Fracaso en negociaciones de rehenes apunta a que Hamás abusa de las mujeres, dice funcionario de EE.UU.

Por Stephen Katte
05 de Diciembre de 2023 11:19 AM Actualizado: 05 de Diciembre de 2023 11:19 AM

Un funcionario estadounidense especuló con la posibilidad de que Hamás se niegue a liberar a más rehenes, concretamente mujeres, por temor a que puedan revelar el mal trato y otras atrocidades que les inflige la organización terrorista.

En una rueda de prensa diaria del Departamento de Estado de Estados Unidos, celebrada el 4 de diciembre, el portavoz Matthew Miller afirmó que la administración Biden no tenía motivos para dudar de los informes sobre presuntos actos de violencia sexual y violaciones contra rehenes femeninas perpetuados por Hamás. Sin embargo, señaló que una de las principales razones por las que la Casa Blanca todavía no había hecho una declaración firme condenando las acciones era porque todavía no habían verificado de forma independiente algunos de los informes.

El Sr. Miller especuló durante la sesión informativa que una de las causas de que las recientes negociaciones de alto el fuego acabaran fracasando se debía a que Hamás “no quiere que esas mujeres puedan hablar de lo que les ocurrió durante el tiempo que estuvieron detenidas”.

“Ciertamente, hay muy poco que pondría más allá de Hamás en lo que respecta a su trato a los civiles y, en particular, a su trato a las mujeres”, añadió el portavoz.

También reveló que “varias personas” comparten la misma creencia. Sin embargo, el Sr. Miller luego corrigió las declaraciones anteriores que hizo en la sesión informativa, cuando calificó los informes de violencia sexual contra las rehenes como hechos.

“No diré los hechos, porque no lo sé con certeza. Pero ciertamente, una de las razones por las que varias personas creen que se negaron a liberarlas es que no querían que la gente escuchara lo que esas mujeres tendría que decir públicamente”, afirmó el Sr. Miller.

La guerra de Israel con Hamás se reanudó el 1 de diciembre después de que terminara una tregua de una semana. Israel acordó liberar a 240 prisioneros palestinos, mientras Hamás liberó a más de 100 rehenes durante este tiempo. Se estima que al menos otros 100 rehenes israelíes permanecen cautivos por el grupo terrorista. Se desconoce su estado.

Los funcionarios estadounidenses e israelíes culpan a Hamás por el fracaso de la tregua. Ellos acusaron a Hamás de no presentar una lista de mujeres y niños adicionales para su liberación. Hamás culpa a Israel por el fin de la tregua, afirmando que no liberarán más rehenes hasta que terminen los combates.

La “pausa humanitaria” se negoció en términos muy claros, incluyendo que “los niños y las mujeres serían la primera prioridad en ser liberados”, un acuerdo que, según el Sr. Miller, Hamás violó casi de inmediato.

También indicó que después de que terminó la tregua, Hamás continuó reteniendo a mujeres que “deberían haber sido las siguientes en ser liberadas”, y cuando llegó el momento de cumplir con el acuerdo, Hamás “se negó a liberarlas”.

“Ellos rompieron el trato, inventaron excusas. En última instancia, no creo que ninguna de esas excusas fuera creíble y no debería entrar en ninguna de ellas aquí”, añadió el funcionario.

Las autoridades israelíes continúan investigando y recopilando pruebas de que Hamás está cometiendo violencia sexual como herramienta de guerra (incluidas violaciones y otras atrocidades graves), dirigida principalmente a mujeres israelíes como parte del ataque del grupo contra Israel.

Según la resolución 1820 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada en 2008, “la violación y otras formas de violencia sexual pueden constituir crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.