunga, en la Republica Democrática del Congo, cautivo a los usuarios de las redes sociales.

El guardaparques del santuario para gorilas, Andre Bauma, cargaba en su espalda a una de sus gorilas rescatada, llamada Ndakasi.

La imagen fue capturada por el fotógrafo Michael Christopher Brown y fue compartida a través de la cuenta de Instagram de National Geographic.

Ndakasi es una gorila huérfana que fue encontrada por Bauma en junio de 2007, aferrada a su madre asesinada. La pequeña gorila solo tenía 2 meses, estaba deshidratada y asustada.

(John Moore/Getty Images)

Bauma fue el encargado de mantenerla con vida. Esa noche, en medio de una lluvia torrencial, el guardaparques abrazo a Ndakasi contra su pecho desnudo para mantenerla abrigada y consolarla. Finalmente, logró que se recuperara y la pequeña gorila ahora es toda una adolescente feliz y bulliciosa, según la página del Parque Nacional de Virunga.

Ndakasi es una gorila extremadamente inteligente a la que le encanta jugar. Tiene una fascinación por todo lo humano y, a veces, cree que ella también lo es”, dijo Bauma, según la página del santuario.

(John Moore/Getty Images)

“Siempre que me ve, se sube a mi espalda como lo haría con su madre”, dijo Bauma. “Pero ella es una chica grande y fuerte y no soy capaz de jugar con ella como lo hacía antes. Cuando se sube a mi espalda, cada vez me preocupa que me vaya a hacer daño, de hecho, al final del día tengo un verdadero dolor de espalda” dijo Bauma a la BBC.

El Parque Nacional Virunga es el único que alberga a gorilas huérfanos de la montaña. En dicho parque se encuentra “1/3 de los gorilas de montaña salvajes del mundo, más de mil especies de mamíferos, aves, reptiles y anfibios”, brindándoles la protección y el cuidado que necesitan, en especial a los gorilas huérfanos. Además, proporcionan un espacio protegido a más de cuatro millones de personas afectadas por los conflictos armados, de acuerdo a la página del parque.

El santuario de Virunga fue designado por la UNESCO como Patrimonio Mundial en 1979. Recientemente ocupó los titulares cuando “12 de sus guardaparques fueron asesinados mientras protegían a personas y animales en el parque, de los cazadores furtivos, las milicias y otros que buscaban aprovechar los recursos del parque”, dice su sitio web.

(PHIL MOORE/AFP via Getty Images)

El parque tiene un papel fundamental en la rehabilitación y el cuidado de los gorilas huérfanos. Cada gorila abandonado o separado de sus familias, fue atendido por el equipo de expertos, formando un vínculo especial entre los gorilas huérfanos y los cuidadores.

Los guardaparques se comunican con los gorilas mediante una combinación de gestos y sonidos. “Por ejemplo, está la llamada que se acerca para decirles: ‘Aquí estoy, voy, voy a estar a tu lado, no hay problema, todo está bien'”, dijo Bauma a la BBC. Esto suena como un largo y débil gruñido. “También puedo prohibirles algo”, agregó.

“Puedo decirles: ‘Esto no es bueno, no debes hacer esto'”. Esa orden suena como una serie de ash cortos.

Bauma y su equipo hacen un admirable trabajo cuidando a esto increíbles gorilas.

“Cada gorila es crucial porque es una especie en peligro de extinción, así que tuvimos que cuidarlos, los adoptamos”, dijo Bauma.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS